Como buenos Yoldies bien vividos, nuestros articulistas filosofan sobre la vida y nos ofrecen sus aportaciones para exprimir la nuestra lo máximo y mejor posible.

¿Por qué GENTE YOLD?
Suscríbete a YOLD

Crónicas carpetovetónicas, por Florentino Areneros

2017: el año que viviremos peligrosamente

 

feliz-2017
Florentino Areneros
31 diciembre, 2016

 Número de Comentarios (0)

Con Mariano en su escalera perpetua, que no sabemos si sube, si baja; con el elenco de Podemos en pleno Juego de Tronos y con Pedro Sánchez haciendo de Easy Rider por las carreteras españolas, lo único que nuestro cronista Florentino Areneros se atreve a pronosticar con auténtica solvencia es que Jordi Hurtado continuará presentando “Saber y Ganar”.

Dejamos atrás un bisiesto 2016 cargado de sorpresas: los partidarios del Brexit ganaron el referéndum en Reino Unido contra todo pronóstico, la selección de Portugal liderada por Ronaldo ganó la Eurocopa cuando nadie daba un duro por ella, en Estados Unidos solamente pensar que un personaje como Donald Trump pudiera ganar las elecciones causaba “Hillarydad”, a algunos se les desencajaba la mandíbula cuando se les mencionaba tal posibilidad. En España no íbamos a ser menos y Mariano Rajoy sigue en la Moncloa. Tras los resultados de las elecciones de diciembre de 2015 todo parecía indicar que al Partido Popular le pasarían factura sus casos de corrupción y sus cuatro años de durísimos recortes, algunos empezaron a afilar los cuchillos, especialmente alguna; todo parecía indicar que Rajoy iba a ser “defaesnestrado” por los suyos, pero al final la ineficacia de la oposición, la torpeza de unos, la soberbia de otros o ambas a la vez, las puñaladas de los amigos y otras circunstancias intrínsecamente carpetovetónicas tan habituales de nuestra clase política impidieron formar un bloque alternativo al PP. Y ahí sigue Mariano en su escalera, no sabemos si subiendo o bajando como buen gallego, mientras los partidos de la oposición en mayor o menor medida se siguen apuñalando entre ellos y moviéndose las sillas unos a otros: un espectáculo que la mayoría de los todólogos patrios situaban en Génova a principios de año, pero que en su final se ha trasladado a la sede de otras formaciones, con especial virulencia en la calle Ferraz.

Este año que comienza se muestra también abierto a las sorpresas, a muchas sorpresas e imprevistos. No nos atrevemos a ejercer de Sandro Rey, ni queremos hacer sombra a nuestros admirados y nunca bien ponderados todólogos que copan las tertulias de todo buen medio de comunicación que se precie, quienes nos iluminarán sobre lo que habrá de acontecer en el futuro de España y del mundo; pero estamos obligados a aportar algunas previsiones sobre lo que nos puede acontecer. De entrada, el panorama es incierto: solamente nos atrevemos a pronosticar dos hechos que se han de producir en este 2017 que comienza: Jordi Hurtado continuará presentando “Saber y Ganar“, y el camaleónico Antonio Hernando seguirá de portavoz, si bien no sabemos si será del PSOE o se pasará a Ciudadanos, al Grupo Mixto o incluso al PP. Hasta es capaz de dejarse coleta y hacerse un piercing. Nos va a costar más desprendernos de este personaje que a Carmena de la deuda de Gallardón, no conozco a nadie que se agarre con tal pasión a un sillón.

6Jordi sí seguirá con nosotros

Comienza el año fuerte en lo internacional con la inminente proclamación de Donald Trump como Presidente de los Estados Unidos de América. Ni los más temerarios “todólogos” se atreven a pronosticar qué va a pasar, este hombre pegado a un pelucón es una caja de sorpresas o de bombas, pero nos inclinamos a pensar que ya se encargarán los poderes fácticos, que se dice, de calmarle. Aunque, con alguien que pone como Secretario de Defensa del país con la mayor maquinaria militar del planeta a un tipo apodado “perro rabioso”, nos podemos esperar cualquier cosa. En Europa la situación no pinta mucho mejor: por un lado tenemos a los británicos con el Brexit, que tanto nos recuerdan a Mariano en su escalera, no sabemos si se van o no se van, ni cuándo, ni cómo. Luego tenemos elecciones presidenciales en Francia, con una Marie Le Pen desbocada, incluso en las encuestas (confiemos en que, aunque sea en la segunda vuelta, se quede fuera del Elíseo). En Alemania estamos en una situación similar, donde la hegemonía de Merkel parece peligrar, para desesperación de algunos, entre ellos nuestro Mariano, uno de sus más rendidos admiradores.

rajoyEn su escalera, no se sabe si Mariano sube o baja

 

Un congreso con espinas
En España también pronosticamos un año movidito. El PP parece controlar la situación de la mano de Rajoy, el hombre que ha conseguido hacer de la figura taurina de Don Tancredo todo un arte, elevándolo a la categoría digital del plasma. Desde una cómoda posición en su escalón, Mariano controla lo que ocurre en su partido y en la política nacional, él marca los tiempos desde su escalera, aunque nadie sabe si sube, si baja o si está subiendo de espaldas. Rajoy tiene en su mano el adelantar las elecciones, lo que produce pánico en el resto de partidos, sobre todo en un descabezado PSOE y en un amortizado Ciudadanos. En febrero tiene programado el PP su congreso, donde Rajoy será nuevamente aclamado como presidente del partido. Todo parecía encarrilado hasta que apareció el Jarrón Chino, o mejor dicho desapareció. Hace unos días José María Aznar anunciaba que dejaba el cargo de presidente honorario, todo un torpedo en la línea de flotación de Mariano, que en esos días andaba de tourné en las Naciones Unidas. Queda por ver cómo reacciona la vieja guardia, los camisas viejas del aznarismo; en especial, queda por ver qué hará la eterna candidata en la sombra, Esperanza Aguirre con su fino olfato cazatalentos; si se postulará como alternativa, o preferirá seguir ejerciendo de azote de perroflautas en el consistorio madrileño y de bolardo en la Gran Vía, esperando una oportunidad futura.

5Esperanza, haciendo méritos televisivos

 

Nos queda, asimismo, la duda de qué hará José Mari “El Ausente” y sus seguidores: si se limitará a seguir haciendo caja como hasta ahora con sus múltiples quehaceres empresariales, apareciendo de vez en cuando para dar una patadita en salva sea la parte a Mariano, o si se decide a dar el salto y lanzar a sus acólitos a la batalla. Nosotros apostamos por Mariano y su escalera: este hombre es como un corcho, supera todas las tempestades, incluido el imprevisible huracán abdominal de Aznar, pero no hay que olvidar que José Mari lleva tantas vueltas en las puertas giratorias que parece haber perdido el norte y es capaz de cualquier cosa.

A leches en los cuarteles de la izquierda
Por su parte, los de Podemos se han montado su particular Juego de Tronos, y andan a leches entre familias y clanes. No se sabe quiénes son los buenos y los malos. Los Stark, los Lannister y otros están mezclados y confundidos, el único que parece tener un papel definido es Echenique que ejercería de una especie de Tyrion Lannister dentro del grupo. Por de pronto y para dar tormento han puesto su congreso, el Vistalegre 2.0, el mismo fin de semana que los del PP, que ya es ganas de fastidiar (anda que no hay fines de semana digo yo); pero no, han tenido que elegir el mismo fin de semana, como las cadenas de televisión que se “contraprograman”, ya veremos quién obtiene más share.

4Ansiosos esperamos Vistalegre 2.0, nuevo capítulo de Juego de Tronos

 

No esperamos grandes cambios en la cúpula de Podemos, nadie discute la hegemonía del Gran Timonel Iglesias al mando de la nave, lo único que queda por determinar es el poder que ejercerá su guardia pretoriana, y los aduladores de estómago agradecido, que aquí también los hay,  y el contrapeso que podrán ejercer otras corrientes como los seguidores del bueno de Íñigo Errejón y los denominados anticapitalistas. También queda la duda de si Carmena acabará responsabilizándose de la mayoría de las concejalías ante la torpeza de algunos de los miembros de su equipo. Seguro que si se presenta a las próximas elecciones Doña Manuela exige poder elegir a sus colaboradores. Lo que sí nos atrevemos a adelantar es una mayor presencia de esa especie de Pepito Grillo o Rasputín que es Juan Carlos Monedero, y no descartamos que si se repiten elecciones figure en las listas, una vez amortizado ante la opinión pública lo de los dólares venezolanos.

Quienes lo están pasando muy mal son los de Izquierda Unida, o los que quedan en ella. Atrapados en el abrazo del oso por Podemos han perdido autonomía y capacidad de decisión. Además están maniatados por una deuda inabarcable, tanto que hasta nos parece reconocer (aunque no sea él) al bueno de Alberto Garzón disfrazado de una especie de Billie Holiday en los anuncios de Creditea para recaudar fondos (“¡Creditea, que fortuna la mía, hasta tres mil euritos…!”).

 

En cuanto a Ciudadanos poco que contar, se les está yendo la fuerza como a la gaseosa. Los que proclamaban que se trataba del partido del IBEX 35 creado para recoger la sangría de votos del PP tras sus escándalos, ahora sacan pecho y afirman: “ya lo decía yo”. A medida que el PP recupera, Ciudadanos se desinfla, su última maniobra ha sido abandonar la “socialdemocracia” (no sé a quién pretendían engañar) y definirse como liberales progresistas: un oxímoron en toda regla. Si se convocan nuevas elecciones y no se modifica la Ley Electoral para el reparto de escaños, las chicas y chicos de Rivera, estupendas ellas y ellos, lo van a pasar mal.

3Pedro Sánchez, cual Easy Rider (foto Facebook Pedro Sánchez Castejón)

Pero quien peor lo tiene es el PSOE, mientras Pedro Sánchez sigue protagonizando su particular Easy Rider por las carreteras españolas (corren rumores que ha acumulado tantas multas que solo le quedan tres puntos en el carné), en la capital de la taifa andalusí se ultiman los preparativos para que la sultana Susana Díaz, conocida popularmente por “La Felipona”, se postule como candidata a la Secretaría General del partido y como candidata a la presidencia del Gobierno con su socialismo de faralaes y tonadilla. Cuenta con el apoyo de los sultanes de otras taifas importantes.

2Susana, efecto Cruzcampo

Va a haber batalla y gorda, las bases no está de acuerdo con la Gestora, la Gestora lo sabe, y pasa olímpicamente de las bases y de primarias. La incertidumbre acecha a muchos cargos que llevan toda la vida en lo mismo y puede que se tengan que poner a buscar un empleo, pero no están dispuestos a perder sus privilegios, van a volar las navajas y las sillas, ni siquiera Antonio “Camaleón” Hernando tiene asegurado un sillón. Puede que Díaz tampoco sea la solución, le puede pasar lo que a la Cruzcampo, que no sabe igual fuera de Andalucía, pese al incondicional apoyo del omnipresente Felipe González que se lleva yendo desde 1996 pero no acaba de consumar su marcha, y de Zapatero que pasaba por allí un día que había mitin. Veremos cómo se desarrollan los acontecimientos, pero si se anticipan las elecciones y no hay una cabeza visible para optar a la presidencia, el desastre puede ser de dimensiones bíblicas. Un buen candidato podría ser Iceta, cae simpático, tiene un discurso fresco y si las cosas se ponen mal le pinchas a los Queen y ya está el lío montado.

Y para finalizar está el asunto catalán. Me parece bien que se hable del derecho a decidir, de independencias y de lo que quieran, pero quizá no estaría de más que en 2017 se decidan a hablar del día después, de qué pasaría si finalmente optan por marcharse. Sorprendentemente nadie habla de ello y hay muchas preguntas por responder: ¿seguirá Cataluña formando parte de la UE?, ¿quién pagará sus pensiones?, ¿se quedarán con la parte de la deuda que les corresponde?, ¿tendrán moneda propia, en vez de la “rubia”, la “moreneta”?, ¿permanecerán Gas Natural, Caixabank, Planeta y otras muchas empresas en Cataluña?, ¿seguirán el resto de españoles comprando Espetec Tarradellas o se pasarán a Campofrío? (que también tenemos nuestro corazoncito). Estas y otras muchas preguntas necesitarían respuestas antes de tomar una decisión de esa trascendencia, pero por ahora el debate se limita al “si puedo o no puedo”, de ahí no salen, pero nadie habla de qué consecuencias tendría esa decisión. A Puigdemont se le puede caer el pelo, o lo que sea que lleve encima de la cabeza.

1Nos preocupa la cabellera de Puigdemont…

Pero en realidad todo esto no es lo que más nos preocupa a muchos españoles, a mí lo que me gustaría saber es si el Real Madrid va a ganar de una puñetera vez la liga, que ya está bien. Sin olvidar el clamor popular que pide que España tenga un papel digno en Eurovisión, no puede ser que llevemos décadas sin comernos un colín, aquí sí que se tendría que mojar Mariano; en vez de discutir tanto de déficit y otras menudencias en Bruselas tendría que mover lo de Eurovisión, no podemos seguir haciendo el ridículo durante más años.

Feliz Año.

 

Florentino Areneros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR