Mundo Yold. Te contamos lo que no sabías sobre la vida de la pintora mexicana

Frida Kahlo: romances secretos, sufrimiento y mucho talento

Carmen Matas
7 julio, 2018

 Número de Comentarios (0)

Como casi todos sabemos, la vida de la magnífica artista Frida Kahlo no estuvo exenta de contratiempos, problemas de salud y mucho sufrimiento. Pero ello no le privó de disfrutar de todo tipo de romances. En el mes del aniversario de su muerte, en Gente Yold te contamos lo que no sabías de esta grandiosa artista.

Magdalena Carmen Frida Kahlo Calderón, más conocida como Frida Kahlo, nació en Coyoacán (Ciudad de México) el 6 de julio de 1907, hija de un fotógrafo de origen alemán y una mexicana. Y aquí viene la primera de las peculiaridades de la vida de Frida, porque ella misma quiso cambiar su fecha de nacimiento al 7 de julio de 1910, fecha en la que comenzó la revolución mexicana. Kahlo era una férrea amante de su país y deseaba que su “nacimiento” coincidiera con el de su México moderno.

Frida es un referente de fortaleza y resiliencia, además de artista de talento comprometida con su tiempo

Frida Kahlo fue una mujer que marcó su paso en la historia, no sin que la vida le marcase a ella en multitud de ocasiones. Símbolo de la lucha femenina y de la resiliencia, siempre supo mostrar fortaleza ante los infortunios y se ha convertido en una de las artistas más inspiradoras, reconocidas y admiradas del último siglo.

Nunca pensé en la pintura hasta que tuve que guardar cama a causa de un accidente automovilístico.

Hoy se posiciona como una de las pintoras más reconocidas de Latinoamérica, pero tan relevante es su obra como el hecho de haberla desarrollado a pesar de una vida cargada de problemas de salud y desequilibrios emocionales.

La pequeña Frida en 1919

Sin duda, la belleza y tristeza implícita de sus cuadros muestran la magistral capacidad de la artista mexicana para plasmar en su obra los sentimientos de lo vivido. Además, Kahlo fue una gran luchadora social y activista, ejemplo de mujer libre y sin prejuicios, lo que la convierten hoy en uno de los símbolos de la lucha por excelencia del siglo XXI: el feminismo.

En 1954, durante una protesta contra la intervención de Estados Unidos en Guatemala

Si no sabes demasiado sobre ella, en Gente Yold desvelamos hoy algunos detalles de su vida y obra que te acercarán más a la artista.

Ella quería ser médico
Nunca pensé en la pintura hasta que tuve que guardar cama a causa de un accidente automovilístico. Me aburría muchísimo allí, en la cama, con una escayola de yeso y por eso decidí hacer algo”, dijo la misma Frida Kahlo en un momento de su vida. Y así es, porque de niña, nunca mostró ningún tipo de interés en las artes plásticas de la escuela y siendo adolescente no paraba de repetir que su sueño era convertirse en doctora.

Autorretrato con Thor

Pero un terrible accidente cambió por completo el destino de la que se convertiría en artista de referencia internacional. En septiembre de 1925, con tan solo 18 años, sufrió un grave accidente que pudo costarle la vida: el autobús escolar en el que regresaba a su casa fue arrollado por un tranvía y quedó completamente destruido.

 

La tierna mirada de la resistente Frida

Las consecuencias en el cuerpo de Frida fueron terribles: su columna vertebral se fracturó en tres partes y su pierna derecha en once; se fracturó la clavícula, dos costillas y se dislocó un pie y un hombro. Por si fuera poco, uno de los pasamanos del vehículo le atravesó la cadera hasta salir por la vagina. Pasó tres meses en el hospital, con su cuerpo enyesado por completo. Para ella, la peor consecuencia de aquel fatídico accidente sería la imposibilidad que acarreó para poder convertirse en madre.

Frida Kahlo en su cuarto del Hospital Inglés pinta ‘Retrato de la familia de Frida’

Como ni siquiera el sufrimiento es en vano, Frida convirtió las largas jornadas de ingreso hospitalario en una oportunidad para dejar volar su imaginación y profundizar en las técnicas artísticas que tiempo más tarde la convertirían en una de las artistas de referencia del siglo XX. Con su desarrollo como pintora comenzó también a frecuentar los ambientes artísticos y de la izquierda mexicana, en los que conoció al famoso pintor Diego Rivera, veinte años mayor que ella. Se casaron en 1929 y tuvieron una tempestuosa y apasionada relación, cargada de altibajos. La propia Frida llegó a decir: “Yo sufrí dos accidentes graves en mi vida, uno en el que un autobús me tumbó al suelo, el otro es Diego. Diego fue de lejos el peor”.

Con Diego Rivera

Marcada por el dolor
Este horrible accidente no fue ni el primero ni el último que hizo sufrir a la artista. Con tan solo 6 años contrajo poliomielitis, que le obligó a estar nueve meses en cama, dejándole la pierna derecha mucho más delgada que la izquierda y una malformación en un pie. Éste era el motivo por el que le artista siempre lucía faldas y vestidos hasta los tobillos.

Me retrato a mí misma porque paso mucho tiempo sola y porque soy el motivo que mejor conozco.

Tras ambas convalecencias, Frida nunca pudo llegar a sentirse bien del todo y los dolores la acompañaron durante toda su vida. En sus últimos años tuvo un grave problema de circulación en la pierna derecha que le obligó a estar internada todo un año, para que finalmente, en 1953, le acabaran amputando la pierna debido a la gangrena. Esto la sumió en una depresión que la llevó a intentar suicidarse dos veces. Finalmente, falleció el 13 de julio de 1954 en su Coyoacán natal y fue incinerada, tal y como ella misma había pedido: “Cuando muera quemen mi cuerpo… No quiero ser enterrada. He pasado mucho tiempo acostada ¡Simplemente quémenlo!”.

En su estudio, en el último año de su vida

Romance con Chavela Vargas
Durante un tiempo, Chavela Vargas y Frida Kahlo vivieron con Diego Rivera en su casa de Coyoacán. Algunas voces aseguran que su relación fue exclusivamente platónica, otros, en cambio, afirman que ambas mantuvieron una relación bisexual junto a Diego.

En su estudio, con el pintor Rivera

Lo cierto es que este affaire sigue siendo un misterio, sin embargo, lo que expresó la una de la otra da un indicio de lo que fue su verdadera relación.

Hoy conocí a Chavela Vargas. Extraordinaria, lesbiana, es más, se me antojó eróticamente.

Después de conocer a Chavela, Kahlo quedó tan impactada que le escribió a su amigo y poeta Carlos Pellicer una carta en la que le relato: Hoy conocí a Chavela Vargas. Extraordinaria, lesbiana, es más, se me antojó eróticamente. No sé si ella sintió lo que yo. Pero creo que es una mujer lo bastante liberal que, si me lo pide, no dudaría un segundo en desnudarme ante ella”. Por su parte, la propia Chavela llegó a asegurar: “Me enseñó muchas cosas, y sin presumir de nada ¡agarré el cielo con las manos, con cada palabra, cada mañana!”.

Preciosa foto con Chavela Vargas

Una obra ejemplar más allá de los contratiempos
Resulta admirable que tras una vida cargada de tanto dolor y sufrimiento, Frida consiguiese dejar tras ella un legado tan fuerte. Y no solo el artístico, ya que el recuerdo que ha calado de ella como mujer es el de un referente de firmeza, fuerza y una personalidad de hierro.

Su autorretrato ‘El marco’ fue el primer cuadro de un artista mexicano adquirido por el Museo del Louvre.

El reconocimiento internacional de su pintura se inició en la década de 1940, con exposiciones en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y el Museo de Arte de Filadelfia. También se dio a conocer en Francia, tanto que su autorretrato ‘El marco’ fue el primer cuadro de un artista mexicano adquirido por el Museo del Louvre. Obra que actualmente se muestra en el Centro Pompidou, también en París.

‘El marco’

Y hablando de autorretratos, de las cerca de 200 pinturas que realizó la artista a lo largo de su vida, 55 son autorretratos. Según ella aseguraba, su obsesión por pintarse a sí misma provenía de su idea de la soledad y del dolor propio.

‘Raíces’

Me retrato a mí misma porque paso mucho tiempo sola y porque soy el motivo que mejor conozco, llegó a afirmar. Con otra de sus obras, ‘Raíces’, también alcanzó otro récord, y es que es la pintura latinoamericana más cara, vendida a nada menos que 5,6 millones de dólares en 2006.

‘Viva la vida’

El último cuadro pintado por Frida Kahlo fue ‘Viva la vida’, realizado en 1954. Esta obra guarda detrás de ella más de una historia sorprendente. Para empezar, el famoso grupo británico de pop-rock Coldplay quiso poner este mismo nombre a uno de sus álbumes y de sus hits más conocidos, en honor a la artista. Según declaró el vocalista del grupo, Chris Martin, la vivacidad del cuadro, totalmente opuesta al sufrimiento que experimentaba la pintora, le fascinó.

Pero eso no es todo. Según el investigador Gregorio Luke, ex-director del Museo de Arte Latinoamericano de California, todo apunta a que la obra podría ser una respuesta al fascismo que imperaba en España desde la Guerra Civil y, en concreto, al grito de “¡Viva la muerte!” que solía repetir el fundador de la Legión, José Millán-Astray.

Más información:

https://culturacolectiva.com/historia/datos-que-no-conocias-sobre-frida-kahlo/

Comentarios

  1. edda bonilla dice:

    QUE HISTORIA EXTRAORDINARIA, EJEMPLO PARA TODO SER HUMANO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies