Mundo Yold. Te contamos los datos más curiosos de la que fue nuestra moneda desde 1868

16 años sin nuestra peseta

Carmen Matas
1 marzo, 2018

Hoy se cumplen 16 años desde aquel 1 de marzo de 2002 en el que la peseta dejó oficialmente de circular en España, dando paso al euro. Hoy en Gente Yold hemos querido homenajear la moneda de nuestra niñez y juventud, contándote los datos más curiosos y divertidos.

¿Quién ha podido olvidar por completo a la rubia? Para empezar, porque seguro que en los momentos en los que tu economía anda más justa, seguirás diciendo aquello de “no tengo ni un duro” y que a tu amigo más “agarrado” le sigues repitiendo que es un “pesetero”.

pesetas-kOnH-U213220057169P0D-575x323@Diario Sur

No cabe duda de que todos los yolds conservamos innumerables recuerdos de nuestra niñez y juventud en torno a esta moneda, ¿o ya has olvidado lo que podían dar de sí cinco duros cuando eras pequeño?

Desde enero hasta marzo de 2002, euro y peseta convivieron como moneda de cambio.

Desde enero hasta marzo de 2002, euro y peseta convivieron como moneda de cambio, con el objetivo de hacer algo más llevadera la transición hacia la nueva moneda comunitaria. Mientras los españoles rompían huchas y recolectaban todas las pesetas olvidadas en bolsillos y cajones, el Ministerio de Economía se encargaba de explicarnos el valor del euro, las formas más simples de familiarizarse con la nueva moneda y tranquilizar a aquellos que temían el famoso redondeo, por más que todos los ciudadanos sentimos una sólida subida de precios.

1 Peseta de 12-10-37-1

Hoy, en Gente Yold, te contamos las curiosidades más divertidas sobre la peseta.

¿Por qué peseta?
Antes de la llegada del euro, la peseta había sido la moneda de curso legal en España desde 1868. En concreto, desde el 19 de enero de ese año, día en el que se emitió el decreto del Gobierno Provisional tras el derrocamiento de Isabel II.

Existe la teoría de que el término peseta proviene de “peça”, que significa pieza en catalán.

El origen de la palabra peseta es objeto de bastante polémica y se desconoce su etimología exacta. Según los diccionarios de la Real Academia de la Lengua, el término proviene del vocablo “peso”. No obstante, existe otra teoría que indica que peseta proviene de “peça”, que significa pieza en catalán. Peseta sería así el diminutivo de “peça” -“peceta” (piececita). Otros investigadores, en cambio, atribuyen su origen a las palabras “piecette”, en francés o “pezzeta”, en italiano.

ert5h

Más allá de nuestras fronteras
No solamente en España y Andorra circuló legalmente una moneda con la denominación de peseta, ya que, tanto en Guinea Ecuatorial como en la República Árabe Saharaui -antiguas colonias españolas-, también se acuñaron monedas con la denominación “peseta”. En Puerto Rico, las monedas de veinticinco centavos se denominan todavía hoy popularmente con el nombre de peseta.

Los españoles conservan todavía hoy en su poder la friolera de 1.637 millones de euros en pesetas sin canjear.

Una fortuna en pesetas
Según datos publicados por el Banco de España en agosto de 2017, los españoles conservan en su poder la friolera de 1.637 millones de euros en pesetas sin canjear, o lo que es lo mismo, aún quedan en circulación 271.742 millones de pesetas, a pesar de los 16 años que han pasado desde que empezó a circular la moneda común de la UE.

53150135

El Banco de España ya había estimado que, en torno al 45% de las monedas en pesetas, que estaban en circulación antes de la entrada del euro, nunca serían entregadas para su canje, sino que permanecerían en manos de los españoles como pieza de colección, o bien por deterioro, pérdida o salida del país en los bolsillos de los turistas. Pero no temas, si eres un despistado y te has quedado rezagado para eso de cambiar tus pesetas o si, por el contrario, has descubierto recientemente una hucha de tu infancia llena de estas monedas, debes saber que el Banco de España permitirá cambios hasta el 31 de diciembre de 2020.

¿Aceptan pesetas?
¿Te parece absurda la pregunta? No creas que lo es tanto. Algunos comerciantes españoles han decidido dar una segunda oportunidad a la moneda castiza y aceptan en sus negocios el pago en pesetas, en un intento por atraer la atención del público e impulsar sus ventas.

Algunos comerciantes españoles han decidido dar una segunda oportunidad a la moneda castiza y aceptan en sus negocios el pago en pesetas.

Es el caso, por ejemplo, de la ‘Papelería Losada’, en Madrid, que desde 2007 acepta el pago en pesetas de cualquiera de sus productos. Así de claro lo dejan en su web: “¡¡¡Somos la papelería de las PESETAS!!! Cobramos con pesetas todo lo que quiera comprar. Si tiene todavía billetes o monedas de pesetas, aquí puede utilizarlas”.

Pesetas_fin_siglo_XX

También la marca ‘Gemelos a Peseta’, no solo personaliza estos complementos con monedas de peseta, sino que también permite utilizarlas como forma de pago. Asimismo, el ayuntamiento del municipio madrileño de El Álamo promovió en 2012 una campaña de pago en pesetas para potenciar el pequeño comercio. En total, tres establecimientos mantienen a día de hoy la posibilidad de pago en la antigua moneda española.

¿Cuánto valía…?
Seguro que recuerdas cuando tus abuelos te contaban que en su juventud se podía ir al cine y a tomarse algo por cinco pesetas. Bueno, pues probablemente ahora seas tú el que cuentes batallitas a tus hijos o sobrinos, porque desde luego que la subida de precios que produjo la llegada del euro hace que lo que probablemente en tiempos de la peseta nos pareciese caro, hoy lo veamos como una auténtica ganga.

1 Peseta Emision 1937-1

En los años 80, un polo de naranja o limón costaban unas 15 pesetas -alrededor de los 10 céntimos- y el famoso ‘Frigopie’, por ejemplo, valía 40 pts. Hoy, este helado cuesta 1€ -más de 166 pesetas-.

Divertirse también era más asequible para los bolsillos de antaño. A finales de los setenta, las cañas se cobraban en cualquier bar a 50 pts. -0,30 €-, y a 100 pesetas los ‘cubatas’ -0,60 €-. Sí, has leído bien, aunque el hígado de más de uno agradecerá que el precio de estas consumiciones se haya multiplicado por diez.

images

En cuanto a la gasolina, una subida en 1981 hizo llevarse las manos a la cabeza a los conductores. Y es que en ese año se llegó al escandalosísimo precio de 80 pts. el litro -0,50 €, tras haberse situado a finales de los 70 en torno a las 20 pts. el litro -unos 12 céntimos de euro-. Hoy, el precio de la gasolina se sitúa cerca de 1,60€.

Más información

http://www.fnmt.es/historia-de-la-peseta

https://verne.elpais.com/verne/2017/07/26/articulo/1501059981_124095.html

https://www.papelerialosada.es/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies