Cine Yold. Hoy sacamos brillo a las calvas de algunos buenísimos actores

Calvos famosos en el cine

 

 

Angel Domingo
16 mayo, 2022

Hollywood aun tiembla con la famosa bofetada que Will Smith propinó a Chris Rock después de que este bromeara con el problema de la alopecia de su esposa, Jada. Un tema de salud poco divertido, pero que nos ha llevado a recordar a la gran cantidad de actores sin pelo que han brillado en el olimpo cinematográfico de todos los tiempos. Hoy, les dedicamos este recuerdo.

No son pocos los intérpretes calvos que han tenido una trayectoria cinematográfica notable. Y eso que la mayoría comenzaron sus carreras presumiendo de un cabello frondoso, pero fueron capaces de adaptarse para seguir recibiendo ofertas sin necesidad de hacer un viaje clandestino a Turquía o acudir a las clínicas de un famoso futbolista. Por suerte, no todos los actores viven su caída del cabello como una maldición, sino que asumen con naturalidad que lo único que puede detener la caída del pelo es el suelo, e incluso le han sacado partido, convirtiendo su frente despejada en su señal de identidad.

Bruce Willis es, seguramente, el actor calvo con más éxito a nivel mundial. Allá por la década de los ochenta y noventa, cuando aún conservaba su cabello, conquistó al público gracias a filmes como la romántica Cita a ciegas (1987), o la espectacular Jungla de cristal (1988), presumiendo de melena cuidada.

A principios de los noventa, el actor percibió que su cabello perdía fuerza y comenzó a prepararse para otro tipo de papeles sin perder un ápice de popularidad gracias a títulos como Pulp Fiction (1994), o El sexto sentido (1999), sin abandonar las entregas de su franquicia de La jungla de cristal (1988 y 1990), logrando además un merecido Globo de Oro por la serie Luz de luna (1985-1989), con una alopecia que no disimuló.

Otro de los actores calvos más icónicos de la gran pantalla es Dwayne Johnson. El de California es uno de los héroes de acción por excelencia de la gran pantalla. Sus inicios se encuentran relacionados con el mundo de la lucha libre, pero a finales de los noventa comienza una carrera más enfocada en el ámbito artístico, aunque no es hasta principios del 2000 cuando obtiene su gran oportunidad con El regreso de la momia (2001). Gracias a la franquicia de La momia consigue hacerse un hueco, que ha terminado en convertirlo en uno de los actores mejor pagados de Hollywood. En los últimos años ha acumulado grandes éxitos como la serie de Fast & Furious, además de estar en títulos como G.I. Joe La Venganza (2013), Jumanji: Bienvenidos a la jungla, (2017) o la serie Ballers. Tiene pendiente de estreno Jungle Cruise y Black Adam. Tal vez en su caso, siendo uno de los héroes de acción preferidos del gran público, su falta de cabello no ha lastrado su carrera.

Con Jordi Molla en La buena estrella

En España tampoco faltan actores calvos que sean leyendas del séptimo arte y uno de ellos es Antonio Resines. El cántabro lleva cuarenta años ya en el mundo del cine, pero en sus inicios todavía conservaba su cabellera. Se le pudo ver por primera vez en un largometraje, Ópera prima (1980), donde daba vida a León. Su carrera ha obtenido multitud de títulos de gran importancia para el cine español como La niña de tus ojos (1998), o La buena estrella (1997), con esta última ganó el premio a mejor actor protagonista en los Premios Goya. También ha protagonizado una de las series más míticas de la ficción española, Los Serrano, donde dio vida al padre de la peculiar familia de Mediaset. En estos últimos años le hemos podido ver en películas como Hasta que la boda nos separe, Orígenes secretos y en series como Benidorm.

Samuel L. Jackson es toda una leyenda en la industria cinematográfica, dado que ha realizado auténticas obras maestras como Pulp Fiction (1994) o Menace II Society (1993). Por el film de 1994 fue nominado a los Oscar al mejor actor de reparto. Está acreditado en más de 190 títulos, en la actualidad, lo que indica el buen rendimiento de su trabajo en el séptimo arte. En la última década, su nombre ha estado relacionado con el universo Marvel, al dar vida a Nick Furia. También le hemos podido ver en Glass (Cristal) (2019), además de disfrutarle en Shaft (2019), o Con todos los honores (2019). El pasado 2020, formó parte de títulos como A la mierda el 2020 o El banquero. Para 2021 tiene, presumiblemente, cuatro largometrajes por realizar y/o estrenar, además de un episodio de la serie What If…?

 

Woody Harrelson y Juliet Lewis en Asesinos natos

Uno de los actores calvos que ha consolidado una carrera cinematográfica excelente es Woody Harrelson. El actor ha sido nominado hasta en tres ocasiones en los Oscar. En concreto, optó al premio a mejor actor protagonista por El escándalo de Larry Flint (1996), después, en 2009, a mejor actor de reparto por El mensajero (2009) y Tres anuncios a las afueras (2017). Su primera película fue Gatos salvajes (1986), pasando por películas ya míticas como Una proposición indecente (1993), o Asesinos natos (1994) y Bienvenidos a Zombieland (2009). En estos últimos años, ya con una cabeza calva que no disimula, su nombre ha estado relacionado con sagas de gran éxito como Los juegos del hambre o, incluso, Star Wars con el spin-off Han Solo: Una historia de Star Wars (2018). Próximamente, le podremos ver en Venom: Habrá matanza como Cletus Kasady, además de otras cuatro películas pendientes de estreno.

En cuanto al cine clásico, el actor ruso Yul Brynner fue capaz de hacer de su calva, no ya su rasgo de identidad, sino que se convirtió en un símbolo sexual gracias a ella; triunfó en todos los géneros y utilizó su calvicie para evocar un profundo misterio en torno a su persona, tanto que Hollywood nunca supo sobre su vida fuera de los platós de rodaje. Se le ha recordado gracias a su participación en producciones míticas como Los Diez Mandamientos (Cecil B. Demille, 1956), o Anastasia (Anatole Litvak, 1958).

Y despido este artículo con mi intérprete calvo predilecto, el español Javier Cámara (que fue al mismo colegio madrileño que un servidor), y es el actor nacional más querido por el público gracias a títulos como Hable con ella (Pedro Almodóvar, 2002) o Lucía y el sexo (2001). Su trayectoria se ha consolidado tanto en la grande como en la pequeña pantalla. En televisión, por ejemplo, le hemos podido disfrutar en Hostal Royal Manzanares o en 7 vidas, aunque en estos últimos años ha adquirido gran notoriedad por su original Vamos Juan y la internacional The New Pope. El pasado 2020 estrenó Sentimental, film por el que ha recibido su octava nominación a los Premios Goya. En 2014 se llevó el primer premio de la Academia española, a mejor actor protagonista, por Vivir es fácil con los ojos cerrados y en 2016 recibiría el segundo por la maravillosa Truman (Cesc Gay) a mejor actor de reparto.

Ángel Domingo Pérez

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies