Mundo Yold. Hoy celebramos el centenario de una mente visionaria

Cien años del nacimiento de Thelma Estrin, pionera de la informática médica

Carmen Matas
19 febrero, 2024

Hoy, en el centenario de su nacimiento, exploramos el legado de Thelma Estrin, pionera en la informática médica. Desde sus primeros pasos desafiando barreras de género, hasta sus contribuciones revolucionarias en la intersección de la informática y la medicina, Estrin sigue siendo una inspiración perdurable para la innovación científica.

En el centenario del nacimiento de Thelma Estrin, nos sumergimos en la vida fascinante de esta científica visionaria que dejó una huella indeleble en la intersección de la informática y la medicina. En un viaje que abarca un siglo de descubrimientos y revoluciones tecnológicas, exploraremos los hitos y desafíos que marcaron la trayectoria de Estrin, iluminando su impacto duradero en el campo de la salud y su papel como precursora en el matrimonio de la ciencia y la tecnología.

Desde muy joven, Thelma destacó en el campo de ingeniería

La génesis de una mente brillante
Nacida como Thelma Austern el 21 de febrero de 1924, en Nueva York, nuestra protagonista de hoy forjó su camino en una época en la que las mujeres luchaban por encontrar su lugar en el mundo científico. Desde sus primeros años, se destacó por su aguda mente matemática y su insaciable curiosidad. Inició sus estudios contables en la Universidad de la Ciudad de Nueva York, donde las cifras y ecuaciones se convirtieron en la paleta con la que pintaría su camino hacia la vanguardia de la informática biomédica.

Desde sus primeros años, se destacó por su aguda mente matemática y su insaciable curiosidad.

El destino le tenía reservado un encuentro que marcaría su vida. En la universidad, conoció a Gerald Estrin, un compañero de estudios que se convertiría en su esposo a la temprana edad de 17 años. Mientras Gerald partía a las trincheras de la Segunda Guerra Mundial, Thelma no se resignó a ser una mera espectadora. En un acto de determinación, asistió a un curso de tres meses en el prestigioso “Stevens Institute of Technology” en Nueva Jersey, donde se sumergió de lleno en el mundo de la ingeniería.

El periodo de la guerra no solo fue un capítulo de incertidumbre y distancia para la pareja, sino también el inicio de la incursión de Thelma en la ingeniería, marcando sus primeros pasos en un terreno dominado en su mayoría por hombres. Mientras su esposo estaba en el frente, ella no solo se convirtió en una asistente de ingeniería, sino que también inició su trayectoria en el fascinante mundo de la radio, explorando las conexiones entre la tecnología y la comunicación.

Estrin, con su perspicacia y tenacidad, estaba dando forma al futuro de la medicina.

La revolución informática y la visión de Estrin
La travesía singular de Thelma y Gerald Estrin, graduados en ingeniería eléctrica de la Universidad de Wisconsin-Madison en 1954, marcó el comienzo de una nueva era en la informática y la medicina. En 1954, embarcaron en una misión única al contribuir a la construcción del WEIZAC, el primer ordenador en Israel. Este hito, aunque aparentemente ceñido al campo tecnológico, refleja la visión de Thelma Estrin de aplicar la tecnología informática en ámbitos revolucionarios, como la salud y la medicina.

Al regresar a Los Ángeles en 1960, Thelma no solo trajo consigo la experiencia de haber contribuido a la construcción de una de las primeras computadoras, sino también una visión audaz de cómo la informática podía transformar la atención médica. Uniendo fuerzas con el Instituto de Investigación en Neurociencia de la UCLA, Estrin estableció y dirigió el Laboratorio de Procesamiento de Datos en 1961. Durante su mandato, no se limitó a seguir las corrientes convencionales, sino que se aventuró a diseñar un sistema pionero para convertir señales analógicas de electroencefalogramas (EEG) a digitales.

En uno de los laboratorios con los que trabajó y se formó

Este diseño revolucionario refleja la maestría técnica de Estrin, y su comprensión profunda de las posibilidades que la informática podía ofrecer en el ámbito de la salud. Convertir señales analógicas a digitales era un logro técnico, y el preludio de una nueva era en la monitorización y análisis de la actividad cerebral. Estrin, con su perspicacia y tenacidad, estaba dando forma al futuro de la medicina al aprovechar la capacidad de la informática para procesar datos de manera más eficiente y precisa que nunca.

Conectando bits y biología: el legado de Thelma en la informática médica
Desde sus primeros experimentos pioneros en el análisis de señales médicas hasta sus avances cruciales en la creación de sistemas de información para la atención médica, Estrin no solo se convirtió en una pionera, sino también en una arquitecta fundamental de la confluencia entre la informática y la medicina.

Recibiendo uno de los escasos premios que reconocieron su trabajo

El viaje de Estrin en la informática médica comenzó con sus primeros experimentos, donde se sumergió en el desafiante mundo del análisis de señales médicas. Ante la creciente necesidad de métodos más eficientes y precisos para interpretar datos médicos complejos, Thelma Estrin aplicó su agudo conocimiento de la informática para desarrollar algoritmos y sistemas capaces de descifrar las señales de electroencefalogramas (EEG) de manera más rápida y precisa que nunca. Este hito marcó el inicio de una revolución en la forma en que se procesan y comprenden las complejidades de las señales biomédicas.

No solo se convirtió en una pionera, sino también en una arquitecta fundamental de la intersección entre la informática y la medicina.

Sin contentarse con los logros iniciales, Estrin dirigió su enfoque hacia la creación de sistemas de información que cambiarían la faz de la atención médica. Al establecer el Laboratorio de Procesamiento de Datos en el Instituto de Investigación en Neurociencia de la UCLA, lideró el desarrollo de uno de los primeros sistemas de conversión de datos analógicos a digitales. Este sistema no solo mejoró la eficiencia en el manejo de información médica, sino que también allanó el camino para la informatización integral de los registros de pacientes y la gestión de datos clínicos.

El centenario de Thelma: inspiración para las generaciones futuras
Al conmemorar el centenario de Thelma Estrin celebramos una vida dedicada a la ciencia y la tecnología, y podemos evaluar su impacto duradero como fuente inagotable de inspiración. Más allá de sus contribuciones científicas, Thelma se erige como un faro que guía a las generaciones futuras, dejando un legado que trasciende los límites del tiempo.

Más allá de sus contribuciones científicas, Thelma se erige como un faro que guía a las generaciones futuras.

Con su marido Gerald

Su vida y obra continúan resonando en la investigación médica contemporánea, sirviendo como estímulo para la creatividad y la ambición de aquellos que se aventuran en los desafíos científicos actuales. Thelma Estrin no solo fue una científica destacada, sino también una defensora infatigable de la equidad y relevancia en la educación científica. Su visión se extendió más allá de los laboratorios y las aulas, abogando por un mundo donde las oportunidades en ciencia estuvieran al alcance de todos, independientemente del género o el origen.

El artículo que publicó en 1996 sobre estudios sobre la mujer y ciencias de la computación revela su compromiso con la equidad y su comprensión profunda de las intersecciones entre género y disciplinas académicas. Thelma Estrin desafió las barreras de su tiempo, y abordó las inequidades arraigadas en el sistema educativo y científico. En este artículo, conectó la epistemología feminista con la informática, abogando por una disciplina más relevante y accesible para estudiantes minoritarios y de bajos ingresos.

En un mundo en constante evolución, Thelma Estrin sigue siendo una figura emblemática que trasciende el tiempo, recordándonos que la pasión, la perseverancia y la dedicación son las fuerzas motrices que impulsan la innovación y la transformación. Al celebrar su centenario, no solo honramos su legado, sino que también renovamos el compromiso de inspirar a las generaciones futuras a explorar los límites del conocimiento y contribuir al avance de la humanidad.

¿Conocías la historia de Thelma Estrin? ¿Sabías que era toda una pionera en ingeniería biomédica? No dudes en compartir tus sensaciones con nosotros a través de los comentarios o en alguna de nuestras redes sociales. ¡Nos vemos muy pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies