Gente Yold. Vuelve, para sorprendernos, un viejo mito de la gran pantalla

Clint Eastwood, jinete a caballo entre dos mulas

Angel Domingo
18 marzo, 2019

 Número de Comentarios (0)

El título se justifica porque nuestro protagonista apareció por primera vez ante las cámaras como actor secundario, en la película Mi Mula Francis de Arthur Lubin (1954); sin figurar en los títulos de crédito. Y en la actualidad, con 88 años de edad, dirige y protagoniza Mula, su última película, recién estrenada en las pantallas de todo el mundo. Nuestro crítico de cine, Ángel Domingo, nos hace un recorrido por su vida y obra.

Que los viejos rockeros nunca mueren es una realidad de la que casi nadie duda, pero existen otras muchas profesiones relacionadas con el arte que podrían firmar bajo este título y el cine es uno de los más claros ejemplos. El último “integrante” de este selecto club es uno de los grandes cineastas, de ahí que su anuncio de regresar haya emocionado a millones de personas.

En una escena de Mula

Clint Eastwood no es un advenedizo, su relación con el cine ha dejado títulos imprescindibles y una huella que nadie podrá borrar; además, su penúltima película como actor principal y director dejó un aplauso incontestable entre crítica y público; nos referimos a la estupenda Gran Torino (2008), que tenía un poso de testamento cinematográfico mayúsculo.

Entonces ¿por qué volver a enfrentarse a un reto tan exigente? Nadie podría dar una respuesta, tal vez Clint se aburra con jubilados en un salón o, lo que es más probable, quizás no sepa hacer otra cosa en la vida que grandes películas. Sea como fuera, Clint lo ha vuelto a hacer, y de nuevo repite frente y tras las cámaras en Mula.

En uno de sus primeros films

La trama de este proyecto no es precisamente agradable: cuenta la historia de un octogenario en quiebra que solo ve la oportunidad de salvar su negocio cuando le ofrecen un trabajo aparentemente sencillo; tan solo debe conducir, pero no sospecha que se trata de conducir un cargamento ilegal de drogas, lo que popularmente se conoce como “mula, de ahí el título.

Para poder costear sus estudios de interpretación tuvo que emplearse en numerosos oficios que nada tuvieron que ver con el glamour de la gran pantalla: leñador, bombero forestal o limpia-piscinas…

Así, acompañaremos a Earl Stone, personaje que interpreta Clint, en su peligrosa aventura: transportar opiáceos desde la frontera con México hasta el interior de los Estados Unidos, esquivando a los miembros de la DEA dirigidos por un carismático agente, al que pone cara el popular Bradley Cooper.

La persona que hoy nos ocupa no tuvo unos comienzos fáciles. Y para poder costear sus estudios de interpretación tuvo que emplearse en numerosos oficios que nada tuvieron que ver con el glamour de la gran pantalla: leñador, bombero forestal o limpia-piscinas, entre otros muchos.

Muchas mulas en la filmografía de Eastwood: también protagonizó, junto a Shiley Maclaine, Dos mulas para la hermana Sara

Así pudo cursar clases de arte dramático en Los Angeles College; aunque esta decisión fue tomada -cuentan las malas lenguas- porque había más de treinta chicas inscritas y vio en ello una oportunidad aparentemente sencilla de poder ligar. Allí, el joven Clint descubrió que, lo que realmente le gustaba, era interpretar (aunque nunca abandonó su afición por  las damas; de hecho llegó a tener siete hijos con cinco esposas diferentes, alardeando que fue infiel a todas ellas). Su fama de mujeriego le acompañó toda la vida, pero sus críticos fueron benevolentes y lo consideraron pecata minuta en comparación con el talento en la interpretación y la maestría en la dirección que aportó al séptimo arte. O porque a sus líos de faldas supo dotarlos del glamour, la sutileza y un saber estar único, propio del caballero seductor que siempre fue. Para muestra algunos datos que podrían ser el guión de un culebrón:

  • Con su primera esposa Maggie Johnson, a la que conoció en una cita a ciegas, y con la que se casó dos veces tuvo dos hijos: Kilie (1968) y Alison (1972). Sin embargo, no fueron sus primeros hijos: Kimber Lynn (1964), la tuvo con la bailarina Roxanne Tunis.
  • Con su primera mujer, Maggie Johnson
  • Con la actriz Sondra Locke mantuvo una relación de catorce años. Ella estaba casada con un marido homosexual, con el que Clint llegó a forjar una gran amistad, y de hecho le regaló una casa en Canadá para que viviera con su pareja masculina mientras Clint hacía lo propio con Sondra.
  • Tuvo dos hijos secretos con la azafata Jacelyn Reevers: Scott (1986) y Kathryn (1988).
  • Sin embargo, creyó que podía asentar la cabeza con otra de sus parejas, Dina Ruíz, presentadora de televisión, treinta y cinco años menor, de la que afirmó: “Con esta mujer quiero la monogamia”.

Podría escribir decenas de páginas recorriendo su vida amorosa y lasciva, pero para terminar con este apartado, destaco la polémica que se ha levantado tras dos explícitas escenas de Mula, donde comparte cama con jóvenes a las que casi cuatriplica la edad; escenas que ha sido objeto de numerosas bromas por parte de humoristas y críticos en las redes sociales. Como respuesta, Clint esbozó su característica pícara sonrisa. Esta vez, eso sí, sin mordisquear el puro en el lado izquierdo de sus labios.

Logró llegar al estrellato en Europa en los años sesenta gracias a su colaboración con el director Sergio Leone y los populares spaghetti westerns que interpretó: Por un puñado de dólares, La muerte tenía un precio y El bueno, el feo y el malo, entre las más conocidas.

Ya a finales de los sesenta interpretó La leyenda de la ciudad sin nombre, seguido de Harry, el sucio y su popular magnum.

Clint volvió a sorprender a todos cuando decidió dar el salto a la dirección, firmando películas muy alejadas de sus rudas interpretaciones como jinete deslenguado.

Clint siempre supo estar al lado de los grandes de Hollywood: Don Siegel, en La fuga de Alcatraz o el ya citado Sergio Leone. Sin embargo, volvió a sorprender a todos cuando decidió dar el salto a la dirección firmando películas muy alejadas de sus rudas interpretaciones como jinete deslenguado: Sin perdón, donde defendió el honor de una grosera prostituta a la que dos hombres le habían cortado la cara pensando que nadie la defendería, y que terminaron pagando con su vida este atropello. Mystic River es otra brillante muestra de nuestro personaje como director, en la que desentierra el terrible pasado de unos inocentes niños en un peligroso barrio de Boston. En 2004, llega la que para muchos críticos es considerado su mejor film: Million dólar baby, la historia de una guapa chica que quiere ser boxeadora y no encuentra quién la entrene y crea en ella.

Clint emulando el famoso gesto de Harry, el sucio

Tanto talento ha tenido su recompensa en la cantidad de premios recibidos: cinco Oscars (dos por Sin Perdón, 1992; otros dos por Million dollar baby, 2004; y una estatuilla, esta vez honorífica, en memoria de Irving Thalberg, destinado a premiar a personas significadas en la producción cinematográfica).

Para finalizar, quiero citar su mítica frase en la película Gran Torino: “¿Te has dado cuenta que, de vez en cuando, te puedes encontrar a alguien con quién no deberías meterte? Ese soy yo”.

Por eso mejor, ya me callo.

Ángel Domingo Pérez

Comentarios

  1. Jorge dice:

    Buenísimo artículo en el que se resumen la carrera de Clint Eastwood, gracias Ángel Domingo por sintetizarlo tan bien. En cuanto a Mula, la he visto este fin de semana y la recomiendo a todos los Yolds y no-Yolds porque tiene todos los ingredientes para pasar un buen rato. Ah, os recomiendo verla en VOS, hasta Clint Eastwood chapurrea español!!!

  2. Sonieta dice:

    Hola Ángel, siempre tuve una imagen no muy buena de Clint Eastwood porque no me gustan las películas de tíos rudos y duros, no me ha gustado nunca ese cine, pero hace años me llevé una grata sorpresa con “Los puentes de Madison” y creí que debía de darle una oportunidad y ver “Mistic River” y “Million dolar baby”. Estas dos películas me parecen de lo mejor del cine norteamericano y por supuesto, me cambió la visión que tenía de Eastwood. Desconocía hasta que he leído tu artículo su vida, y no es la típica vida que suele prefabricar Hollywood para crear mitos. La verdad que me has despertado el interés tanto por su vida como por su nueva película “Mula” y espero no tardar mucho en verla. Muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies