Mundo Yold. Analizamos las conclusiones de un estudio socio-científico de la revista Science Advances

Él se va con otra más joven

Redacción Yold
27 noviembre, 2018

 Número de Comentarios (0)

Lo hemos visto en novelas, en películas y en la vida real: el caso del varón que abandona una pareja madura para irse con otra más joven. Hasta la ciencia, a través de un reciente estudio, confirma que los hombres ligan más cuando son maduros y las mujeres cuando son jóvenes. Pero si el caso llega, no te preocupes: la vida tiene muchas vidas, es el momento de empezar tu vida nueva.

En el Club de las primeras esposas, Diane Keaton, Goldie Hawn y Bette Midler unían fuerzas después de verse, las tres, abandonadas por sus ex y sustituidas por chicas más jóvenes. En Stepmon (Quédate a mi lado), Ed Harris había dejado a Susan Sarandon por la más joven Julia Roberts. En Conocerás al hombre de tus sueños, Anthony Hopkins abandona a su mujer de más de 40 años por una sexy pero descerebrada rubia.

También lo hemos visto infinidad de veces en la vida real: desde Enrique VIII que abandonó a la buena de Catalina de Aragón por la liante de Ana Bolena, y luego sucesivamente por otras más jóvenes que él. Hasta el propio Donald Trump, que empezó con Ivana, siguió con Marla y ha terminado con Melania, siendo cada vez mayor la diferencia de edad entre él y ellas. Podríamos mencionar decenas de casos reales de famosos o historias ficticias, pero el patrón de “él se va con otra más joven”, al menos hasta nuestros días, ha sido un hecho.

Un estudio para calibrar la deseabilidad
Ahora, un estudio socio-científico realizado por la revista estadounidense Science Advances ha verificado que, efectivamente, la deseabilidad que suscitan los hombres y las mujeres difiere según las edades. ¿Conclusiones? Que las mujeres alcanzan su máximo de deseabilidad a los 18 años, mientras que los hombres a los 50, por ejemplo. Es decir, el estudio analiza las tendencias de los más y menos “deseados”, según los datos obtenidos a través de las actuaciones y respuestas de los usuarios de una web de contactos y citas estadounidense.

Las mujeres alcanzan su máximo de deseabilidad a los 18 años, mientras que los hombres a los 50.

De esta forma, 200.000 hombres y mujeres heterosexuales han sido observados con lupa a lo largo de un mes, en cuatro de las áreas metropolitanas más importantes de EE.UU.: Nueva York, Boston, Chicago y Seattle.

El objetivo de Elizabeth, E. Bruch, socióloga de la Universidad de Michigan y responsable de la investigación, se centró principalmente en determinar cuán deseables son los usuarios dependiendo del número de mensajes y peticiones de contacto que reciben, contrastándolo con la demografía de los mismos, para dar así lugar al desarrollo de tendencias claras en este tipo de webs.  En ningún momento el equipo de investigadores tuvo acceso a ninguna imagen de los usuarios para saber cómo influía el atractivo de cada uno. Solo tuvieron en cuenta parámetros como la edad, la etnia, los niveles de educación, así como la actividad en la app para ayudar a determinar una jerarquía de deseo.

Lo curioso es que, entre las conclusiones extraídas de este estudio, resalta de una forma interesante la que subraya el hecho de que la deseabilidad que suscitan los hombres y las mujeres depende mucho y, al mismo tiempo, varía según las edades. Es decir, según los datos extraídos, el grado de deseabilidad de hombres y mujeres varía con la edad, pero cambia de forma más brusca en las mujeres, y sus efectos van en direcciones opuestas: las mujeres mayores son menos deseables, mientras que los hombres mayores lo son más. En concreto, según los datos cosechados por los autores de la investigación, las mujeres alcanzan su pico de atractivo a los 18 años y a partir de ese momento empieza a declinar.

En el caso de los hombres, el atractivo aumenta con la edad hasta alcanzar el máximo a los 50, momento en que también comienza a declinar. “Las mujeres mayores son menos deseables, mientras que los hombres mayores lo son más. La deseabilidad de la mujer promedio cae desde el momento en que tiene 18 años hasta los 60. Para los hombres, la deseabilidad alcanza un máximo de 50 y luego disminuye”.

Curiosamente, la edad no es el único factor según el cual la tendencia de ser deseado cambia en el hombre y en la mujer. Siempre según estos datos, un perfil académico elevado juega un punto a favor de los hombres, pero un punto en contra de las mujeres. El atractivo de las mujeres disminuyen no solo a medida que envejecen, sino a medida que alcanzan el nivel más alto de educación. Así, puede apreciarse en los resultados que los hombres con títulos de posgrado superan a los hombres con títulos de licenciatura y los hombres con títulos de licenciatura vencieron a los graduados de secundaria, por ejemplo. Sin embargo, en el caso de las mujeres, su punto más deseable se queda en la licenciatura.

El estudio se limita a sumar y restar datos y constatar un clásico en las relaciones que, sin embargo y como tantas otras cosas, también empieza a cambiar. Porque, afortunadamente,  también en esto las tendencias se van normalizando y empieza a verse cada vez más parejas en las que no importa la edad, y la mujer puede ser la mayor igual que el hombre y viceversa.

Un caso prominente es el de la pareja presidencial francesa, Emmanuel Macron y su esposa Brigritte, que le saca unos cuantos años y que por ello resultan especialmente atractivos para muchos seguidores y para los medios.

También la ficción deja cada vez más espacio para todo tipo de relaciones que se salen de las que, hasta hace muy poco, eran las convencionales, y en este espectro surgen películas como Infiel (ya del año 2002), en el que era Diane Lane la que ponía cuernos a su marido de siempre, en este caso nada menos que Richard Gere, con el guapísimo Olivier Martinez.

Las tendencias se van normalizando y empieza a verse cada vez más parejas en las que no importa la edad.

Aunque la tendencia esté normalizándose, y las relaciones de todo tipo sean igual de admitidas, lo cierto es que las mujeres que sufren esa clásica ruptura matrimonial porque “él se va con otra”, se enfrentan la mayor parte de las veces a un tremendo golpe emocional, en el que la autoestima queda claramente afectada. No solamente se van el amor y la estabilidad, y hay que someterse a un cambio de vida no buscado, con las posibles negociaciones y hasta batallas por la separación. También suponen un enfrentamiento directo con la realidad de la madurez, y una inevitable comparación con quien es más joven, y a la que imaginamos, normalmente, superior en atractivos. Un proceso que para algunas puede ser muy duro, y en el que el horizonte se atisba vacío y sin futuro.

Nada de esto es cierto. También nos lo enseña el cine: con o sin tu pareja, la vida sigue siendo la misma ahí, fuera de vosotros. Mientras estés viva, el mundo que te rodea es como un árbol del que cuelgan miles de oportunidades. Hay que rechazar los pensamientos negativos, hay que renegar totalmente de las comparaciones idiotas, que no solo no son ciertas, sino que además nos hacen daño y mal. ¿Qué nuestra vida ha cambiado? Es momento de iniciar nuevos proyectos. ¿Qué él no está? Hay otras personas, es el momento de salir a buscar nuevos compañeros, amigos, amores, o lo que vaya surgiendo. ¿Qué ella es más joven? Sin duda tiene el cutis más terso, pero sin duda también, carece de la increíble experiencia que tú tienes, de todo lo que tú has vivido, de lo mucho aprendido por el camino.

 

Utiliza tu sentido positivo y tu experiencia para volver a andar de nuevo y abrir nuevas puertas: la vida te espera. Tómate, eso sí, un tiempo adecuado para tu duelo, pero si es posible, que sea poco: no malgastes el precioso tiempo que te queda de la vida en encerrarte y llorar: cada lágrima que viertas es energía perdida, que es mucho mejor emplear en tu futuro. No pierdas el tiempo en largos rencores enfermizos e inútiles, no cargues culpas contra él, y mucho menos contra ella. Simplemente piensa en ti: mírate al espejo y ámate a ti misma. ¿Sabías que existen mil sitios para descubrir? Grupos, asociaciones, clubs, agencias de viaje, organizaciones que realizan actividades que siempre has querido hacer: es el momento de coger el teléfono para hacer llamadas, abrir las puertas y descubrir nuevos parajes. Los giros de la vida te llevarán siempre a otro lugar. La vida tiene muchas vidas, y acabas de iniciar tu nuevo capítulo. Lo mejor, seguramente, está por llegar. 

Reportaje: Carmen Matas e Inés Almendros

Más información:
http://advances.sciencemag.org/content/advances/4/8/eaap9815.full.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies