Gente Yold. Entrevista con Carmen Escrig Llavata, asesora científica de ANESVAP

La revolución de los vapers

 

Inés Almendros
24 octubre, 2016

El próximo mes de noviembre se celebrará en Madrid, Expo Vape, una feria que reunirá a algunos de los muchos miles de personas que, en todo el mundo, un día decidieron cambiar el tabaco por el vapeo, y ahora componen un auténtico movimiento internacional de vapers. Aunque en países como España, vapear aún no está avalado por las autoridades médicas, en otros como el Reino Unido se considera una eficaz arma contra el tabaco. Carmen Escrig, activista pro-vaping, y asesora científica de la principal asociación de vapers, nos ofrece más información. 

No solamente los vapers son cada vez más numerosos en España y en todo el planeta, sino que además van construyendo, día tras día, un auténtico mundo en torno a ellos; un universo de vapor que puede oler a hojas de tabaco, pero también a café, vainilla, cítricos o melón. El inicial cigarro electrónico ha ido evolucionando sin freno, hasta sofisticarse y adquirir formatos mayores y más tecnológicos; como los mods que, por definirlos fácilmente, son como una auténtica pipa electrónica que desprende un enorme caudal de vapor. Los líquidos para vapear tienen una composición prácticamente ecológica y natural, con o sin nicotina, a escoger por el vaper.

Y además, los vapers de todo el mundo se interrelacionan a través de internet, a través de múltiples webs y foros multitudinarios como vapeadores por la red (Facebook), www.elmonovapeador.com, www.vapeando.com, www.vapeadores.com, etc., y en las redes sociales. Los próximos 18, 19 y 20 de noviembre tendrá lugar en la Casa de Campo de Madrid la primera edición de Expo Vape (www.expovape.com), que va a reunir, en más de 7.000 m², a miles de expositores y vapers de todo el mundo. Madrid, donde viven un montón de consumidores que lo tienen claro, se convierte así en uno de los principales centros mundiales de vaping, aunque las autoridades españolas o estadounidenses ponen restricciones a éste hábito, y le otorgan una consideración legal parecida al tabaco. Todo lo contrario de lo que sucede en países como el Reino Unido, Francia o Italia, donde las sustancias del vaping tienen una consideración de herramienta contra el tabaquismo. Hemos entrevistado a Carmen Escrig Llavata, asesora científica de la Asociación Española de Usuarios de Vaporizadores Personales (ANESVAP), que nos da una importante y amplia información para saber más de este tema.

carmen-scrig-foto-antonio-beas-de-krassia-photography-2

Doctorada en Biología Celular y Genética por la Universidad Autónoma de Madrid, ha desarrollado su labor investigadora en el Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), en el College of Veterinary Medicine de la Universidad de Maryland y en la Universidad Autónoma de Madrid, participando en varios proyectos de investigación en virología y microbiología molecular. Como activista pro-vaping es asesora científica de distintas asociaciones relacionadas con el eCig (cigarrillos electrónicos). Actualmente es miembro fundador de la Plataforma EFVI España (Iniciativa Europea por el Vapeo Libre) y de las asociaciones ANESVAP y UPEV (Unión de Promotores y Empresarios del Vapeo) y Coordinadora Internacional de MOVE (Medical Organisations supporting Vaping and Electronic cigarettes). Participa en el Comité de Expertos que regulará los estándares de calidad y seguridad del cigarrillo electrónico a nivel europeo. Una nota importante: no recibe ningún tipo de aportación económica por su labor como activista de ninguna empresa ni asociación relacionada con el cigarrillo electrónico, farmacéuticas, ni tabaqueras: “Apoyo toda iniciativa que sea eficiente para la protección del vapeo en cualquiera de sus facetas”.

Los accesorios y líquidos para vapear son cada vez mejores y más sofisticados.

Los accesorios y líquidos para vapear son cada vez mejores y más sofisticados.

Gente Yold: Carmen, para los que no conocen el concepto, ¿qué es vapear?
Carmen Escrig: -“Vapear es el hecho de utilizar un vaporizador personal, denominado común, aunque erróneamente, como cigarrillo electrónico. El vaporizador personal es un sistema electrónico inhalador diseñado para simular y sustituir el consumo de tabaco. Estos dispositivos utilizan una batería y una resistencia para administrar nicotina inhalada mediante la vaporización, que no combustión, de una solución compuesta por cuatro componentes, todos ellos ampliamente utilizados en multitud de productos de consumo humano, incluyendo inhaladores de uso farmacéutico. La nicotina se incluye en el grado demandado por el consumidor, que va reduciendo su concentración paulatinamente hasta llegar al punto de la deshabituación completa si así lo desea”.

G.Y: ¿Cuál es la principal diferencia entre vapear y fumar?
C. E.: La principal diferencia entre vapear y fumar es que el vapeo es, como mínimo, un 95% más seguro que el tabaco en términos de riesgo para la salud y además ayuda a la gente a dejar de fumar. El vapeo es antagónico al tabaco. Es el camino para alejarse de él. El tabaco es uno de los mayores conflictos de salud pública de la historia. En cifras de la OMS, actualmente provoca 6 millones de muertos y 120 millones de enfermos anuales. Se llevará 1000 millones de vidas en el próximo siglo, matando al 50% de sus consumidores. Importantes instituciones como el Ministerio de sanidad de Reino Unido, el Real Colegio de Médicos de Londres, la Academia Francesa de Medicina o el Instituto Curie, defienden que el vapeo funciona como herramienta de reducción del daño provocado por el tabaquismo, pudiendo ayudar a reducir significativamente esas terribles cifras”.

“El tabaco se llevará mil millones de vidas en el próximo siglo, matando al 50% de sus consumidores”.

G.Y: ¿Vapear es fumar un cigarro electrónico?, ¿O hay más formatos que desconocemos?
C.E: –“Vapear no es fumar; siempre debemos alejar un concepto del otro, puesto que el primero sirve para alejarse del segundo. No existe ninguna similitud entre fumar, que básicamente consiste en la inhalación del humo generado por la combustión de la hoja del tabaco, y vapear que consiste en la inhalación del vapor generado por la vaporización de cuatro componentes de grado farmacológico y/o testados para consumo humano por vía oral. Respecto a los formatos, lo que la gente conoce como cigarrillo electrónico es lo que los vapers denominamos dispositivos de primera generación; esos pequeños “lapiceros” que también se venden en estancos, que se parecen más en su forma a un cigarrillo y que hace tiempo quedaron obsoletos y no eran lo suficientemente efectivos en la entrega de nicotina como para ayudar a dejar de fumar completamente. Aquello ya forma parte del pasado. Hoy en día, gracias a la evolución libre de un gran mercado, independiente de las compañías tabaqueras, e impulsado por los usuarios, los vapers disponemos de lo que llamamos “vaporizadores personales” o dispositivos de tercera y cuarta generación, mucho más eficientes en la entrega de nicotina y adaptables a los gustos de cada usuario. Esa gran adaptabilidad de los dispositivos y la gran oferta de e-líquidos de sabores variados es lo que ha provocado la satisfacción del consumidor consiguiendo unas tasas de deshabituación tabáquica asombrosas y nunca vistas”.

“Con el vapeo se están consiguiendo unas tasas de deshabituación tabáquica asombrosas y nunca vistas”.

carmen-scrig-foto-antonio-beas-de-krassia-photography-3

G.Y: ¿De qué sustancias están compuestos los líquidos de los cigarros electrónicos? ¿Llevan nicotina?
C.E: –“Los e-líquidos son una solución compuesta de Propilenglicol, Glicerol y aromas alimentarios, todos ellos ampliamente utilizados en multitud de productos de consumo humano, incluyendo pulverizadores e inhaladores de uso farmacéutico. Los e-líquidos se comercializan con diferentes concentraciones de nicotina (de 0 mg/ml a 18 mg/ml) para adaptar dicha concentración a la necesidad de cada usuario, que va disminuyendo su cantidad paulatinamente. Cabe destacar aquí que, a pesar de la campaña de terror lanzada contra la nicotina, ésta no es cancerígena y, a las dosis utilizadas por los vapers, no provoca efectos tóxicos más allá de una ligera acción estimulante y algunos eventos cardiovasculares de tipo ligero (similar a la cafeína). Sin embargo, la nicotina sí es responsable de parte de la adicción generada por el tabaco. Los fumadores fuman por la nicotina, pero mueren por el humo generado en la combustión del tabaco. El humo del tabaco porta de 4.000 a 7.000 sustancias tóxicas, entre las que se encuentran de 60 a 80 sustancias cancerígenas declaradas, y algunas de ellas provienen de los aditivos añadidos para incrementar y potenciar el efecto adictivo de la nicotina. Estas sustancias no se encuentran en los e-líquidos, por lo que los efectos adictivos de la nicotina son mucho menores cuando se vapea, resultando más sencillo deshabituarse controlando su concentración poco a poco”.

G.Y: ¿Es cierto que mucha gente deja de fumar al vapear? ¿Hay cifras o estadísticas?
C.E: –“Había ya prestigiosas publicaciones como la revisión Cochrane que afirmaban que el vapeo ayuda a los fumadores a dejar el tabaco. Pero además, hace poco, investigadores y especialistas en tabaquismo publicaron un nuevo estudio en la prestigiosa revista Addiction analizando los resultados del Eurobarómetro 2014, realizado por la Comisión Europea sobre el tabaquismo y los cigarrillos electrónicos. Sus conclusiones son que más de seis millones de fumadores en la Unión Europea han dejado de fumar y otros 9 millones han reducido su consumo de tabaco con el uso de estos dispositivos. En palabras del Dr. Konstantinos Farsalinos, cardiólogo del Centro Onassis de Cirugía Cardíaca de Atenas e investigador principal del proyecto, `estas son probablemente las tasas más altas de abandono y reducción del tabaquismo que jamás se han observado en un estudio a gran escala… Los datos de la Unión Europea muestran que el uso de cigarrillos electrónicos parece tener un impacto positivo en la salud pública por dos razones principales: 1. Se observan altas tasas de reducción y cesación tabáquica y 2. El uso de cigarrillos electrónicos se limita en su práctica totalidad a los fumadores y exfumadores, con un uso mínimo de los no fumadores, descartándose la teoría de puerta de entrada al tabaquismo´”.

G.Y: ¿Hay estudios que indican que vapear es bastante menos tóxico que fumar? ¿Puede darnos más información?
C.E: –Efectivamente hay cientos de estudios que lo demuestran. El Ministerio de Sanidad de Reino Unido publicó recientemente su informe al respecto de los vaporizadores personales, removiendo a nivel mundial la percepción sobre estos dispositivos con conclusiones lapidarias y revolucionarias. El informe realizaba un extenso análisis de toda la evidencia científica disponible. Cientos de estudios publicados por reputados doctores e investigadores en revistas científicas internacionales y evaluados por peer-review fueron analizados por esta institución estableciendo el 95% como límite de riesgo y declarando su apoyo al enorme potencial como herramienta de salud pública, que tienen estos dispositivos en la reducción de daños por tabaquismo. Hace pocos meses, la situación volvió a dar un vuelco con la publicación del informe del Royal College of Physicians, institución de gran prestigio fundada en 1518 y que representa a más de 32.000 médicos con cánones de excelencia. De nuevo, el informe del RCP analizaba toda evidencia disponible y concluía: `A pesar de que no es posible cuantificar los riesgos para la salud a largo plazo asociados con los cigarrillos electrónicos, los datos disponibles sugieren que es poco probable que supere el 5% de los asociados al tabaco, y bien puede ser sustancialmente inferior a esta cifra´”.

G.Y:- Parece ser que la regulación europea aplica las mismas restricciones a la venta de elementos para vapear que al tabaco, mientras que, en el caso de Reino Unido, esto no es así. ¿Nos puede ampliar los datos?
C.E: –El vapeo tiene una tasa de éxito sustancial en el abandono y la reducción del consumo de tabaco. Esto es atribuible al hecho de que los vaporizadores personales satisfacen mejor las necesidades y preferencias de los fumadores y a que, hasta ahora, han sido de fácil acceso. Muchos pensamos, incluyendo las autoridades sanitarias británicas, que este beneficio para la salud pública puede quedar seriamente dañado cuando los Estados miembros de la UE acaben de transponer la Directiva Europea de Productos de Tabaco (TPD), en la que se incluyó, por desgracia, la regulación de estos dispositivos y que está en vigor desde el pasado 20 de mayo. La TPD clasifica al cigarrillo electrónico como producto diferente del tabaco, pero dentro de sus atribuciones y, aunque no establece una equiparación, afectará a la disponibilidad del producto, accesibilidad y aceptación de su uso. La publicidad y promoción se verán estrictamente reguladas, fomentando en el público una percepción negativa del producto. El cambio de percepción del público a una postura negativa ya se ha destacado como una fuerte barrera para el uso de los cigarrillos electrónicos en distintos estudios. Otros efectos de la regulación serán un aumento en el precio y una reducción en la variabilidad del producto debido a los costes de conformidad. Por otro lado, la regulación TPD introducirá algunos criterios de calidad y seguridad, lo que podría aumentar la confianza en los productos por los consumidores. Desde la evidencia científica, y con el fin de aprovechar todo el potencial como herramienta de reducción de daños por tabaquismo que tiene este producto, el uso de los vaporizadores personales por los fumadores debería ser fomentado por los gobiernos y autoridades de la salud, como lo está haciendo Reino Unido. No existe motivación alguna para regular el producto más allá del establecimiento de unos controles de calidad y seguridad y evitar la promoción entre los no fumadores”.

“El uso de los vaporizadores personales por los fumadores debería ser fomentado por los gobiernos y autoridades de la salud, como lo está haciendo Reino Unido”.

G.Y: ¿Qué le recomendaría a alguien que quiera empezar a vapear?
C.E: –-“Lo primero y más importante es que el fumador que quiere empezar a vapear esté correctamente informado sobre el tipo de dispositivo, e-líquido y concentración de nicotina que mejor se adapte a sus gustos y necesidades y, para ello, lo mejor es que acuda a una buena tienda independiente de vapeo (nunca a un estanco), donde profesionales especializados le asesorarán y asistirán en su proceso de cambio del tabaco al vaporizador personal. En segundo lugar, le recomendaría que jamás se fíe de los titulares sensacionalistas que se leen en los medios de información generalistas sobre los cigarrillos electrónicos, vengan de quien vengan; el propio usuario ha de crearse su opinión informada con sentido crítico. Si tiene acceso a la red, recomiendo al usuario navegar e informarse en los sitios online y redes sociales de las asociaciones especializadas y en los grandes foros de opinión de los usuarios en internet. Allí podrá acceder, tanto a la información sobre los tipos de dispositivos, como a los estudios científicos sobre el vapeo. A su vez, en estos foros y asociaciones podrán recomendarle sobre la tienda especializada más cercana a la que acudir”.

La American Vaping Association también lucha en Estados Unidos para evitar las normativas que limitan a los vapeadores.

La American Vaping Association también lucha en Estados Unidos para evitar las normativas que limitan a los vapeadores.


“Lo primero y más importante es que el fumador que quiere empezar a vapear esté correctamente informado sobre el tipo de dispositivo, e-líquido y concentración de nicotina que mejor se adapte a sus gustos y necesidades”.

G.Y: En los últimos años, parece que ha surgido también todo un movimiento de aficionados a vapear que se relacionan en la red, con foros, páginas especializadas, etc. ¿Nos puede indicar algunas y algunos sitios imprescindibles para que, aquellos fumadores interesados en pasarse al vapeo, puedan informarse?
C.E: –“Efectivamente, el papel de la comunidad de usuarios en el proceso y avance del vapeo se ha convertido en un pilar fundamental para asistir a los nuevos vapers en su proceso de deshabituación tabáquica en todo el mundo. En palabras del Dr. Gerry Stimson, Profesor Emérito del Imperial College de Londres y una autoridad mundial en salud pública: `Los fabricantes del sector, las tiendas de vapeo, los foros de vapeo y los vapers son la nueva primera línea para ayudar a la gente a dejar de fumar´. Es un ejemplo de los objetivos de salud pública alcanzados sin la participación de los profesionales de la salud pública y, de hecho, a menudo, a pesar de la oposición de los profesionales de la salud pública. En España existe una comunidad online muy activa de vapers que incluye foros y grupos con miles de usuarios como Vapeadores Por la Red en Facebook o El Mono Vapeador, por mencionar sólo un par y, por supuesto siempre pueden dirigirse a cualquiera de las asociaciones de usuarios ANESVAP, de empresarios UPEV o de profesionales de la salud MOVE”.

Entrevista de I. Almendros y Guillermo Puche
Fotografías: Antonio Beas, de Krassia Photography para Gente Yold

Comentarios

  1. juliana dice:

    me parece muy verdad

  2. Angel dice:

    Una pregunta

    ¿Que daños me puede provocar el vaper?

    Soy nuevo en esto y se ve interesante, yo no fumo, pero me atrae esto del vapeo

  3. Noemí dice:

    Hola buenas tardes, tengo una tienda en Toledo, y la verdad que estoy interesada en comprar vapers al por mayor.
    No encuentro por internet donde poder hacerlo, sólo en amazon con precios a pvp.
    Si algún usuario me puede dar información.
    Un cordial saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies