La sociedad de la nieve. Recreación de la tragedia de los Andes

Redacción Yold
5 enero, 2024

Después de unos meses en las pantallas de cine, acaba de llegar a Netflix La sociedad de la nieve, la última película de Juan Antonio Bayona, que narra la increíble odisea de los supervivientes del accidente aéreo de Los Andes, de 1972. Las críticas son unánimemente positivas al valorar el filme, pero, ¿cuáles son las diferencias con ¡Viven!, película estadounidense de 1993, que narraba igualmente el acontecimiento?

La sociedad de la nieve está basada en el libro del mismo título escrito, en 2008, por Pablo Vierci, el único del equipo de rugby uruguayo que, por circunstancias, no voló a Los Andes, pero que fue y sigue siendo amigo de todos los supervivientes y familiares de fallecidos. El libro ofrece una visión coral, de primera mano, de todos ellos, con la visión de distancia y reflexión que dan los años. Bayona leyó el libro, y le dejó totalmente impresionado.

Antes de comenzar la película, el director contactó tanto con el grupo de supervivientes, como con los familiares de los fallecidos. Por ello, contó con la colaboración de todo el grupo y consiguió, de hecho, el beneplácito de todos ellos para esta gran realización.

Por todo ello, la película de Bayona pone el acento en el aspecto humano y en la trascendencia del apoyo mutuo. Lejos de destacar a ninguno de los personajes como un super héroe (como sucede en ¡Viven!), en La sociedad de la nieve se mantiene un relato coral, que manifiesta la idea (siempre defendida por los supervivientes) de que todos juntos formaron un gran equipo: si no hubiesen formado una sociedad, donde los vivos y muertos formaron una auténtica, “cadena de favores” aquel “milagro “no hubiera sucedido.

Este maravilloso setimieto lo expresa muy bien Gustavo Zerbino, uno de los supervivientes, que durante aquellos días se dedicó a recopilar los recuerdos de quienes habían fallecido en el avión: “eso fue lo que a mí me dio el combustible”.

Además, a nivel tecnológico, los avances de los últimos años han permitido que La sociedad de la nieve sea una producción mucho más fidedigna, con tremendos efectos visuales y de sonido. La nueva película es mucho más realista y cercana a los hechos reales, hasta el punto de que, por ejemplo, reflejan las vistas del lugar exacto donde se estrelló el avión.

Nosotros ya hemos visto la película, y no podemos hacer otra cosa que recomendarla encarecidamente. Esperamos vuestras opiniones al respecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies