Cine Yold. Hoy volvemos a nuestra más televisiva infancia rememorando las grandes series niponas

Las series japonesas que alegraron la infancia a millones de yold

Angel Domingo
10 diciembre, 2021

 Número de Comentarios (0)

Se acercan las fiestas de Navidad que, según creencia general, despiertan al niño que habita dentro de nosotros. Nuestro crítico de guardia nos invita a recordar las series que nos entusiasmaron de chavales. ¡Pásate a recordar!

Hoy vivimos en un mundo globalizado que nos permite tener acceso a decenas de series vistas en nuestra infancia y juventud, que pueden re-disfrutarse desde todo el territorio mundial. Pero en sus comienzos, no era sencillo que la animación japonesa llegara a las viviendas europeas y latinas.

Si queremos acercarnos al comienzo de este género en las pequeñas pantallas españolas, tenemos que retroceder hasta 1969 cuando, gracias a Radio Televisión Española, los jóvenes españoles pudieron disfrutar de la preciosista serie Kimba, el león blanco (Eiichi Yamamoto, 1965), que tuvo numerosas reposiciones a lo largo de los años y nos hablaba de un adorable cachorro de león que se ve desamparado de sus padres y es capturado para ser llevado a un zoológico europeo. Durante la travesía, salta del barco acompañado de su padre. Pero cuando ambos regresan a su patria descubren que un tiránico león ha sustituido a su padre y gobierna con mano de hierro la sábana. El joven Kimba, ayudado de un tucán y una joven leona combatirán al despiadado rey para devolver la paz al reino animal. Esta serie ha quedado, actualmente, viva en el recuerdo de aquellos que tuvieron la suerte de verla.

Una vez que hemos recordado la primera serie que se emitió en nuestro país, avanzaremos en el tiempo hasta llegar a las series que, actualmente, siguen emocionando a los espectadores que las disfrutamos en nuestra juventud.

La niña de los Alpes (1974) 

Abuelito, dime tú:

¿Qué sonidos son los que oigo yo?

Abuelito, dime tú:

¿Por qué yo en la nube voy?

Dime ¿por qué huele el aire así?

Dime ¿por qué yo soy tan feliz?

Abuelito,

Nunca yo de ti me alejaré.

Lo cierto es que la pequeña adoraba vivir con su abuelo, el pastor Pedro y su perro Niebla; pero los primeros meses fueron muy complicados para la niña viviendo con aquel viejo gruñón solitario. Sin embargo, todo cambia cuando conoce a Pedro, un sano y encantador muchacho que es pastor de cabras; a Clara, una encantadora muchacha de la misma edad que Heidi, que se desplaza en silla de ruedas, y al glotón de Niebla, el perro encargado de proteger a las ovejas.

Marco, de los Apeninos a los Andes (1977)

En un puerto italiano al pie de las

montañas, vive nuestro amigo Marco en una

humilde morada, se levanta muy temprano para ayudar a su buena mamá, pero un día

la tristeza llega hasta su corazón,

mamá tiene que partir cruzando el mar a

otro país. 

No te vayas mamá, no te alejes de

mí, adiós mamá,

pensaré mucho en ti, no te olvides

mamá, que aquí tienes tu hogar, sino

vuelves pronto iré, a buscarte donde

estés, no me importa donde vayas, te

encontraré.

Era 1886 cuando Edmundo de Amicis, un anónimo escritor trotamundos publicó la novela Corazón. Este libro, que narraba en forma de diario, la historia de Enrique, un niño de trece años, que vivió una de las mayores aventuras de la historia: la de Anna Rossi, la auténtica madre de Marco, que cruza el Atlántico con el objetivo de reunir dinero en otro país para ayudar a su familia.

Desesperado, el pequeño Marco, que tiene una fuerte vinculación con su madre, abandona también el pueblo italiano para ir tras ella. Una auténtica muestra de amor filial, invencible a los obstáculos del destino, incluido el océano, hasta tocar tierra en América y tratar de buscar a su madre. ¿Lo conseguirá? No puedo revelarlo en este artículo, aunque sí asegurar que el pequeño dio su alma por conseguirlo.

Oliver y Benji (Campeones) (Hiroyoshi Mitsunobu, 1983).

Allá van con el balón en los pies

y ninguno los podrá detener.

El estadio vibra con la emoción

de ver jugar a los dos, a los dos.

Solamente juegan para ganar,

pero siempre con deportividad.

Y no hay nadie mejor

para la afición.

Oliver, Benji,

los magos del balón

Benji, Oliver,

sueños de campeón,

Benji, Olive,

el fútbol es su pasión,

Oliver, Benji,

Los magos del balón

Benji, Oliver,

sueños de campeón,

Benji, Oliver,

el fútbol es su pasión,

hay que marcar otro gol.

Nacido en Japón bajo el nombre de Capitán Tsubasa, en nuestro país es conocido por Oliver y Benji. La trama se centra en la relación de Tsubasa con sus amigos, la rivalidad hacia sus oponentes, los entrenamientos, la competición y los acontecimientos en cada uno de los partidos que se juegan. Es importante recordar que los mangas, películas y videojuegos complementan la historia u ofrecen una realidad alternativa de la serie. Estos partidos se caracterizan por las detalladas, espectaculares y, a menudo, imposibles jugadas que llevan a cabo los protagonistas.

Bola de Dragón (Akira Toriyama, 1986).

 Volando, volando, siempre arriba, siempre arriba,

na na na, tú y yo, lucharemos los dos,

volando, volando, siempre arriba, siempre arriba,

na na na, nunca a un amigo abandonaremos,

juntos podremos romper un iceberg.

Unamos nuestras manos,

combatamos al mal que nos persigue,

luz, fuego, destrucción,

el mundo puede ser una ruina,

no lo podemos permitir,

luz, fuego, destrucción.

A nuestros enemigos hay que vencer

luchando hasta el final.

Bulma es una atractiva y sofisticada adolescente que se encuentra inmersa en la búsqueda de las legendarias bolas de dragón, siete esferas mágicas que, según dice la leyenda, permiten invocar a un majestuoso dragón capaz de conceder cualquier deseo a aquel que las reúna. Un día, mientras la joven intenta localizar una de las esferas, se topa con un ingenuo muchacho de fuerza extraordinaria llamado Goku, el cual vive solo en medio de las montañas.

Tras un primer encuentro un tanto accidentado, Bulma consigue convencer al muchacho para que la acompañe en su búsqueda. En su camino, los dos jóvenes deberán hacer frente a innumerables enemigos, entre ellos destacan algunos como un extraño ser llamado Oolong (capaz de transformarse en cualquier objeto o persona), un bandido de poca monta llamado Yamcha y su sirviente Puar (el cual posee los mismos poderes que Oolong), y sobre todo el malvado Emperador Pilaf, el cual pretende reunir las siete bolas de dragón con la intención de conquistar el mundo.

El pequeño Goku está deseando convertirse en discípulo del legendario maestro de artes marciales Mutenroshi, pero antes tendrá que superar una prueba mucho más peligrosa de lo que se imagina. El Duende Tortuga le envía a las montañas del Oeste, conocidas como la Mano del Diablo, para que encuentre a una bella princesa durmiente y la traiga a su isla. En su búsqueda le acompañará el tramposo Krilin, que también busca el tutelaje del Duende Tortuga. Juntos se adentran en la fortaleza de Lucifer, un siniestro vampiro respaldado por un ejército de demonios con el que se propone sumir el mundo en las tinieblas. A Goku y Krilin no tardan en unírseles Bulma, Yamcha, Oolong, Puar y Launch en una épica lucha con el destino del mundo en juego.

Espero que hayáis disfrutado al leer este artículo y os haya hecho recordar aquellas mágicas tardes que pasábamos frente a la pantalla, antes de merendar y hacer los deberes del colegio.

 Ángel Domingo Pérez

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies