Mundo Yold. Se cumplen 100 años del nacimiento del maravilloso escritor

Mario Benedetti, el poeta del amor y del exilio

Carmen Matas
14 septiembre, 2020

 Número de Comentarios (0)

Se cumplen 100 años del nacimiento de Mario Benedetti, el escritor uruguayo más importante de todos los tiempos. Un siglo de una existencia extraordinaria que hoy nos animamos a recordar en Gente Yold.

Hoy en Gente Yold conmemoramos el centenario del nacimiento de una grande entre los grandes.Mario Benedetti fue un escritor prolífico. Uno de los mejores y más populares poetas del siglo XX, además de un excelente narrador, dramaturgo y ensayista. Escribió más de 80 libros de poesía, novelas, cuentos y ensayos que han sido traducidos a 14 idiomas y es indudable que su huella ha sido incontestable en la historia de la literatura. Por ello, toda Latinoamérica y el mundo entero han conmemorado este 2020 el centenario de su nacimiento. Concretamente, fue el 14 de septiembre de 1920 el día en que Benedetti nacía en Paso de los Toros, en Tacuarembó (Uruguay).

El escritor en su vejez

Benedetti abordó todos los géneros literarios, en los que reflejó una mirada crítica de izquierda que le llevaría al exilio y a ser, hasta sus últimos días, un firme detractor de la política exterior de Estados Unidos. Las poesías de este exponente por antonomasia de la llamada generación uruguaya de 1945 fueron cantadas por autores como Joan Manuel Serrat, Daniel Viglietti, Nacha Guevara, Luis Pastor o Pedro Guerra, y sus novelas más famosas llevadas al cine, como La tregua (1974) o Gracias por el fuego (1985), a cargo del director argentino Sergio Renán.

Escribió más de 80 libros de poesía, novelas, cuentos y ensayos que han sido traducidos a 14 idiomas.

Sus comienzos
En 1928 Benedetti comenzó sus estudios primarios en el Colegio Alemán de Montevideo, donde, según contaba él mismo, ya disfrutaba de escribir en verso las lecciones e incluso sorprendió a sus maestros con un primer poema en alemán.

De niño, mateando

Antes de dedicarse a la escritura, el futuro escritor tuvo trabajos de todo tipo: desde taquígrafo, cajero y dependiente, hasta librero, periodista, traductor, empleado público y comercial. Según él mismo contaba, todos estos oficios le ofrecieron un contacto con la realidad social de Uruguay que fue determinante a la hora de modelar posteriormente su estilo y la esencia de su escritura.

Tras una etapa residiendo en Buenos Aires, Benedetti ingresó en 1945 en el semanario uruguayo Marcha, donde fue colaborador durante nada menos que 25 años. Este mismo año publicó su primer libro de poesía, La víspera indeleble. Fue una época trepidante para el autor y tras su primera obra vinieron algunas míticas como Esta mañana y otros cuentos, en 1949; Poemas de oficina, en 1956, y La tregua, en 1960.

En su juventud, tras salir de una enfermedad pulmonar

Sus poesías fueron cantadas por artistas como Joan Manuel Serrat, Daniel Viglietti, Nacha Guevara, Luis Pastor o Pedro Guerra.

Más tarde, entre 1966 y 1967, cruzó el charco hasta a capital francesa, donde trabajó como traductor y locutor para la Radio y Televisión Francesa y como taquígrafo y traductor para la UNESCO.

Su inquietud y ambición no tenían fin, y en 1968 fundó en La Habana el Centro de Investigaciones Literarias de la Casa de las Américas, que dirigió hasta 1971, cuando pasó a encabezar el Departamento de Literatura Latinoamericana de la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Universidad de Montevideo. Es en esta misma época en la que comienza a desarrollar una intensa actividad política, como dirigente del Movimiento 26 de Marzo, una de las agrupaciones de izquierdas del país uruguayo. Durante esta etapa, Benedetti escribió obras como Letras del continente mestizo, en 1967 e Inventario 70, en 1970.

Con su compañera de toda la vida, Luz López

El exilio
Tras el golpe militar en su país en 1973 renuncia a su cargo en la universidad, pese a que acababa de ser elegido para integrar el claustro. Por sus posiciones políticas se vio obligado a abandonar Uruguay, partiendo al exilio, de nuevo a Buenos Aires. Posteriormente, se exiliaría en Perú, donde fue detenido, deportado y amnistiado, para luego instalarse en Cuba, en el año 1976. Un año más tarde, el escritor decide cruzar de nuevo el charco, para instalarse en Madrid en esta ocasión. Nada menos que una década tuvo que vivir Benedetti alejado de su país y de los suyos, entre los que se encontraba su esposa, Luz López, que durante todo ese tiempo permaneció en Uruguay cuidando a las madres de ambos.

Por sus posiciones políticas se vio obligado a abandonar Uruguay, partiendo al exilio durante más de diez años.

En 1984 publicó Geografías y El desexilio y otras conjeturas y tres años después, tras volver a Uruguay, se convirtió en miembro del consejo editor de la revista de izquierdas Brecha. De 1985 data su colaboración con Joan Manuel Serrat en el disco El sur también existe. A partir de entonces su producción es imparable, con títulos como Despiste y franquezas, La borra del café, Andamios y los poemarios Más acá del horizonte y La vida, ese paréntesis.

En el estudio de grabación con Joan Manuel Serrat

En esos años su creación siguió imparable, con títulos como El porvenir de mi pasado, de 2003, Memoria y esperanza, un mensaje para los jóvenes, de 2004 y los poemarios Existir todavía, del mismo año, y Vivir adrede, de 2007, entre otros.

Numerosas distinciones
Una figura tan representativa de la literatura, como lo fue Benedetti, no quedó exenta de amplios reconocimientos a lo largo de su vida. En 1963 fue finalista del Premio Bibliotecario Breve, de la editorial catalana Seix Barral. Sin embargo, su novela Gracias por el fuego no llegó a publicarse hasta 1974, debido a la censura. En 1965 rechazó la prestigiosa beca de la Fundación Guggenheim, de Estados Unidos, dirigida a profesionales avanzados en todos los campos del saber. Y en 1968 renunció también, por motivos políticos, a varios premios del Ministerio de Instrucción Pública de Uruguay.

En 1968 fundó en La Habana el Centro de Investigaciones Literarias de la Casa de las Américas.

Mario fue siempre un hombre alegre, de amplia sonrisa

Entre las distinciones que recibió a lo largo de su carrera se encuentran la Medalla Gabriela Mistral del Gobierno chileno, que recibió en 1996 y el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana, que se le otorgó tres años más tarde.

Además, Mario Benedetti fue nombrado Doctor Honoris Causa por varias universidades de España, Uruguay y Argentina. En 2007 fue condecorado con la Orden Francisco de Miranda en grado de ‘generalísimo’ por el Gobierno venezolano y en 2008 obtuvo el I Premio ALBA del Fondo Cultural de la Alternativa Bolivariana para las Américas en la categoría de Letras.

Mario Benedetti falleció el 14 de mayo de 2009 en Montevideo a la edad de 88 años, tras una larga enfermedad pulmonar crónica, que amenazó varias veces con quitarle la vida. Se fue el exponente por antonomasia de la poesía latinoamericana, pero nos quedan, por suerte, sus grandes obras. Y es que, dicen, que el mejor homenaje para un escritor es leer sus libros.

¿Cuál es tu obra de referencia de Mario Benedetti? No dudes en compartir tus sensaciones con nosotros a través de los comentarios o en alguna de nuestras redes sociales. ¡Nos vemos muy pronto!

Fotos: Fundación Mario Benedetti

Más información:

http://fundacionmariobenedetti.uy/

Comentarios

  1. William dice:

    Mario es extraordinario con el libro la tregua conocí su obra, una trama que te atrapa hasta el final mismo, no tiene puntos bajos, desde empecé a interesarme en su obra, me gustan las letras de vez en vez escribo algo y benedetti y neruda para mi son lo máximo, por que con una simpleza excepcional lo hacen a uno nadar en aguas profundas saludos un abrazo desde Chile.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies