Microbios surcoreanos parasitan el cine occidental

 

 

 

Angel Domingo
25 febrero, 2020

 Número de Comentarios (0)

Hoy, nuestro crítico de cabecera se ocupa de uno de los últimos grandes éxitos de la cartelera cinematográfica. Se trata de la película que todo el mundo comenta y que suscita tantas opiniones contradictorias: Parásitos. No te pierdas el comentario de Ángel Domingo que, sin spoilers, comenta y contextualiza la cinta.

Parece que el sistema empresarial de Corea del Sur, en su obsesión por imponer y condicionar al mundo occidental con su tecnología 5G, ha cambiado de táctica e intenta competir, no solo desde amenazas digitales, sino también a través de la cultura. Exportar cultura siempre es rentable para cualquier país.

Parásitos (Bong Joon-Ho, 2019) es un buen producto: 4 Oscar, Palma de Oro y muchos premios en diferentes festivales, que seguramente ingresará divisas suficientes y, ojalá, sean invertidas en hacer crecer la industria del cine asiático.

 

El argumento de esta película es sencillo: tanto el personaje principal, Gi Taek, interpretado de manera sobresaliente por el actor Song Kang-ho, como su familia, están sin trabajo y sobreviven con muchas carencias en una casa vieja, que es casi un semisótano. Cuando el hijo mayor Gi Woo, interpretado por el joven Choi Woo-Sik, empieza a dar clases particulares en casa de Park (Lee Seon-Gyum), las dos familias, que tienen mucho en común pese a pertenecer a dos mundos totalmente distintos, comienzan una relación de resultados imprevisibles.

En cierto sentido, la historia de dos espacios, cuya suma, en manos del sorprendente director Bong Joon-Ho (Taegu, Corea del Sur 1969), nos hace comprender que no son los ricos contra los pobres los enemigos, sino los pobres contra los pobres.

Pocos esperaban que Bong Joon-Ho realizara un trabajo tan analítico como este, teniendo en cuenta que su filmografía está plagada de películas de monstruos como The Host (2006) o Snowpiercer (2013).

Aunque el filme, por su argumento, intenta aparentar que la lucha de clases está desfasada, sería muy difícil encontrar otra película reciente que muestre de una forma tan visual, a través de la estructura doméstica, las perversas formas de dominación del capitalismo neoliberal. La supervivencia de cada uno de los núcleos familiares que protagoniza esta espléndida cinta se mide según su capacidad para conquistar un espacio, y, por extensión, por la conciencia de no darlo nunca por finiquitado.

Por esto, en cierto modo, nos encontramos ante un claro ejemplo del subgénero de las home invasion, en la medida en lo que es Casa tomada, el magnífico relato de Julio Cortázar, o incluso, algunas de las obras maestras de Luis Buñuel; no podemos quitarnos de la cabeza  El ángel exterminador (Luís Buñuel, 1962) o El discreto encanto de la burguesía (Luis Buñuel, 1972), que convierten el inmovilismo de las clases sociales en la pérdida de control por espacio en el que habitan. En el transcurso de esta guerra, a veces hilarante, la lucha de clases se traduce en una relación sadomasoquista en la que, por un lado, predomina la inversión de roles y, por otro, siempre existe algún personaje en el escalafón más bajo de la pirámide dispuesto a rebelarse.

Y, aunque Parásitos explora los mismos temas que Rompenieves, anterior trabajo del director, convertida en fantasía distópica, aquí el reto es de mayor envergadura. La fluidez con la que el director deriva de la comedia al thriller, llegando, incluso, al cine de terror, sin la necesidad de romper las uñas del espectador, resulta admirable.

Y, tal vez, en ese difícil equilibrio de tonos, que tiene como objetivo absoluto hacer una sátira sobre el mundo contemporáneo, resulta tan hiriente como conmovedor y parece que la película está a punto de escapar de su control, especialmente en su tramo final, que termina produciendo un placer hitchockiano y tarantiniano tan apasionante y arriesgado, que muchos espectadores, le terminamos perdonando los excesos.

 Ángel Domingo Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies