Mundo Yold. Recorrido por los atracos más sorprendentes

Los robos más asombrosos de la historia

Carmen Matas
30 octubre, 2017

El pasado mes de agosto, una joya del arte desaparecida desde hace más de 30 años y valorada en casi 100 millones de euros apareció por casualidad tras ser vendida por apenas 1.500 euros. Hoy, en Gente Yold, te contamos otros grandes robos, igual o mucho más sorprendentes.

El pasado mes de agosto, David Van Auker, responsable de una tienda de antigüedades y muebles de Silver City, una pequeña localidad situada en el norteamericano estado de Nuevo México, compró por poco más de 1.500 euros un cuadro cuyo valor real se estima en casi 100 millones. Se trataba nada menos que de la Mujer-Ocre, una obra del desaparecido pintor de origen holandés Willem de Kooning, robado hace 32 años del Museo de Arte de la Universidad de Arizona.

Todo un misterio, que durante más de tres décadas ha mantenido en vilo a los habitantes y autoridades de la localidad, iba pronto a ser desvelado. Van Auker no podía dar crédito a las afirmaciones de muchos de sus clientes, que aseguraban que su nueva adquisición tenía toda la pinta de ser un de Kooning auténtico, a pesar de haber sido adquirido en una venta de muebles y cuadros de una casa en venta.

ballerina, water colors technique

El robo de la pintura sigue siendo una incógnita, aunque todas las investigaciones apuntan a que lo hizo el matrimonio, ya fallecido, que había residido toda su vida en la vivienda en la que se desarrollaba la venta de muebles… y en la que Van Auker encontró la joya sin tan siquiera esperarlo.

Increíble, ¿verdad? No te pierdas el reportaje de hoy en GY sobre los robos más asombrosos de la historia.

La Mona Lisa fue sustraída en una ocasión del Museo Louvre de París.

Robar la Mona Lisa fue cosa de ‘coser y cantar’
Muchos no sabrán que la obra más icónica de Leonardo Da Vinci, la Mona Lisa, o también conocida como La Gioconda, fue sustraída en una ocasión del Museo Louvre de París. Pero lo más sorprendente del asunto es que el robo no requirió de ningún plan de sustracción elaborado y preciso.

Reproduction of painting Mona Lisa by Leonardo da Vinci and light graphic effect

La mañana del 21 de agosto de 1911, Vicenzo Perrugia, un carpintero aficionado a la pintura y la decoración, se puso un blusón blanco y se hizo pasar por un miembro de mantenimiento del museo, descolgó el cuadro y lo escondió bajo su ropa. La obra estuvo desaparecida hasta 1913, cuando el anticuario Alfredo Geri, localizado en Florencia, recibió una carta de Peruggia en la que pedía una recompensa de 500 mil libras. El delincuente fue arrestado al acudir al anticuario para cobrar la cantidad.

Musée du Louvre à Paris

Robando con aspiradoras
A veces no es necesario complicarse la vida para llevar a cabo el robo perfecto. Esto es lo que pensó una banda de delincuentes de Francia, cuyo único material del que han hecho uso durante años para llevar a cabo sus operaciones ha sido un simple taladro y una aspiradora de máxima potencia.

En Francia unos ladrones llegaron a robar 600.000 euros utilizando simples aspiradoras con las que tomaban los billetes de una tubería.

Se calcula que desde 2006, este grupo ha robado cerca de 600.000 euros a la red de supermercados del país galo Monoprix usando únicamente estas dos cosas. ¿El procedimiento? Todo apunta a que el kid de la cuestión era llegar a taladrar la tubería de los supermercados a través de la cual se introducían una serie de sobres con dinero que iban desde las tiendas hasta la caja fuerte central. Después bastaba con introducir el aspirador en el agujero de la tubería y dejar que el aparato aspirase el máximo de billetes posible.

El robo del siglo: diamantes
Es probablemente el robo mejor planificado de todos los tiempos, de ahí que sea famosamente conocido como “el robo del siglo”. En 2003, una banda de atracadores italianos se hizo con un botín de 100 millones de euros en la ciudad belga de Amberes, conocida por ser el centro neurálgico de la industria de diamantes a nivel mundial.

Robber wearing balaclava stealing valuable things

Ni los diez niveles de máxima seguridad que los ladrones tuvieron que sortear permitieron que los ladrones dejaran ni una sola huella. Casi 15 años más tarde, el botín todavía no ha aparecido, aunque sí se logró detener al jefe de la banda, Leonardo Notarbartolo, condenado a 10 años de prisión. El cineasta J.J. Abrams, creador de la famosa serie Perdidos, está planeando trasladar a la gran pantalla esta trepidante historia.

En 2003, una banda de atracadores italianos se hizo con un botín de 100 millones de euros en diamantes en la ciudad belga de Amberes.

El Grito de Munch o “gracias por la falta de seguridad
La famosa pintura El Grito de Munch ha sido robada en varias en ocasiones. En 1994, este cuadro, uno de los más conocidos de la historia del arte, fue sustraído de la Galería Nacional de Oslo a plena luz del día. No solo la banda de ladrones fue tremendamente eficiente, empleando apenas un minuto en desarrollar su operación y robar la obra, sino que su osadía llegó tan lejos que, tras el robo, dejaron una nota en la que podía leerse “gracias por la falta de seguridad”.

externo-0eee9060d9ed8e6a1287e54ef3f193e5

Diez años más tarde, en 2004, El Grito volvió a ser robado de la Galería Nacional de Oslo junto a La Madonna, del mismo artista. Ambos cuadros fueron recuperados dos años después.

Grandes obras de arte todavía desaparecidas
El robo del Museo Isabella Stewart Gardner de Boston, sucedido en 1990, es hasta la fecha el más más grande de la historia en lo que se refiere a obras de arte. Nada menos que 300 millones de dólares en trece magníficas obras de Degas, Rembrandt y Vermeer, entre otros.

brown vintage leather grunge room

El robo fue simple e increíblemente eficaz, ya que los dos ladrones, disfrazados de policías, accedieron al recinto cuando ya estaba cerrado, asegurando que venían por una llamada de emergencia. Una vez allí, redujeron a los verdaderos guardias de seguridad y recorrieron las galerías del museo a su antojo. A día de hoy los ladrones siguen en paradero desconocido, pero la organización del museo todavía mantiene la esperanza de recuperar lo que un día fue suyo y ofrece 10 millones de dólares a cambio de información fiable sobre el posible paradero de las obras.

Más información:

http://www.abc.es/cultura/arte/abci-recuperan-pintura-willem-kooning-robada-hace-31-anos-arizona-201708121307_noticia.html

Comentarios

  1. MARCO A VARGAS SOLANO dice:

    muy interesante ,desearia mas historias semejantes, sobre temas similares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies