Yoldilandia. Te trasladamos a la India del siglo XVII con la bonita historia del Taj Mahal

Taj Mahal: el más bello homenaje de amor

Carmen Matas
14 febrero, 2018

 Número de Comentarios (0)

En Gente Yold no hemos encontrado una mejor ocasión que el Día de los Enamorados para contarte una de las más bellas demostraciones de amor de la historia, de la que además todos podemos disfrutar a día de hoy. Te hablamos de la maravillosa historia detrás de la construcción del Taj Mahal.

Es probablemente uno de los monumentos más bellos del mundo. Pero el Taj Mahal, situado en la ciudad de Agra, al norte de la India, no es sólo espectacular por su apariencia, sino por la maravillosa historia de amor que lleva detrás.

Beautiful Taj Mahal Architecture, India, Agra, Uttar Pradesh

Un palacio de ensueño como tumba para Mumtaz Mahal

Si hay un símbolo del amor puro y absoluto por encima de razas, religiones o culturas, ese es el mausoleo del Taj Mahal. Su construcción se llevó a cabo bajo la orden del emperador mongol Sha Jahan en honor de su esposa Mumtaz Mahal, quien muriera dando a luz.

Este maravilloso palacio se ha convertido así en un homenaje al amor eterno, un regalo de lujo en honor al alma de la amada.

Este maravilloso palacio se ha convertido así en un homenaje al amor eterno; un regalo de lujo en honor al alma de aquella emperatriz que, por suerte, todavía hoy, sigue fascinando a viajeros de todo el mundo. Hoy te contamos la historia real que inspiró una de las consideradas como las siete maravillas del mundo moderno.

24758898

Como en los cuentos, el emperador encontró a Mumtaz en un bazar de la ciudad y al verla quedó herido de amor para siempre 

El comienzo de una historia de amor
Todo apunta a que un día de 1607, el entonces todavía Príncipe Imperial Khurram, más tarde conocido como el emperador musulmán Shah Jahan, paseaba por el bazar de la ciudad de Agra cuando conoció a la princesa Arjumand, de tan solo 15 años e hija del primer ministro de la corte, que se encontraba en una de las tiendas probándose un collar de diamantes. Cuenta la leyenda que el monarca quedó tan impresionado con la belleza de la joven que, sin pensarlo, decidió pagar las 10 mil rupias en las que estaba valorado el collar, para así ganarse el corazón de la princesa.

My Trips

Las 22 cúpulas del palacio representan los 22 años que duró el amor entre ambos

Lamentablemente, ni siquiera para un monarca de este rango las cosas eran tan sencillas de conseguir y, por razones de estado, tuvo que olvidarse por un tiempo de Arjumand -nada menos que cinco años- y tomar como esposa a la que ostentase su mismo rango, en este caso la hija del rey de Persia.

RL757.6L

Al casarse, Arjumand pasó a convertirse en la reina Mumtaz Mahal, cuyo nombre significa “Perla del Palacio”

Ni un solo día en todo aquel lustro el príncipe dejó de pensar en la bella Arjumand y, dado que la ley islámica le permitía tener varias mujeres, el 20 de mayo de 1612 ésta se convirtió finalmente en su esposa -concretamente la cuarta de ellas-, a pesar de no haberse vuelto a ver ni un solo día tras aquel primer encuentro fortuito en el bazar de Agra.

Mumtaz se convirtió finalmente en la esposa del monarca -concretamente la cuarta-, a pesar de no haberse vuelto a ver ni un solo día tras su primer encuentro fortuito en el bazar.

Tras la unión de ambos, Arjumand pasó a convertirse en la reina Mumtaz Mahal, cuyo nombre significa “Perla del Palacio”. El Príncipe Khurram, por su parte, fue coronado unos años después con el nombre de Shah Jahan, “Rey del Mundo”.

sunrise of taj mahal march 2017

Cada atardecer, el Taj Majal se convierte en una perla dorada 

La triste tragedia
A pesar de sus numerosos embarazos – habían tenido nada menos que 13 hijos juntos- la emperatriz solía acompañar a su marido en sus viajes de Estado. En 1631, tras los años de feliz matrimonio y embarazada de su décimo cuarto retoño, Mumtaz Mahal fallecía repentinamente al dar a luz.

En una cámara mortuoria de paredes de mármol con incrustaciones de piedras preciosas se encuentran las tumbas de Mumtaz y Jahan.

Todo apunta a que, en su lecho de muerte, la reina le pidió al rey Shah que construyera en su memoria un monumento sin igual en el mundo.

tomb-mumtaz-mahal

Los dos monarcas reposan juntos para siempre en el mausoleo del palacio

Sumido en una profunda depresión y tras un año prácticamente encerrado en su palacio, y tal y como ella le había pedido, el monarca ordenó construir el complejo de edificios del Taj Mahal, que se traduce generalmente como “Palacio de la Corona”, aunque algunos historiadores afirman que su designación no es más que una abreviación del nombre de Mumtaz Mahal.

mumtaz-4_1488977326

Al sha, su amor por Mumtaz, no le impidió en absoluto tener otras tres esposas

Más de 20 mil obreros participaron en la construcción de este homenaje al amor, que se prolongó durante 22 años, representados por las 22 cúpulas del complejo. Para llevar a cabo la edificación se utilizaron los mejores materiales del mundo, traídos de los cuatro puntos cardinales en elefante.

inside view of the mausoleum at the taj mahal, agra, uttar pradesh, india

Interior de una de las 22 cúpulas decorada celosías y arabescos de los mejores mármoles hindúes

Mármoles de la propia India y el jade y el cristal de China, al lapislázuli de Afganistán y las amatistas y los corales de Persia y Arabia, pasando por las ágatas del Yémen y la malaquita de Rusia, todo era poco para adornar el estuche de lujo que era el palacio. Dentro del mausoleo, en una cámara mortuoria de paredes de mármol con incrustaciones de piedras preciosas se encuentran las tumbas de Mumtaz y Jahan.

Vintage image of Taj Mahal at sunrise, Agra, India

Grabado de una fachada lateral desde una de las fuentes que rodean el mausoleo

La obsesión del monarca por construir el más bello y majestoso homenaje en honor de su difunta esposa terminó por pasarle factura. Los costes superaron los 50 millones de rupias -lo que hoy equivaldría aproximadamente a medio millón de euros- y provocaron la ruina total de su imperio y, por consiguiente, la pérdida de su trono a manos de su tercer hijo Aurangzeb en 1658. Éste, aunque le permitió seguir con vida, encerró al monarca en una fortaleza durante ocho largos años, desde donde podía contemplar el monumento a su amada.

Finalmente, tras largos años de enfermedad, Shah Jahan fallecía y su hijo Aurangzeb decidía romper la exclusividad del palacio como tumba de Mumtaz, enterrando junto a ella a su padre. Algunos piensan que por honrar el amor que ambos se portaban, otros, en cambio, hablan de una clara intención de romper la simetría del mausoleo por la envidia que siempre sintió su hijo por el amor que se profesaban y que él jamás llegó a experimentar.

Más información:

https://culturacolectiva.com/historia/la-historia-de-amor-detras-del-taj-mahal/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies