Toxina botulínica a examen

 

 

Redacción Yold
10 marzo, 2017

 Número de Comentarios (0)

Es cosa del pasado inyectar la toxina botulínica en cualquier peluquería o incluso a domicilio, en la actualidad este tratamiento médico-estético sólo se puede aplicar en centros médicos, con autorización de Depósito de Medicamentos por la Consejería de Sanidad y por supuesto por médicos especializados.

Es muy importante la experiencia en este tratamiento: en el Centro Felicidad Carrera prima la naturalidad y se consiguen los mejores resultados gracias al estudio exhaustivo previo del paciente (informes médicos, alergias, expectativas) y sobre todo, a la prudencia y la maestría a la hora de aplicarlo, ya que una técnica incorrecta o un exceso de toxina puede provocar un rostro inexpresivo.

La toxina butolínica, conocida también como bótox es una neurotoxina sintetizada y obtenida de una bacteria y purificada para su uso en humanos. Fue descubierta a finales del siglo XIX pero no sería hasta los años 50 y 70 en Estados Unidos cuando se demostraron sus efectos en los músculos. Hasta el año 2002 no se obtuvo la aprobación de la Agencia Americana de Control de Medicamentos y Alimentos, y en la actualidad el bótox ha sido aprobado en más de 75 países para tratar patologías neurológicas y en más de 40 para su uso cosmético (Toxina Botulínica tipo A), convirtiéndose en uno de los tratamientos más demandados y efectivos para todos aquellos que quieren mostrar un rostro sin arrugas de expresión.

Si se tiene en cuenta su forma de actuación, se entenderá fácilmente que las principales indicaciones son aquellas donde hay una actividad muscular-nerviosa exagerada: “tics” nerviosos, estrabismo, espasticidad, arrugas de expresión y en el exceso de sudoración.

La toxina se aplica a través de mínimas inyecciones en diferentes partes del músculo, de forma que, al no recibir más el estímulo nervioso, deja de contraerse. Los mejores resultados se obtienen en el tratamiento de las arrugas de expresión como el entrecejo, frente y “patas de gallo”.

La toxina botulínica es por tanto un modulador de la acción muscular que frena la progresión de las arrugas dinámicas relajando (no paralizando) los músculos responsables de la expresión. En cambio, los rellenos tienen la finalidad de recuperar y/o (según el caso) modificar la proporción del rostro redefiniendo o aumentando el volumen o contorno de determinadas zonas como arrugas y surcos de expresión, pómulos y labios o arco mandibular.

Los efectos secundarios tras la aplicación de la toxina botulínica son poco importantes y transitorios, ya que transcurrido un tiempo, la toxina deja de ejercer su efecto inhibidor sobre los músculos y éstos vuelven a recuperar su fuerza. Los efectos negativos más frecuentes se deben a los provocados por la inyección: dolor local en el punto, edema, eritema, equimosis y a la debilidad muscular excesiva.

Los efectos comienzan a notarse muy rápidamente, aproximadamente a las 48 horas de la infiltración, y alcanzan su máximo resultado a la semana. Como tratamiento ejecutivo (arrugas ya marcadas a partir de los 35-40 años) se recomienda repetir cada 6 meses para que la toxina actúe a largo plazo “educando” a los músculos para que se contraigan con menos fuerza y se suavicen las arrugas. La recuperación después del tratamiento es inmediata ya que es un procedimiento sencillo y seguro. De hecho, la inyección para tratar las arrugas de expresión constituye uno de los llamados “lunch time treatment”, es decir una técnica rápida, eficaz y sin apenas efectos secundarios. P.V.P.: desde 325 a 515€.

Más información:

www.felicidadcarrera.com

Comentarios

  1. Wow! This blog looks exactly like my old
    one! It’s on a entirely different subject but it has pretty much the same layout and design. Wonderful choice of colors!

  2. mandiri Qq dice:

    Amazing! Its in fact amazing post, I have got much clear idea about from this piece of
    writing.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies