Mundo Yold. Un repaso a los acontecimientos históricos de hace ya un siglo

Aún con sus cosas, 1918 fue un buen año: el año de la paz

Redacción Yold
30 diciembre, 2017

 Número de Comentarios (0)

En unos pocos días entraremos en el año 2018 y se nos ha ocurrido compararlo con su “ancestro” de hace un siglo. ¿Cómo fue 1918? ¿Cómo era la vida entonces? Pues, por una parte, un buen año, porque significó, ni más ni menos, que el final de la Primera Guerra Mundial. Pero, como siempre sucede, 1918 trajo otras muchas cosas, buenas y malas, ¿quieres conocerlas?

Cada vez que cambiamos de año, volvemos a reprogramar nuestra mente para un nuevo ciclo: al fin y al cabo, no solo entramos en una nueva fecha, sino que iniciamos una nueva época natural, porque la tierra inicia una nueva vuelta alrededor del sol, y de alguna forma, nos reseteamos y volvemos a empezar una nueva fase de estaciones que nos llevarán del frío a la primavera, de la primavera al calor y, de nuevo, otra vez al frío. Además, los seres humanos tendemos a buscar asociaciones, casualidades, mágicos encuentros. Y por todo ello, hoy hemos querido echar la vista atrás cien años y escudriñar qué pasó en la vida de quienes empezaron un año numéricamente similar al que nosotros comenzamos. Y aunque como siempre pasa, hubo de todo, a primera vista podemos decir que fueron 12 meses buenos, sobre todo porque significó el fin de una de las grandes tragedias de la humanidad: la Primera Guerra Mundial.

1918. El 11 de noviembre de 1918, tras años de guerra, la paz trajo de nuevo la felicidad.

El 11 de noviembre de 1918, tras años de guerra, la paz trajo de nuevo la felicidad

Por fin, la paz
El mundo, literalmente, se desangraba al inicio de 1918
. La Primera Guerra Mundial enfrentó al bloque de las potencias centrales (Imperio austrohúngaro, Imperio alemán, Imperio otomano) con los aliados (Francia, Imperio británico, Imperio ruso…).

La contienda se llevó por delante entre diez y treinta millones de personas entre civiles y militares.

La contienda se llevó por delante entre diez y treinta millones de personas entre civiles y militares, según cálculos que nunca han podido hacerse unánimes.

1918. El horror de la guerra

El horror de la guerra

En España nos libramos milagrosamente porque el gobierno conservador de Eduardo Dato decidió apostar por la neutralidad, ya que según su opinión, el país no contaba con motivos ni recursos para entrar en el conflicto. Afortunadamente, el año 1918 trajo la mejor noticia posible para el mundo: el fin de la contienda, con la firma del Armisticio de Compiègne en el mes de noviembre. El final del año acabó, por tanto, con el mundo brindando por la paz.

1918. Tropas canadienses en Francia.

Tropas canadienses en Francia

Asesinada la familia real rusa
En la nueva Rusia comunista también seguían las convulsiones después de la revolución. En la noche del 16 al 17 de julio, el zar Nicolás II, la zarina y sus cinco hijos fueron asesinados en el sótano de la casa donde permanecían confinados en Ekaterimburgo, junto con sus sirvientes y acompañantes. Su muerte fue conocida inmediatamente en el resto del mundo y causó gran impresión, pero los cuerpos no fueron encontrados hasta los años 70. En 1991 se exhumaron cinco cuerpos, y se enterraron en la catedral de San Pedro y San Pablo, en San Petersburgo. La leyenda de una zarina que se salvó incluso dio lugar a películas en Hollywood.

El Amigo de Barcelona

El bifosfato que cura más barato

La gripe termina por devastar el mundo
Por si no había bastante con la guerra, la humanidad también sufrió en ese año una devastadora epidemia de gripe española que, se calcula, causó entre 30 y 50 millones de muertos, muchos más que la guerra. Solo en nuestro país se contabilizaron cerca de 150.000 fallecidos, lo que venía a ser el 1,5% de la población.

1918. Cuidarse del frío, en aquellos años, era importante.

Cuidarse del frío, en aquellos años, era importante

Todo ello hizo que en ese año la esperanza de vida mundial se redujera considerablemente; en Estados Unidos se acortó unos diez años. La medicina y los cuidados en general avanzaban enormemente en esa época, pero aún faltaban diez años para el invento de la penicilina, y muchos más para llegar a la sanidad que tenemos hoy.

Captura de pantalla (173)

Uno de los remedios milagro de la época

España neutral, pero lejos de estar en paz
Con el panorama mundial en guerra, España podría parecer un paraíso, pero no era así. En aquel año reinaba Alfonso XIII (bisabuelo del actual monarca, Felipe VI), en una monarquía parlamentaria que no terminaba de encontrar su camino hacia la estabilidad. Los reyes aparecían en numerosos actos públicos, especialmente la reina, que era frecuentemente fotografiada en actos solidarios, a los que contribuía constantemente y de forma activa.

En un país que entonces sufría auténticas necesidades, el devenir monárquico no sintonizaba con los problemas de la población.

En verano la familia real se fotografiaba veraneando en San Sebastián, en el chispeante y aristocrático ambiente de la villa. Pero, en un país que entonces sufría auténticas necesidades, el devenir monárquico no sintonizaba del todo con los problemas de la población, como se vería unos años más tarde.

La reina con los infantes en San Sebastian.

La reina con los infantes en San Sebastián

En cuanto a la política, 1918 fue un año marcado por las revueltas, la inestabilidad y las manifestaciones obreras y civiles, de un pueblo que verdaderamente vivía en unas condiciones difíciles. En febrero hubo elecciones, pero, pese a los resultados, en el mismo año se sucedieron varios gobiernos. El gabinete de García Prieto, partido que había ganado los comicios fue sustituido en marzo por el gobierno de concentración liberal, de Maura, cuyos partidos unidos contaban más votos. En noviembre, volvió García Prieto, y un mes más tarde, de nuevo Romanones.

1918 Hubo record de gobiernos en este año, nada menos que cuatro. Este es el de arcía Prieto.

Hubo récord de gobiernos en este año, nada menos que cuatro. Este es el de García Prieto

En medio de aquel sindios, los partidos nacionalistas catalanes presentaron un proyecto para lograr una autonomía, que fue rechazada por el Gobierno, con nuevas convulsiones, tanto en Madrid como en Cataluña y otros lugares. Sin duda, puestos a buscar, podemos encontrar unas cuantas similitudes con nuestra política de hoy.

1918. Gobierno de Maura, uno de los cuatro de aquel año.

El Gobierno de Maura, uno de los cuatro de aquel año

Robo en el museo y otras noticias
Como sucede todos los años, en 1918 también hubo horribles siniestros, sucesos y escándalos. Uno de los más sonados fue el robo del Tesoro del Delfín en el Museo del Prado. Tras constatar que faltaban piezas del Tesoro, se armó un buen lío en el museo. Gracias a las pesquisas del policía Fernández Luna, y tras el consiguiente desfile de sospechosos, las autoridades constataron que el ladrón era uno de los vigilantes, Rafael Coba.

1918. El ladrón del Museo del Prado, tras su detención.

El ladrón del Museo del Prado, tras su detención

Otro hecho triste de aquel año fue la muerte de 21 niños en el cine La Paz de Castellón, tras una horrible estampida que acabó en tragedia.

1918. Tragedia en el cine de La Paz.

Tragedia en el cine de La Paz

Los periódicos de la época también se hicieron eco de la boda del gran intérprete Enrico Caruso con Dorothy Park Benjamin, después de un fracasado y muy apasionado matrimonio con Ada Giachetti.

El gran Carusso se casó

El Gran Caruso

1918. La publicidad cada vez entraba más en nuestras vidas.

La publicidad cada vez entraba más en nuestras vidas

Coches, modas y otras cosas
Fue 1918 un año de transición, desde la horrible guerra a los felices años veinte, y también lo era en modas y en tecnología. Por las calles circulaban cada vez más vehículos e incluso motocicletas.

1918. El galgo ruso de la bella Consuelo Hidalgo, ganador del concurso canino en El Retiro de Madrid.

El galgo ruso de la bella Consuelo Hidalgo, ganador del concurso canino en El Retiro de Madrid

Electrodomésticos y aparatos de todo tipo comenzaban a poblar nuestros hogares. El cinematógrafo, aunque mudo, estaba en pleno auge, con estrellas como Mary Pickford, Douglas Fairbanks, las hermanas Gish, Harold Lloyd, Buster Keaton y por supuesto el gran Charles Chaplin. En España también se rodaban filmes como la inquietante Sanz y el secreto de su arte:

Los periódicos de la época nos mostraban a la nueva mujer con los sujetadores sin ballenas, las faldas cada vez más cortas, toda una revolución. Los primeros tobillos se empezaban a ver por la calle.

1918. La nueva moda del corse sin ballenas hizo felices a muchas mujeres, como estas señoritas que lo anunciaban en la revista Mundo Gráfico.

La nueva moda del corsé sin ballenas hizo felices a muchas mujeres, como estas señoritas que lo anunciaban en la revista Mundo Gráfico

Acababan los años de los vestidos largos, se avecinaba una era, la de los años veinte, acompañada de vientos mucho más frescos. Pero mientras, y como transición, el año 1918 vino acompañado por la noticia de la paz.

1918. La tecnología más avanzada con las máuquinas parlantes.

La tecnología más avanzada con las máquinas parlantes

Ojalá que el nuevo 2018 nos traiga igualmente paz y mucha felicidad. Es lo que os deseamos a todos, desde Gente Yold.

 

Redacción Yold

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies