Mundo Yold. Hoy recordamos a la mujer olvidada que creó el género de ficción cinematográfica

Alice Guy, la creadora de la ficción en el cine

 

Carmen Matas
7 febrero, 2022

Incluso antes de que las mujeres tuvieran el derecho al voto, Alice Guy expresó los impulsos, la autodeterminación y la independencia de las mujeres en sus películas. Fue la primera directora de ficción y autora de 1.000 películas, pero su figura ha sido borrada de la historia por ser mujer.

Para la memoria histórica, Georges Méliès sigue siendo el primer director de un filme de ficción. Sin embargo, la visionaria que entendió las inmensas posibilidades de este tipo de cine fue en realidad Alice Guy, aunque su nombre ha sido injustamente olvidado solo por una razón: ser mujer.

En 1911, el diario especializado en cine Motion Picture News decía algo totalmente revolucionario para la época: que Alice Guy Blaché, la primera cineasta mujer de la historia, era un “buen ejemplo de lo que una mujer puede hacer si se le da una oportunidad en la vida”.

Para ese momento, y a pesar del duro contexto de la época para las mujeres que deseaban desempeñar una profesión, Alice Guy ya había roto moldes, fundando una exitosa compañía cinematográfica en Estados Unidos. El cine era su pasión, su “verdadero príncipe azul”, como ella misma decía. Y fue el cine lo que la llevó por todo el mundo, en una vida cargada a partes iguales por sus grandes logros, mucho esfuerzo y la lucha de una mujer que no aceptó las imposiciones sociales de una sociedad machista.

Su nombre ha sido injustamente olvidado solo por una razón: ser mujer.

Si de algo fue consciente en todo momento, fue de su singularidad. “He producido algunas de las mejores piezas jamás lanzadas por una compañía cinematográfica”, dijo Alice Guy al semanario de entretenimiento The New York Clipper en 1912.

Y no es para menos. Ella dirigió, produjo y/o supervisó (muchas veces las tres cosas) alrededor de mil películas, muchas de ellas cortas, la tendencia en ese momento.

Sus inicios
Nacida en Francia, Alice Guy se inició en el cine cuando tenía 22 años y trabajaba como secretaria en París para Léon Gaumont, un inventor que había comenzado a fabricar cámaras cinematográficas. Con la intención de mostrar lo que hacían aquellos aparatos a los clientes, la empresa rodaba pequeños cortometrajes. Guy pensaba que este material era muy mejorable, por lo que le pidió a su jefe si podía ocuparse de filmar algunas escenas.

Fotograma de El hada de los repollos

He producido algunas de las mejores piezas jamás lanzadas por una compañía cinematográfica”, dijo Alice Guy.

“Puedes intentarlo si quieres, pero que tu trabajo de oficina no se resienta”, le dijo Gaumont. Así, Alice se hizo con un camarógrafo, una actriz y un fondo pintado y rodó El hada de la col en 1896, su primera película. Tras ver aquella joya de apenas un minuto, Gaumont nombró a Alice Guy jefa de producción cinematográfica en su compañía, donde produjo y supervisó cientos de películas. También contribuyó a crear un sistema organizado de estudio de cine, años antes de que Hollywood fuera la Meca del Cine.

Durante un rodaje

Ya en Gaumont, Alice Guy se convirtió en toda una pionera, haciendo películas coloreadas a mano y utilizando un sistema de sonido pionero, que sincronizaba imágenes con cilindros de cera pregrabados. Ella coordinaba todo, dirigía tanto al elenco como al equipo de realización.

En 1907, se casó con Herbert Blaché, otro empleado de Gaumont, y renunció a su puesto como jefa de producción para acompañarlo a los Estados Unidos, donde había sido destinado para promover el sistema de películas de sonido sincronizado de la compañía francesa. El intento fue un fracaso y Gaumont no cuajó en el país norteamericano. Pero en 1910, Alice Guy formó Solax Company y comenzó a hacer sus propias películas. Tuvo tanto éxito que en 1912 construyó su propio estudio de última generación en Fort Lee, Nueva Jersey, en ese momento una bulliciosa ciudad cinematográfica.

Escena amorosa en una de sus ficciones

Guy se convirtió también en pionera de la perspectiva feminista en el cine.

Una visionaria del séptimo arte
En Solax, mantuvo un ritmo vertiginoso. Exploraba nuevos lugares para sus rodajes, incluidos un orfanato, un salón de opio y la prisión de Sing Sing. Supervisó a otros directores y asistentes, al mismo tiempo que dirigía una sociedad anónima de actores adultos y niños, y se hacía con toda una colección de artistas animales, entre ellos ratas, leones, panteras y un tigre de casi 300 kilos llamado Princesa.

También decidió ampliar el repertorio de su compañía con películas de vaqueros como Two Little Rangers, que por primera vez presentaba a vaqueras y no a vaqueros. Era 1912 y Guy se convertía también en pionera de la perspectiva feminista en el cine. No fue la única vez. Era frecuente que en sus películas expresara los impulsos, deseos y la independencia de las mujeres.

Be natural, documental sobre la carrera de Guy

Además se animó a hacer la transición a la realización de largometrajes, creando títulos más largos y más complejos narrativamente. Fueron muy bien recibidos, aunque también implicaban costes de producción más altos y preparaciones más largas.

El declive
Lamentablemente, el último capítulo de la carrera cinematográfica de Guy se vio empañado por reveses y decepciones, tanto en su cargo como directora, como a nivel personal con su marido. Continuó haciendo películas, pero cuando dirigió la alabada La gran aventura, Alice Guy se encontraba casi ahogada en su propia vida, luchando por su salud, con dificultades financieras, un matrimonio roto y una industria del cine en continua agitación. En 1922, el estudio Solax fue subastado y ella, divorciada, regresó a Francia con sus dos hijos.

En Francia trató de hacerse un hueco en el mundo del cine, sin suerte. En 1920 el negocio del cine ya había despegado por completo y las mujeres no eran bienvenidas a los puestos de dirección, a pesar del inmenso talento que muchas mujeres demostraron tener en el sector. Así, optó por dedicarse a escribir artículos y cuentos para niños.

En muchas ocasiones se la recordó como si tan solo hubiera sido una amante de Gaumont e incluso se adjudicó la autoría de algunos de sus filmes a sus directores de fotografía.

Ella y su hija, que trabajaba para el Servicio Exterior de los Estados Unidos, pasaron los últimos años de la Segunda Guerra Mundial en Suiza, donde Guy comenzó a escribir sus memorias. También trató de recopilar sus películas, pero no fue capaz de encontrar la mayoría de ellas. El resto de su vida perseveró en la tarea de dar luz a su labor, concediendo entrevistas y hablando de su trabajo. Lamentablemente, fue en vano.

Una pionera olvidada
Los libros de historia del cine redujeron sus méritos, en el mejor de los casos, a secretaria. En muchas ocasiones se la recordó como si tan solo hubiera sido una amante de Gaumont e incluso se adjudicó la autoría de algunos de sus filmes a sus directores de fotografía. Todo menos reconocer al impresionante talento y valentía de esta mujer. Desde 1940 la cineasta vivió con su hija Simone, que trabajó en el servicio diplomático estadounidense por toda Europa y Estados Unidos, hasta que Alice Guy falleció en una residencia de ancianos en Nueva Jersey. Tenía 94 años. Con ella, su nombre terminó enterrado y condenado al olvido.

En 2018 se estrenó la película Sé natural: La Historia No Contada de Alice Guy-Blanché sobre su trabajo de secretaria en Gaumont hasta su nombramiento como jefa de producción, y su posterior carrera de 20 años en Francia y Estados Unidos, con la dirección de Pamela B. Green, narrada por Jodie Foster.

¿Conocías a Alice Guy? ¿Sabías que era la primera directora de ficción de la historia? No dudes en compartir tus sensaciones con nosotros a través de los comentarios o en alguna de nuestras redes sociales. ¡Nos vemos muy pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies