Mundo Yold. La actriz que amaba a los animales más que al cine

Brigitte Bardot, amiga de los animales

Angel Domingo
16 abril, 2020

 Número de Comentarios (0)

Desde que el Gobierno decretó el Estado de Alarma no solo los seres humanos estamos pasando dificultades; los animales de compañía también están obligados a permanecer en los hogares. A causa de esta circunstancia, hoy quiero recordar a una de las intérpretes más populares del siglo XX, que dejó a un lado las comodidades de su vida de estrella para dedicarse a proteger a las mascotas.

La legendaria actriz francesa Brigitte Bardot (28 de septiembre de 1934, Place Violet, París, Francia) es, sin lugar a dudas, una de las pocas supervivientes del cine clásico.

Es admirada en todo el mundo por su amplía filmografía, y por su indiscutible belleza. Sin embargo, en este artículo quiero explicar que mi admiración por ella es por su decisión de abandonar la vida frívola del mundo del cine, y volcarse en la lucha por la protección de los animales contra el maltrato.

 

Repasemos su vida
Su padre era directivo de una empresa internacional y su madre organizaba desfiles de moda. En la adolescencia estudió baile en el Conservatorio Nacional de Danza con Boris Kniaseff. Con solo 16 años ya era una estrella de moda. Trabajó en la película Los joyeros del claro de luna (Roger Vadim, 1958), polémica por sus escenas de desnudos.

A principios de la década de los cincuenta protagonizó su primer gran papel en Y Dios creó a la mujer (Roger Vadim, 1956) con un sueldo superior a un millón de francos.

En la adolescencia estudió baile en el Conservatorio Nacional de Danza con Boris Kniaseff y con solo 16 años ya era una estrella de moda.

Brigitte representó un movimiento hacia la libertad femenina en la década de los sesenta en Francia. Sin embargo, para no sentirse sola, parecía simpática, divertida y sensual, a pesar de su enorme necesidad de afecto y sus desgarradoras depresiones que, puntualmente, le llevaron a intentar quitarse la vida.

En 1974, a los 38 años, la Bardot decidió dejar el mundo del cine. Para entonces había filmado más de sesenta películas, y su figura había sido fotografiada unas sesenta mil veces. Fue entonces cuando se aproximó a la música grabando varios discos, aventura en la que le acompañó Serge Gainsbourg, quien compuso para ella Je T´aime… Moi… Non Plus.

En 1974, a los 38 años, la Bardot decidió dejar el mundo del cine y grabó algunos discos.

Brigitte crea la fundación
En 1976 creó la Fundación Brigitte Bardot para la protección de los animales en peligro, siendo actualmente una de las más influyentes activistas de este movimiento. Y tan combativa fue en este campo que hasta se permitió reprochar públicamente a Sophia Loren su abrigo de pieles.

A sus 45 años la prensa francesa le contabilizaba 42 amantes, entre ellos Gilbert Becaud, el músico Sacha Distel o el también actor Jacques Charrier, con quién se casó y tuvo un hijo. Al poco tiempo tuvo una aventura amorosa con el intérprete Sami Frey, por quien estuvo al filo de la muerte cuando se separaron, al igual que el mismo Sami, que intentó quitarse la vida.

En 1976 creó la Fundación Brigitte Bardot para la protección de los animales en peligro.

En 2003 escribió un libro de memorias Un cri Dans le silence, que sorprendió por su sinceridad, y en el que insiste en que “los animales le merecen más confianza que muchos seres que se llaman a sí mismos humanos” (que conste en acta que estoy totalmente de acuerdo).

Además, declaró que la última vez que entró en un cine fue hace unos treinta años y que aprecia a los directores con talento, aunque ve muy pocos en la escena actual. Bardot afirmó también que la política es un tema que le “disgusta profundamente” y destacó que, tras su muerte, quería ser recordada por su “batalla por los derechos de los animales”.

Desde hace muchos años la Fundación Bardot mantiene una decidida batalla a favor de la protección de los derechos de las mascotas y los animales salvajes del mundo.

Actualmente, la Fundación Bardot presume de contar con alrededor de 57.000 socios donantes de 60 países diferentes y con unos 323 inspectores. La casa central se encuentra en París donde trabajan treinta personas.

Trabajan creando refugios, rescatando animales, realizando campañas de esterilización de perros y gatos callejeros, y también interviene a nivel judicial con un destacado contingente de inspectores en toda Francia.

En el extranjero creó un santuario para osos en Bulgaria, ha dispuesto clínicas itinerantes en Europa del Este, y realiza tareas de propaganda, entrevistas, conferencias de prensa, manifestaciones y peticiones a todos los medios de comunicación.

Más información:

https://www.fondationbrigittebardot.fr/

 

Ángel Domingo Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies