Mundo Yold. Hoy recordamos a la pionera de la fotografía erótica con mirada femenina

Bunny Yeager, la modelo convertida en fotógrafa pin-up

 

 

Carmen Matas
8 noviembre, 2021

 Número de Comentarios (0)

Pasó de ser modelo a revolucionar el mundo de la fotografía detrás de la cámara en la segunda mitad del siglo XX. Es considerada una de las creadoras del género de pin-ups, impulsora del bikini e inventora de una era icónica de retratos a mujeres hermosas y voluptuosas. Hoy te hablamos de la gran Bunny Yeager.

Bunny Yeager pasó de ser modelo a colocarse detrás de la cámara, convirtiéndose en la fotógrafa que ayudó a impulsar la carrera de la modelo Bettie Page. Y lo hizo además rompiendo moldes, retratando a la modelo apenas vestida y personificando, a partes iguales, toda la sexualidad e ingenuidad que tenía. Gracias a Yeager, la carrera de Page despegó hacia el estrellato internacional, posicionándose como la reina de las modelos de mediados del siglo XX. Todavía hoy, las fotos que tomó de Page con un traje de baño con estampado de leopardo, junto a un guepardo real, siguen siendo muy conocidas y referencia en el mundo de la fotografía.

Yeager fue una de las fotógrafos de desnudos y semidesnudos femeninos más célebres del mundo de las décadas de 1950 y 1960. Ella supo convertir a las modelos eróticas, un sector turbio a ojos de todo el mundo en aquel momento, en un gran arte fotográfico. Su trabajo apareció en Playboy y en una amplia serie de revistas masculinas de la posguerra, como Cavalier, Escapade, Nugget, Fling, Sunbathing, National Police Gazette, Figure Quarterly.

Yeager fue una de las fotógrafas de desnudos y semidesnudos femeninos más célebres del mundo de las décadas de 1950 y 1960.

El legado de Yeager es sin duda el impacto cultural que ejerció, no solo en la fotografía pin-up, sino también, por ejemplo, en la moda, ayudando a popularizar el bikini e influyendo en otros artistas como Cindy Sherman, que leyó las guías de Yeager sobre cómo fotografiar desnudos y hacer autorretratos.

Bettie Page

Yeager se hizo famosa por hacer que las mujeres de a pie, las de todos los días, desde las madres que se quedaban en casa hasta las azafatas de vuelo, se sintieran lo suficientemente cómodas y seguras de sí mismas como para desnudarse, por fuera y por dentro. “Todas querían ser mis modelos porque sabían que no me aprovecharía de ellas”, dijo la propia Yeager a Associated Press durante una entrevista en 2013. “Yo jamás presioné para que nadie se desnudara si no quería hacerlo. Aunque no se crea, no tuve ni un solo día de trabajo en el que la fotografía de desnudos prevaleciera para mí”.

Comienzos como modelo
Linnea Eleanor Yeager nació en Wilkinsburg, Pensilvania, el 13 de marzo de 1929. A los 17, se mudó con su familia a Miami y allí, Linnea, una joven tímida, se reinventó a sí misma. Adoptó el nombre de Bunny por el personaje de Lana Turner en la película de 1945, Fin de semana y se matriculó en una escuela de modelos. Alta, esbelta y fotogénica, Yeager pronto se convirtió en una de las modelos más solicitadas de la ciudad. Ganó una serie de concursos de belleza locales, entre ellos, la Reina de Miami, Miss Personalidad de Miami Beach y Miss Trailer Coach, del condado de Dade.

El legado de Yeager es sin duda el impacto cultural que ejerció, no solo en la fotografía pin-up, sino también, por ejemplo, en la moda, ayudando a popularizar el bikini.

En la década de 1940 se convirtió en una de las modelos más fotografiadas en Miami. Pero pronto empezó a disfrutar más girando la cámara hacia sí misma, posando en trajes de baño que hacía ella misma a mano. Sus autorretratos quedaron plasmados en el libro, Cómo me fotografío, de 1964.

Yeager se adentró en el mundo de la fotografía como una forma de optimizar gastos: imprimir su portafolio como modelo era demasiado costoso y se comprometió a aprender a hacer sus propias impresiones. Al poco de inscribirse en un curso de fotografía de una escuela nocturna con poco más de 20 años, ya vendió su primer trabajo a la revista masculina Eye. Fueron fotos de la modelo Maria Stinger.

Ursula Andress

Todas las mujeres querían ser mis modelos porque sabían que no me aprovecharía de ellas.

Su despegue con Bettie Page
Yeager comenzó a tomar fotos de Page en 1954, cuando comenzó su carrera detrás de la cámara. Publicó alrededor de una docena de libros y su trabajo se ha exhibido en galerías de arte de todo el mundo. “¡Oh, ella era hermosa!”, dijo Yeager a The Miami Herald en 2013. “Cuando le dije que quería fotografiarla desnuda, ella dijo: ‘Es curioso, tomo el sol desnuda y estoy bronceada por todas partes’. Y así era, en todas partes, incluso detrás de las rodillas y otros lugares inimaginables”, confesaba la fotógrafa.

La propia Bunny se fotografió numeras veces

Aunque las icónicas imágenes de Bettie Page son las más conocidas, Yeager también fotografió a otras grandes artistas, como es el caso de la actriz sueca Ursula Andress, retratada por Yeager en un bikini blanco, con un cuchillo enfundado a su costado.

El trabajo de Yeager quedó inactivo en la década de 1970 y permaneció así durante décadas. Pero en 2010, el Museo Andy Warhol de Pittsburgh organizó una muestra de autorretratos de la fotógrafa, la primera exhibición en un museo de toda su carrera. Esto, de alguna forma, volvió a relanzar su carrera, y otras exposiciones comenzaron a tener lugar en otros lugares. “Todavía siento ese pequeño cosquilleo cuando veo mis fotos expuestas en la pared”, dijo ella misma en 2013, un año antes de fallecer.

¿Qué la hace tan especial?
Las imágenes de Yeager, tomadas fundamentalmente con una cámara Rolleiflex o Speed ​​Graphic, se caracterizan por sus composiciones imaginativas, así como por los lugares exóticos. Otros sellos estilísticos propios de Yeager incluyen una luminosidad muy especial, que parecía palpitar en cada imagen. Sabía aprovechar la brillante luz del sur de Florida, donde vivía, e incluso llegaba a usar flash, aunque fuera de día.

Pero sin duda el sello más característico de su trabajo fue el de trabajar con modelos de belleza vibrante y aspecto natural, que irradiaban sexualidad femenina. Aunque se crea lo contrario, Yeager confesó en multitud de ocasiones que en el momento de apretar el disparador de su cámara, no pensaba en la mirada masculina que tendría aquella instantánea.

“Nunca lo hice para excitar los intereses de nadie”, dijo Yeager en una entrevista en 2013. “Solo quería mostrar la belleza de mis sujetos, ya fuera un guepardo, una mujer, o los dos juntos. Eso es más importante para mí que cualquier otra cosa”.

Las composiciones de Yeager son también memorables por los singulares atuendos que ella misma hacía para sus modelos. Para una de sus imágenes más famosas, en la que Bettie Page se arrodilla con solo un gorro de Papá Noel mientras cuelga un adorno plateado en un árbol de Navidad, Yeager cosió el gorro ella misma.

Fallecimiento
Bunny Yeager falleció el 25 de mayo de 2014 a los 85 años de edad, víctima de una insuficiencia cardiaca. Desaparecía así un pilar fundamental de la historia de la fotografía. El obituario de Yeager en The Miami Herald la calificó como “una de las fotógrafas más famosas e influyentes del país”.

Una artistas sin precedentes de cuya obra podemos seguir disfrutando.

¿Conocías a Bunny Yeager? ¿Sabías que fue una transgresora en el mundo de la fotografía? No dudes en compartir tus sensaciones con nosotros a través de los comentarios o en alguna de nuestras redes sociales. ¡Nos vemos muy pronto!

 Más información:

https://www.bunnyyeager.net/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies