Gente Yold. Entrevista con Iris de Luna, endocrinóloga del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid

¿Sabes cómo debes consumir fruta?

Guillermo Puche
24 julio, 2017

Aunque la fruta debe ser consumida en cualquier época del año, la llegada del verano hace que nos apetezca más. Eso sin contar con la “operación biquini”. Pero, aunque suene raro, quizá no sabemos consumirla para aprovechar todos sus beneficios. La endocrinóloga Iris de Luna nos explica cuándo y cómo debemos hacerlo.

Sin duda la fruta es uno de los alimentos más sanos que podemos ingerir: manzanas, naranjas, plátanos, melocotones… El mundo de la fruta nos ofrece un tesoro de nutrientes frescos, naturales, beneficiosos y de calidad, que además tienen muy pocas calorías; pero, ¿podemos comerla en cualquier momento? ¿Es una leyenda urbana lo de que es mejor comerla antes de las comidas? ¿Ninguna fruta engorda? ¿Son buenas todas las frutas para todo el mundo? Hoy la doctora Iris de Luna, del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid habla con GY para darnos información concreta y precisa que nos ayudará a saber cómo comer la fruta.

iris_de_luna5

Licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Valencia y Especialista en Endocrinología y Nutrición por el sistema MIR en el Hospital Universitario Doctor Peset de Valencia, la doctora de Luna es co-autora de publicaciones científicas en patologías de la especialidad y de numerosas comunicaciones a congresos en el campo de la Endocrinología. Ha sido colaboradora docente del Departamento de Medicina de la Universidad de Valencia (2012-2015) de grado en Medicina y de grado en Dietética. Actualmente pertenece al cuerpo docente de teoría y prácticas de Endocrinología y Nutrición en Formación Clínica IV de la Universidad Europea de Madrid

Selection of colourful smoothies on rustic wood background, copy space

Gente Yold:  En general, ¿qué propiedades o nutrientes aporta la fruta? ¿Cuál es el mejor momento del día para consumirla?
Dra. Iris de Luna: -“La fruta aporta hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales y una cantidad variable de agua al organismo. Puesto que los hidratos de carbono son una fuente de energía, es mejor consumirlos cuando esa energía vaya a ser utilizada, es decir, en aquellos momentos del día en que nos vayamos a mantener activos. Es recomendable consumir la fruta como desayuno o bien a mitad de mañana, o como merienda”.

“Puesto que los hidratos de carbono son una fuente de energía, es mejor consumirlos cuando esa energía vaya a ser utilizada”.

GY: Para que el organismo absorba todos sus nutrientes, ¿hay alguna pauta en el momento de ingerirla?
IL: -“Tradicionalmente se ha recomendado que ciertas frutas ácidas, como la piña, se tomen al inicio de la comida para facilitar la digestión de los siguientes platos. Podríamos decir lo mismo de los encurtidos. Algunas personas pueden presentar flatulencia o distensión abdominal con el consumo de fruta, que se reduce al consumir la fruta sola, sin acompañarla de otros alimentos. Sin embargo no se han encontrado diferencias significativas respecto a la absorción de micronutrientes según el momento de ingerirla”.

iris de luna1

GY: ¿Se debe evitar la fruta por la noche?
IL: –El metabolismo mantiene ciertos ritmos a lo largo del día, es lo que se conoce como cronobiología. Por la noche, el hígado es más efectivo para el almacenamiento de azúcares en forma de glucógeno. Cuando los depósitos de glucógeno están completos, el exceso de azúcares se transforma en triglicéridos.

El principal tipo de azúcar que contiene la fruta es la fructosa, que es un azúcar de absorción rápida, que si no es consumido en ese momento se almacena y puede dar lugar al aumento de producción de triglicéridos. Por esto, en un plan de adelgazamiento no es recomendable sustituir la cena por fruta, ya que esa energía en forma de fructosa no va a ser utilizada y se almacenará en forma de triglicéridos”.

“En un plan de adelgazamiento no es recomendable sustituir la cena por fruta, ya que esa energía en forma de fructosa no va a ser utilizada”.

GY: ¿Afecta de alguna manera la fructosa al organismo? ¿Y a una persona diabética?
IL:  -“La fructosa se ha utilizado tradicionalmente como sustitutivo del azúcar por su mayor poder edulcorante aportando menos calorías y elevando menos los niveles de glucemia (azúcar sanguíneo). En los últimos años se han publicado diferentes estudios que relacionan el consumo de altas cantidades de fructosa con la aparición de resistencia a la insulina, diabetes mellitus tipo 2 y obesidad. Esto se debe a que la fructosa es metabolizada a nivel hepático y se pierden parte de los mecanismos hormonales de autorregulación de los niveles de glucemia (insulina) y del hambre (ghrelina y leptina). Como resultado, el consumo excesivo de fructosa resulta menos saciante e induce un aumento en el consumo total de calorías y un deterioro en el control glucémico de las personas con diabetes. También se ha relacionado el consumo crónico de edulcorantes artificiales con cambios en la microbiota (flora intestinal), que facilitan el aumento de peso por una mayor absorción de nutrientes.

Woman choosing between fruit and sweets

Debemos recordar que la fructosa no es el único azúcar presente en la fruta. La persona con diabetes puede (y debe) incluir la fruta dentro de su plan de alimentación, pero debemos ajustar la cantidad de la misma, sin realizar consumos excesivos que podrían conducir a un peor control de la enfermedad. El consumo de la fruta con piel puede ayudar a evitar la elevación rápida de la glucemia”.

GY: ¿Hay alguna fruta prohibida o con límite de horario por su aportación calórica o nutricional?
IL: -“No se debe prohibir el consumo de ninguna fruta, pero en determinadas circunstancias clínicas hay que limitar la cantidad o frecuencia de su ingesta. Por ejemplo, el aguacate y el coco son frutas con un alto contenido en grasa, por lo que deben ser evitados por los pacientes con hipercolesterolemia. Otras frutas, como la uva y el plátano, tienen un alto contenido en azúcar de rápida absorción, por lo que son recomendables para la recuperación tras un ejercicio intenso, pero se debe restringir su consumo en pacientes diabéticos”.

“Frutas, como la uva y el plátano, tienen un alto contenido en azúcar de rápida absorción, por lo que son recomendables para la recuperación tras un ejercicio intenso”.

GY: ¿Es cierto que aporta saciedad?
IL: -“La fruta es una fuente natural de fibra alimentaria. Distinguimos entre dos tipos de fibra: insoluble y soluble. La fibra insoluble es aquella que no es digerida por el aparato digestivo y aporta volumen al contenido intestinal, de ahí proviene su efecto saciante. También las frutas con semillas como el kiwi tienen este resultado. Además, el consumo habitual de fibra insoluble ayuda a prevenir problemas digestivos como el estreñimiento, diverticulosis y el cáncer de colon. Algunas frutas como la manzana y la pera (una vez retirada la piel) aportan al organismo fibra soluble (parcialmente digerida por la flora intestinal), que ayuda a enlentecer el tránsito digestivo y son útiles en el manejo nutricional de la diarrea”.

iris_de_luna

GY: ¿Cuántas piezas se recomienda comer al día?
IL: -“En el patrón de dieta mediterráneo se recomienda la toma de tres piezas de fruta al día, utilizando preferentemente la fruta de temporada. Con esta variación estacional lograremos mantener un aporte equilibrado de micronutrientes y disfrutar de estos alimentos en su punto óptimo de maduración”.

GY: ¿Cuál es la manera más adecuada de comerla?, ¿con piel, entera, cocinada, zumo, compotas…?
IL: -“La fibra insoluble y gran parte de las vitaminas y minerales beneficiosos se encuentran en la piel de la fruta, por eso la manera más saludable de comer fruta es masticarla entera, con la piel siempre que sea posible. La fibra insoluble, además de lograr un efecto saciante, permite que la absorción de azúcares sea más lenta, evitando elevaciones rápidas de glucemia. En pacientes que presenten dificultad para tragar (disfagia), la compota casera sin azúcares añadidos es una forma muy saludable de seguir aportando los beneficios de la fruta completa. Los zumos, por el contrario, al eliminar la piel pierden parte de ese efecto saciante. Debemos evitar el consumo habitual de zumos industriales por el alto contenido en azúcar añadido, que hace que un alimento inicialmente saludable pase a ser una fuente de calorías innecesarias”.

Más información:

www.quironsalud.es

 

Entrevista: Guillermo Puche
Fotos: Hospital Quirónsalud Madrid

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies