Bienestar Yold. Entrevista con la fotógrafa Rozío Valz, del estudio Boudoir Elegancy

Fotografía Boudoir: fotos para sentirse sentirnos bellas y sensuales a cualquier edad

Estrella Villatoro
3 noviembre, 2016

 Número de Comentarios (0)

Rozío Valz, del estudio Boudoir Elegancy, es especialista en realizar fotos boudoir: un tipo de reportaje, esencialmente femenino, que cada vez más mujeres encargan para regalar a sus parejas o mejor todavía, a sí mismas, una imagen seductora, erótica y sensual. Hemos hablado con Rozío y hemos comprobado que hacerse un reportaje Boudoir no es solo hacerse unas simples fotos, sino también es una especie de terapia femenina.

En los últimos tiempos las mujeres nos hemos visto sometidas a la presión ocasionada por el mundo de las celebrities, sus cuerpos, el lujo que las rodea, etc… Eso hace que, en alguna ocasión, todas queramos sentirnos como ellas, al menos una vez en la vida. En este sentido, la fotografía es una vía para lograr ese “sueño” y por ello, los reportajes de Boudoir cada vez tienen más éxito en España. 

El término boudoir (del francés bouder: guardarse) se refiere a una pequeña habitación ubicada entre dos salas: el comedor y el dormitorio. El principal impulsor de esta habitación, destinada a la intimidad de las confesiones femeninas, fue el Marqués de Sade (1740-1814). El boudoir aparece en la evolución de las relaciones sociales entre hombres y mujeres. El sexo masculino de la burguesía marcaba su nivel social mediante apariciones públicas. Sin embargo, la vida social de las mujeres se reducía a encuentros en salones más íntimos, donde intercambiar conversaciones femeninas. Los hombres dejaban “volar su imaginación erótica” en el salón principal, sintiéndose provocados por los pensamientos que procesaban sus cerebros sobre lo que estaba ocurriendo en aquel pequeño espacio reservado a las féminas.

02-boudoir-rozio-valz

Hoy en día, la acepción de boudoir ha dado un giro y se enfoca hacia un estilo de fotografía destinado a capturar imágenes de mujeres, donde se refleje la sensualidad y la elegancia del cuerpo femenino. Gracias a las últimas tecnologías tener un reportaje propio, realizado por un profesional de la fotografía, está al alcance de casi todos los bolsillos. Hasta hace bien poco, esto solo sucedía en ocasiones como en las bodas, donde los novios guardaban parte del presupuesto de la celebración, para destinarlo a la contratación de un fotógrafo profesional, para que el recuerdo de uno de los días más especiales de sus vidas quedara inmortalizado con calidad. Pero los reportajes iniciales de bodas se han diversificado y han dado lugar a un variado repertorio de estilos fotográficos para el disfrute personal, pero siempre bajo la dirección de un profesional; por ejemplo, reportajes de pre-mamás, recién nacidos, bebés, bookmodels personales, etc… Entre este amplio abanico de reportajes, uno de los que despuntan últimamente es el reportaje boudoir.

Sé la estrella durante un día
Hablamos con Rozío Valz, fotógrafa de Boudoir Elegancy (www.boudoirelegancy.com), especializada en fotografiar a premamás y bebés, quien ha dado el salto a la fotografía boudoir. Su experiencia con las mamás le abrió la perspectiva del objetivo de su cámara, al llegar a la conclusión de que las mujeres, sean de la edad que sean, siempre desprenden, por sí mismas, un aura sensual, independientemente del cuerpo de cada una.

Rozío nos cuenta: “Siempre que he realizado el reportaje de una mujer embarazada, mi principal objetivo ha sido fotografiarla en la belleza más plena de una mujer, cuando lleva lo más grande de la vida en su interior. Eso me hizo reflexionar y darme cuenta de que todas las mujeres somos bellas y así tenemos que sentirnos. Quiero que cada mujer que pose delante de mi cámara se vea guapa, bella y sensual. Esto es lo que me ha hecho dar el salto a la fotografía boudoir”.

03-boudoir-rozio-valz 

“Hacer un reportaje de boudoir consiste en fotografiar artísticamente a una mujer, plasmar su femeneidad y realzar toda su belleza, para que ella se vea sexy”.

Una de las principales premisas a la hora de contratar un reportaje de este estilo es la confianza que te da el profesional que se va a poner detrás de la cámara… Rozío nos explica: “Al principio casi todas las mujeres sienten un poco de pudor al posar casi desnudas. Desde el primer momento intento que se sienta relajada, que vea en mí una amiga, no una extraña, dándole confianza, animándola y reforzando, y según va avanzando la sesión, se vuelve más segura, más protagonista, pierde el miedo a la cámara y se deja llevar, según va viendo el desarrollo del reportaje se anima más y más… Es en este instante cuando cobran la percepción real de su cuerpo y se aceptan tal y cómo son, mostrando una faceta personal que hasta entonces desconocían de ellas mismas… Su autoestima crece notablemente, eso lo noto yo y… ¡lo nota mi cámara!”.

Al principio casi todas las mujeres sienten un poco de pudor al posar casi desnudas, y según va avanzando la sesión, se vuelven más seguras, más protagonistas, pierden el miedo a la cámara y se dejan llevar”.

Aprovechamos y también hablamos con Rozío sobre qué es lo que impulsa a sus clientas a hacerse este tipo de reportajes. ”Existe un porcentaje medio-alto de mujeres que se deciden a hacerse fotos para hacerle un regalo original a sus parejas, bien por un aniversario, para celebrar una ocasión especial, o para sorprenderles. Pero también están las clientas que se lo hacen para ellas mismas, quieren ser modelos por un día, quieren ser protagonistas de su propia sensualidad durante unas horas, verse guapas, exultantes de sensualidad, posar como una estrella delante de mi cámara, y eso la verdad es que lo agradezco, porque estas son el tipo de mujeres que se sueltan la melena y enamoran a mi cámara, entonces sale un reportaje que es una ¡auténtica maravilla!”.

Le preguntamos a Rozío qué es lo que le piden al inicio de la sesión:  ” Lo primero es que intente no sacarlas defectos, que consigamos dar con el ángulo que disimule más sus pequeños defectos, ¡no me saques la celulitis! me dicen muchas… pero yo las intento relajar, soy yo quien les va dan las pautas sobre sus posturas, poses, miradas… Algunas contratan el servicio de maquillaje y estilismo para asegurarnos el éxito al 100%. Siempre busco aquellas perspectivas, juegos y tonos de luz para afinar la silueta, los rasgos, imperfecciones de la piel… Aunque siempre digo que la cámara no hace magia ni milagros. Tampoco soy partidaria de extremar con retoques de Photoshop, no quiero desvirtuar la realidad. Sí que realizo una serie de ajustes y corrijo imperfecciones que mejoran su aspecto, pero pretendo que sigan siendo ellas mismas, reconocibles, mujeres auténticas de carne y hueso, no modelos de cartón piedra, como nos ofrecen la mayoría de revistas de moda y celebrities, que son criaturas creadas con Photoshop. De hecho, esta es una de las cualidades que destacan mis clientas del resultado final, un aspecto notablemente mejorado, pero sin perder la naturalidad”.

También hablamos con ella sobre el estilo que imprime a sus reportajes, si el atrezzo es importante, juguetes eróticos, etc…: Las sesiones siempre las realizo en mi estudio, para tener el entorno, la luz natural y la iluminación adecuadas. No me gusta usar atrezzo para este tipo de reportajes, quiero realzar la belleza del cuerpo en toda su expresión, líneas y curvas, y no tener elementos que distraigan… No busco una fotografía erótica, ese no es mi cometido, busco plasmar la sensualidad del cuerpo femenino y no quiero recargarlo con productos que anulen la estética de mi fotografía. Soy muy meticulosa en este aspecto, si acaso jugar con algún velo, sí, pero para lograr efectos etéreos. 

También doy mucha importancia al único elemento que acompaña a la modelo, que son los asientos, para que se genere un diálogo de sensualidad entre la modelo y el lugar donde se apoya… Sin ir más lejos me he recorrido un montón de anticuarios de Madrid, hasta que he dado con el sillón de mimbre de la película Emmanuelle. Es un elemento que a todas mis clientas les encanta, y de repente aparece una conexión entre ambos que luego se nota en el resultado de la fotografía, ¡les hace mucha ilusión inmortalizarse en este mítico asiento que todo el mundo reconoce!”, nos cuenta entre risas… ”Aunque también dispongo de otros asientos pero siempre con historia, como modelos icónicos del diseño como la Chaise Longue de Le Corbusier (1928) o la silla Butterfly de los años 30”. 

04-boudoir-rozio-valz

“El sillón de mimbre de la película Emmanuelle es un elemento que a todas mis clientas les encanta”.

En conclusión, tanto desde la opinión de esta fotógrafa, que nos ha hecho ver con sus declaraciones para Gente Yold que cada mujer es un cuerpo y cada cuerpo es una belleza, como desde la mía propia mía, tenemos que atrevernos a hacer un reportaje de boudoir, sencillamente porque es un acierto a partir de ciertas edades, para revelar las “divas” que llevamos dentro, y reflexionar sobre nuestra propia lealtad a nosotras mismas como mujeres maduras.

Al final Rozío me encandiló con sus palabras y decidí soltarme la melena y atreverme a posar delante de su cámara, y la verdad resultó ser muy divertido, sexy y especial… Llegó un momento en que, gracias a la confianza que te ofrece, yo misma me metí en el personaje de la verdadera “diva” que tanto tiempo ha permanecido oculta en mi interior… Ahí, es cuando me di cuenta de que un reportaje Boudoir no es un simple reportaje de fotos; es una especie de terapia femenina, un método de autoestima que hace que nos veamos más guapas y atractivas de lo normalmente nos consideramos.

12-boudoir-rozio-valz

“Un reportaje Boudoir no es un simple reportaje de fotos; es una especie de terapia femenina, un método de autoestima que hace que nos veamos más guapas y atractivas de lo que normalmente nos consideramos”.

Tenemos que sentirnos especiales y únicas, sintiéndonos orgullosas de nosotras mismas y de nuestros pequeños defectos físicos, y siendo dulces y seductoras a la vez. Un llamamiento a todas nuestras mujeres Yold: lanzaros sin apuro a esta increíble experiencia boudoir que hará que os sintáis más bellas que nunca… Palabrita de una Yold!

Estrella Villatoro

Fotografías: Rozío Valz

www.boudoirelegancy.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies