Mundo Yold. La comedia de Netflix va por su sexta temporada, con éxito total

Grace and Frankie: la madurez con humor

 

 

Inés Almendros
27 enero, 2020

 Número de Comentarios (0)

Si eres yold y tienes Netflix, no dudes en seguir esta serie protagonizada por Jane Fonda y Lily Tomlin que plantea los retos de la madurez con una visión desenfadada y natural.

Grace (Jane Fonda) es una sofisticada y exitosa empresaria competitiva, aburguesada y snob, que decide jubilarse y dejarle la dirección de sus negocios a una de sus dos hijas. Frankie (Lily Tomlin) es una maestra de arte, bohemia, idealista y alocada que da clases, de forma altruista, a ex presidiarios de la cárcel. A la primera le gusta el vodka, a la segunda, fumar hierba. La primera va siempre perfecta; la segunda nunca abandonó su estética hippie.

Cartel de la serie

A Grace no le gusta Frankie, y a Frankie le desagrada Grace. Lo único que ambas tienen en común es la edad (rondan los setenta), y que sus respectivos maridos, Robert (Martin Sheen) y Sol (Sam Waterston), llevan toda la vida unidos como socios de un bufete de abogados. Pero la vida de ambas se hace añicos cuando sus esposos les confiesan que son homosexuales y que, en realidad, no solo son socios, sino pareja -a escondidas- desde hace más veinte años. Ahora que han llegado a su madurez, Robert y Sol han decidido salir del armario y vivir juntos lo que les queda de vida, y así se lo confiesan a sus dos esposas que colapsan al unísono. De esta forma, Grace y Frankie se ven obligadas a abandonar sus hogares y compartir una nueva vida en la casa común que las dos parejas habían comprado juntas en la playa. Pese al aterrador e inicial cambio de vida, lo cierto es que ambas mujeres acaban descubriéndose y queriéndose mutuamente, e inician un nuevo camino, lleno de sorpresas, juntas.

Las dos protagonistas con sus maridos

Ambas mujeres acaban descubriéndose y queriéndose mutuamente, e inician un nuevo camino, lleno de sorpresas, juntas.

Este es el argumento inicial de Grace and Frankie, la comedia que lleva ya seis temporadas triunfando en todo el mundo a través de la plataforma Netflix y que presenta una visión natural y desdramatizada de la madurez, especialmente la femenina, con brillantes guiones que combinan la comedia, la ironía y la realidad. Además de las situaciones cómicas y muchas veces absurdas de las protagonistas, sus ex maridos y el resto de los miembros de sus extravagantes familias, los guiones de la serie consiguen presentar, de una forma inteligente, situaciones difíciles propias de la edad, como la enfermedad, el abandono o la soledad, sacando partido de una forma imaginativa y positiva a detalles concretos, como la artrosis, la dificultad para mantenerse espléndida sin maquillar o el tener que asumir a los hijos como cuidadores.

Las dos amigas deciden montar una empresa de vibradores adaptados a las muñecas (artríticas) de las señoras ya mayores.

En su nueva etapa, Frankie y Grace luchan juntas para derribar estereotipos asociados a las mujeres de edad, y facilitarles la vida; por ello, entre otras cosas, deciden montar una empresa de vibradores adaptados a las muñecas (artríticas) de las señoras ya mayores.

Desde el inicio, la serie ha recibido el apoyo masivo de la crítica y el público, hasta el punto de haberse convertido en una de las más antiguas de la cadena (que ha anunciado una nueva temporada -la séptima y posiblemente última- para este año 2020). Y es que, como sus propias protagonistas reconocen, nadie hubiera imaginado un éxito así cuando empezaron. A lo largo de estos años, la serie ha recibido numerosos reconocimientos, incluyendo cinco nominaciones al Premio Emmy para Lily Tomlin o el Premio BAFTA a mejor actriz para Fonda.

La comicidad de las dos actrices es uno de los puntos fuertes de la serie

Los productores son Howard J. Morris y Marta Kauffman (la productora de Friends), a quien se le ocurrió unir a estas dos veteranas estrellas, que también ejercen como productoras ejecutivas de la serie.

Presenta una visión natural y desdramatizada de la madurez, especialmente la femenina.

El éxito de Frankie and Grace ha supuesto, además, resaltar el interés mediático del grupo de los yold y de la tercera edad, para el cual existe una audiencia cada vez más amplia y numerosa en todos los países, formado por millones de personas a las que les interesan historias relacionadas con su realidad y no las clásicas historias juveniles de gente joven y físicamente perfecta; algo a lo que se va abriendo el mundo del cine, la televisión y la publicidad, siempre tendentes a primar la juventud sobre la veteranía, desestimando muchas veces las posibilidades comerciales de este sector.

Portada de la revista The Hollywood Reporter dedicada a las reinas de las comedia, en la que aparece Jane Fonda

Los altos índices de audiencia de la serie también han logrado que sus protagonistas hayan regresado a la primera línea del éxito -aunque Fonda nunca se fue del todo-. Por eso Jane y Lily,  con más de ochenta ambas, se hallan en pleno “candelero”, participando en los programas más famosos de la televisión o haciendo portadas en las revistas más influyentes.

Fonda en una escena de la serie

El éxito de Frankie and Grace ha supuesto, además, resaltar el interés mediático del grupo de los yold y de la tercera edad.

Tal y como puede comprobarse en la serie, a sus 82 años increíblemente bien llevados (en lo que sin duda ha influido una vida entera como gurú del aerobic), Jane Fonda se encuentra espectacular en todos los sentidos. La eterna rebelde de Hollywood tiene una trayectoria intensa, que no baja el ritmo pese a la edad: toda una vida en la actuación que le han reportado innumerables premios: siete nominaciones al Oscar, de las cuales, dos fue ganadora; cuatro Globos de Oro, dos premios BAFTA y un premio Emmy, entre otros muchísimos reconocimientos. A nivel personal, después de varios matrimonios y un último novio, actualmente se encuentra sola, sin pareja y disfrutando del éxito y del momento. Siempre políticamente activa, en las últimas semanas, los noticieros de todo el mundo han mostrado sus protestas contra el cambio climático, por lo cual ha sido detenida en varias ocasiones. Por cierto que en estas manifestaciones ha recibido el apoyo, no solo de Lily, sino del resto de sus compañeros de la serie y hasta de Joaquín Phoenix, quien se ha dejado detener con ella.

Los actores con los productores de la serie

Por su parte, igualmente Lily arrastra una completa vida de triunfos sobre todo en el cine y la televisión, que se corona ahora con el éxito de Frankie. Ambas actrices -amigas desde que en 1980 protagonizaran la película Nine to five– se complementan tanto en sus papeles como en la vida real, y permanecen unidas dentro y fuera de las cámaras. De hecho, hace algunos meses, emprendieron juntas otra protesta pública por el trato discriminatorio de Netflix respecto a sus salarios en la serie, que son claramente inferiores a los de sus compañeros masculinos. Protesta que fue apoyada por miles de personas en una plataforma especialmente creada para ello. Realidad y ficción, acción y vitalidad, y muchas risas se dan en esta serie de ambas actrices tan veteranas como geniales.

Si aún no conoces a Grace and Frankie, te la recomendamos de verdad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies