Mundo Yold. Se cumplen 50 años desde que el hombre llegó a nuestro satélite

Hace 50 años que el hombre pisó la Luna por primera vez

Carmen Matas
20 julio, 2019

 Número de Comentarios (0)

El 20 de julio de 1969, el ser humano pisó por primera vez la Luna. La misión Apolo 11 de la NASA coronaba su objetivo cuatro días después de su lanzamiento desde el Centro Espacial Kennedy de Florida. Esta semana se cumplen 50 años de aquel momento, ¡acompáñanos a recordarlo!

¿Recuerdan aquello de “es un pequeño paso para el hombre, pero un gran paso para la humanidad”? Fueron las palabras de Neil Armstrong, oficialmente el primer hombre que puso un pie en la Luna el 20 de julio de 1969, al mismo tiempo que 500 millones de personas seguían impacientes el momento a través de la televisión en las cuatro esquinas del planeta.

El hombre cumplió su sueño ancestral: llegar a la Luna

Ojalá fuesen tantos los que se sumergiesen hoy en este reportaje para recordar todos los detalles de esta hazaña. No seremos 500 millones de yolds, pero estamos encantados de que tú estés leyéndonos. ¡Seguimos!

El 20 de julio de 1969, 500 millones de personas seguían impacientes la llegada del hombre a la Luna.

Neil Amstrong hizo historia
Amstrong no estaba solo. Le acompañaban otros dos astronautas: Edwin Aldrin y Michael Collins, aunque solo el primero pisó la superficie lunar con Amstrong, mientras que el segundo permaneció en órbita sobre ellos. Con la llegada de esta misión estadounidense a la Luna se materializaba el sueño del presidente J. F. Kennedy, que en 1961 aseguraba ante el Congreso que, antes de que terminara la década, una misión del país norteamericano alunizaría en nuestro satélite.

`Elegimos ir a la luna´, la famosa frase de Kennedy

Era una época de Guerra Fría, en la que el hecho de poner el pie en la Luna significaba mucho más que el mero hito histórico: era la victoria por la hegemonía mundial, en un mundo polarizado por dos grandes potencias, como EE.UU. y la URSS. De hecho, antes que el país norteamericano, la Unión Soviética ya había puesto en marcha misiones espaciales como Mercury y Gémini, que orbitaron la Tierra con astronautas a bordo. Pero, finalmente, los americanos fueron los primeros en conseguirlo.

Poner el pie en la Luna significaba mucho más que el mero hito histórico: era la victoria por la hegemonía mundial.

La huella más famosa de la historia de la humanidad

Tras el gran hito histórico, el hombre volvió a pisar la Luna en cuatro ocasiones más: dos veces en 1971 y otras dos en 1972. El objetivo de estas misiones posteriores no fue otro que el de recoger muestras de rocas, así como explorar las montañas de nuestro satélite. Pero, lamentablemente, pronto los recursos comenzaron a escasear y la mira se centró en misiones no tripuladas en otros planetas, como Marte. En los años 60, la NASA manejaba financiaciones estatales de cerca del 4% de los presupuestos generales de EE.UU. y contaba con unos 350.000 trabajadores. Ahora, sin embargo, el presupuesto de la agencia espacial es del 0,4% y los esfuerzos por hacer misiones espaciales deben correr por cuenta de empresas privadas con alianzas con Estados.

Llegada del Apolo 11: revolución mediática
A parte de la importancia del hito en sí, la llegada del hombre a la Luna fue remarcable también por ser el primer gran evento histórico en ser retransmitido de forma masiva a través de la televisión. En 1969 gran parte de los países del mundo ya habían introducido las pequeñas pantallas en sus respectivas poblaciones, por lo que automáticamente se convirtió en el evento más visto en su tiempo, con casi 600 millones de telespectadores, la quinta parte de la población mundial en ese momento. El hito mantuvo este récord de audiencia durante 12 años, cuando le fue arrebatado por el enlace entre el príncipe de Gales, Carlos de Inglaterra, y Lady Di, que convocó a nada menos que 750 millones de personas frente al televisor.

La llegada a la Luna fue también un fenómeno televisivo internacional

Fue el primer gran evento histórico en ser retransmitido de forma masiva a través de la televisión.

Precisamente por imponerse a sus enemigos soviéticos, para los estadounidenses no solo era importante poner al primer humano en la Luna, sino también mostrarlo a todo el mundo como una demostración de la superioridad científica y técnica de los norteamericanos. No solo hubo que desarrollar un absoluto despliegue técnico y de medios -desconocido hasta ese momento- para lograr transmitir una señal en audio y vídeo desde la Luna en directo, sino que además otro de los grandes retos fue lograr convencer a la misma NASA para que dejara transmitir tan compleja operación.

Los tres héroes espaciales a punto de subir a la nave

La “bromita” costó la friolera de 11 millones de dólares y se calcula que participaron unas 1.000 personas en el proceso de producción en el que tenía que ser el mayor espectáculo de la historia de la televisión. Una red de 20 estaciones terrestres interconectadas con satélites sobre el Atlántico, el Pacífico y el Índico, permitieron llevar la señal proporcionada por la NASA a los telespectadores en Estados Unidos, Latinoamérica, Europa, Norte de África, Asia y Australia.

El trasnochado aspecto que ofrecen a nuestros ojos los equipos informáticos originales del Centro Espacial Kennedy

Una hazaña plagada de anécdotas…
Por supuesto, un acontecimiento de tan gran envergadura no estuvo en absoluto exento de anécdotas e historietas varias. Uno de los detalles que nos ha parecido más sorprendente es que en la misión del Apolo 11 los ordenadores que controlaban esta nave espacial tenían menos capacidad de procesamiento que cualquier teléfono móvil de hoy en día. Increíble, ¿verdad?

Los ordenadores que controlaban el Apolo 11 tenían menos capacidad de procesamiento que cualquier teléfono móvil de hoy en día.

Despegue del Apolo 11

Otras de las curiosidades del viaje es el “pestilente” olor que describieron los astronautas cuando se quitaron el casco en el módulo, después de haber pisado y caminado por la Luna. Al parecer, el polvo lunar que traían en sus botas y trajes despedía un intenso olor muy desagradable que, según aseguraron, era similar a la pólvora. Aunque el origen del olor sigue siendo un misterio, se cree que pudo deberse a una reacción que se activó al entrar en contacto con el aire de la cápsula y que terminó disipándose.

… y de conspiraciones
Muchos de nuestros yolds recordarán haber visto el histórico momento por sí mismos; otros, en cambio, habrán escuchado hasta la saciedad a padres y abuelos contarlo. Pero lo que seguro hemos escuchado todos alguna vez es la teoría de quien insiste en que la llegada del hombre a la Luna nunca ocurrió. No obstante, lo cierto es que hay muchas pruebas de peso que respaldan el hecho de que el ser humano sí ha puesto su pie en la Luna, no una, sino varias veces, entre 1969 y 1972, y existen pruebas fehacientes de que así fue.

La bandera plantada por el Apolo 11 cayó al suelo cuando sus motores se encendieron para regresar a la Tierra

Aunque haya todavía conspiraciones que giran en torno a este hito, en realidad cualquier duda al respecto se resolvió de manera indiscutible cuando la Sonda Espacial Reconnaissance Orbiter tomó fotografías en alta resolución de los lugares donde alunizaron las diferentes misiones Apolo, en las que se observan perfectamente restos de los módulos lunares y las huellas dejadas por los astronautas en sus paseos lunares. En 2012 esas fotografías mostraban incluso cinco banderas estadounidenses, aunque precisamente la bandera plantada por el Apolo 11 ya no ondea. Los astronautas la colocaron demasiado cerca del módulo lunar y éste la tiró al suelo cuando sus motores se encendieron para partir rumbo a la Tierra.

¿Recuerdas cómo viviste la llegada del hombre a la Luna?, ¿te lo contaron o lo pudiste disfrutar en persona? No olvides contarnos en comentarios y compartir este artículo si te ha gustado. ¡Gracias por leernos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies