Cine Yold. No son pocas las películas en las que sus protagonistas montan en Vespa…

Lo mejor, una Vespa para pasear por la historia del cine

 

 

Angel Domingo
21 febrero, 2022

Hoy nos vamos de paseo en moto, una vuelta por las películas en las que la legendaria Vespa tuvo su protagonismo. ¿Te vienes? Conduce con su habitual maestría nuestro crítico de cabecera, Ángel Domingo.

Las quince primeras Vespas de la historia fueron presentadas en abril de 1946 en el Club de Golf de Roma. Desde entonces, bien por su divertido aspecto, Vespa en italiano significa avispa, como por sus brillantes colores, su fácil manejo y un precio relativamente asequible no han dejado de tener presencia en nuestra vida cotidiana y, por lo tanto, en varias de nuestras películas favoritas.

Los creadores de la Vespa fueron Enrico Piaggio y el ingeniero Corradino D’Ascanio, al cual como le gustaban más los aviones que las motos, quiso diseñar un vehículo con un aspecto revolucionario. Lo que hizo fue poner el motor sobre la rueda posterior e ideó el brazo delantero pensando en el tren de aterrizaje de un avión.

La leyenda asegura que cuando Piaggio la vio terminada exclamó: “Bello, mi sembra una vespa” (“Bonita, me recuerda una avispa”), aludiendo a la forma del vehículo: parte trasera más gruesa conectada a la parte frontal por una cintura delgada y el manillar como las antenas.

Son bastantes las películas en las que la Vespa ha sido una protagonista más en la trama de los filmes. Empezamos un paseo por el Séptimo Arte y por supuesto, no te olvides del casco.

Vacaciones en Roma (William Wyler, 1953)
Naturalmente, si hablamos de la Vespa, es obligatorio comenzar por este cuento de hadas. Marcada por el nacimiento del mito Audrey Hepburn, el regreso de la comedia romántica con la pareja formada con Gregory Peck, las calles de Roma y por supuesto, la Vespa. La Vespa utilizada en la película tiene 125 cc, 5CV, y su velocidad era de 75 Km/h. Obviamente no se alcanzó tal velocidad durante la icónica secuencia que muestra a una sonriente Audrey sentada sobre el manillar.

La dolce vita (Federico Fellini, 1960)
La Vespa en el cine también simbolizaba un estilo de vida, en este caso, la vida cómoda. En la obra maestra de Federico Fellini, la Vespa es el vehículo favorito de los paparazzi para hacer fotos a toda clase de celebridades. El estreno de la película en España fue dos décadas después de su estreno original en Cannes, y parece ser que no estábamos preparados para verla tras la reciente muerte del dictador.

Cuando llegue Septiembre (Robert Mulligan, 1961)
Seguramente es la película más desconocida para nuestros lectores, pese a contar con un dúo protagonista tan potente como el formado por Hudson/Lollobrigida. Es una entretenida comedia de enredo que, al estar rodada en Roma y alrededores, sirvió además para exhibir, no sólo a la actriz italiana Gina Lollobrigida del brazo de Rock Hudson, sino también a la popular moto Lambretta, lo mismo que ocho años antes había ocurrido con Gregory Peck y Audrey Hepburn en Vacaciones en Roma y la no menos famosa moto Vespa. La filmografía italiana demuestra una vez más ser el mejor embajador de sus conocidas motocicletas.

Jessica (Jean Negulesco, 1962)
Nos despedimos de Italia con esta comedia romántica de 1962 que tiene como protagonista a Angie Dickinson. En esta ocasión es la isla de Sicilia la que recorremos sobre la Vespa.

American Graffitti (George Lucas, 1973)
La filmografía de George Lucas no se limita solo a la saga de Star Wars. Ambientada en Modesto (California), trata sobre un grupo de adolescentes y sus vivencias la última noche del último verano de su juventud, en 1962. A la mañana siguiente, comenzarán todos el camino hacia su futuro: viajando hacia lejanas universidades, o permaneciendo en el pueblo para buscar un oficio. ¿Qué manera más italiana hay de despedirse de una etapa de tu vida que organizando una última excursión encima de una Vespa?

El guapísimo Jude Law en la versión de Alfie del año 2004

Alfie (Lewis Gilbert, 1966). Consagración definitiva de un hecho: viajar en Vespa no es exclusivo de jóvenes. Alfie Elkins (Michael Caine), un ‘cockney’ londinense que trabaja como chófer en una empresa de coches de alquiler, es famoso en la ciudad por ser un galán seductor e irresistible. Sus numerosas conquistas le hacen ver lo deliciosa que es la vida de soltero en Londres; además, todas las chicas desean que sus nombres figuren en esa lista de honor, de la que Alfie se siente tan orgulloso. Michael Caine logró ser nominado al Premio Oscar por primera vez gracias a la interpretación más icónica de su carrera.

Amanece que no es poco (José Luis Cuerda, 1989). Despedimos este sencillo artículo con una de las películas más emblemáticas de la historia del cine en España. La secuencia de Antonio Resines y Luis Ciges recorriendo las carreteras en Vespa con sidecar, en la inmortal cinta de José Luis Cuerda.

Ángel Domingo Pérez

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies