Mundo Yold. Hoy nos escandalizamos con los escándalos de las monarquías

Los culebrones más sorprendentes de las Cortes Reales

 

Carmen Matas
23 febrero, 2021

 Número de Comentarios (0)

Se cumplen 40 años del anuncio oficial del compromiso entre el Príncipe Carlos de Inglaterra y Diana Spencer. Una historia que, sin duda, estuvo siempre cargada de entresijos y escándalos. Hoy en Gente Yold te contamos otros culebrones de las realezas que te dejarán boquiabierto.

Efectivamente, los culebrones son algo así como intrínsecos a la historia de cualquier monarquía. Emparejamientos familiares, grandes historias de amor, separaciones, infidelidades, escándalos… historias que, en la mayoría de ocasiones, distan mucho de los cuentos de príncipes azules y princesas encantadas que siempre concluyen con un “y fueron felices y comieron perdices”.

Esta semana se cumplen 40 años del anuncio oficial del compromiso entre Carlos de Inglaterra y Lady Diana Spencer. Se conocían desde hace menos de un año, pero las presiones que el príncipe Carlos, heredero al trono británico, recibió de la familia real no le dieron mucho chance. Sin duda, la de ellos fue una de esas historia que trajo cola, por la cantidad de entresijos y escándalos que surgieron de ella. Hoy en Gente Yold aprovechamos este aniversario para contarte otras historias de familias reales que no pasaron desapercibidas.

Eduardo VIII renunció al trono para casarse con Wallis Simpson

En menos de un año, Carlos y Diana tuvieron a su primer hijo, William, y en el 84 nacería el príncipe Harry. Pero pronto se descubrió que, lo que muchos consideraban un cuento de hadas, en realidad no lo era tanto. El affaire de Carlos con Camilla Parker-Bowles generó un problema en el matrimonio, que terminó en divorcio en 1996. Un año después, la adorada princesa murió en un accidente de coche en París.

Pronto se descubrió que el matrimonio entre Carlos y Diana, considerado por muchos un cuento de hadas, en realidad no lo era tanto.

Enrique VIII se terminó casando con tres damas de compañía de sus esposas 

Líos ya en el siglo XVI
Pero por supuesto la historia de Carlos y Diana no ha sido el único “culebrón” de la realeza británica. Ni mucho menos. Ya en el siglo XV, el rey Eduardo IV de Inglaterra decidió reorganizar totalmente la vida de la Corte en el país británico e introdujo la figura de las damas de compañía, que se encargaban de asistir y acompañar a su esposa. Así, la reina Isabel de Woodville, la esposa de Eduardo IV, pasó a tener cinco mujeres a su alrededor las 24 horas del día.

Uno de los casos más sorprendentes es el de Enrique VIII, que terminó casándose con tres de las damas de compañía de diferentes esposas: por un lado con Ana Bolena y Jane Seymour, que servían ambas a la Reina Catalina de Aragón, y después con Catalina Howard, que fue dama de compañía de su hija María Tudor. Esto era muy inusual para la época, ya que se esperaba que los reyes se casaran con mujeres de su rango, con el objetivo de cimentar alianzas poderosas u otras metas que contribuyeran al poder del país.

Enrique VIII terminó casándose con tres de las damas de compañía de diferentes esposas.

María Fitzherbert y Jorge IV 

Amores desmedidos
Otra historia de lo más rocambolesca es la de Jorge IV, príncipe de Gales a finales del siglo XVIII. Mientras su padre Jorge III perdía colonias en América, Jorge IV perdida su razón por la dos veces viuda María Fitzherbert. La había conocido en la ópera en Londres y poco después, en marzo de 1784, el enamorado príncipe de Gales declaró su deseo de casarse con ella. Pero tenía solo 21 años y la ley estipulaba que hasta que cumpliera 25 no se podía casar sin el consentimiento del rey.

La probabilidad de que su padre le permitiera casarse con una viuda católica

era tan remota como la de que su muy religiosa María se convirtiera en su amante sin pasar por el altar. Desesperado, el príncipe escenificó un intento de suicidio, con la esperanza de que al verlo cubierto en sangre, María prometiera casarse con él. Y así fue. Bajo tal presión ella aceptó, pero al día siguiente huyó de Inglaterra, esperando que así el amor del príncipe se desvaneciera.

Eso no ocurrió: en una carta fechada el 3 de noviembre de 1785, el príncipe le volvió a proponer matrimonio y le rogó que retornara a Inglaterra. María Fitzherbert finalmente accedió y se casaron en secreto en Londres, el 15 de diciembre de 1785. Aunque esta unión nunca tuvo validez legal.

Los duques de Windsor

Aunque culebrones de la familia real británica tendríamos un sinfín por mencionar. No podemos olvidar la historia de Eduardo VIII y Wallis Simpson. Ella lo tenía todo en su contra para no encajar jamás en las estrictas normas de la casa real británica: era plebeya, divorciada y estadounidense. Sin embargo, el entonces príncipe de Gales no pudo resistirse a sus encantos. Cuando se convirtió en rey todo se tornó mucho más complicado, ya que en ese momento era imposible casarse sin el consentimiento del Parlamento, el primer ministro y la Casa Real. Finalmente, Eduardo VIII renunció y se convirtió en el duque de Windsor, exiliándose a Francia con su verdadero amor. En la exitosa serie de Netflix “The Crown” se retratan a la perfección este y otros muchos líos de la familia real británica, desde el reinado de Isabel II.

Sissi y Francisco José

Noviazgos inesperados
Isabel de Baviera, apodada cariñosamente como Sissi, pasó a la historia por haber sido emperatriz de Austria y reina consorte de Hungría, aunque también trascendió su historia de amor, que empezó “quitándole” el novio a su hermana.

Elena, apodada como Nené y hermana de Sissi, era en realidad la elegida para esposa de Francisco José, emperador de Austria. Durante el verano de 1853, se planeó el viaje de Nené con la finalidad de que conociera a su futuro marido; lo hizo acompañada de su madre y de Sissi, que solo tenía 15 años en ese momento.

El emperador Francisco José, que en ese entonces tenía 24 años, estaba muy nervioso por el encuentro con su futuro amor. Cuando vio a las mujeres sintió todo un flechazo, pero no hacia Nené, sino por Sissi, que pronto se convertiría en emperatriz de Austria.

La bella Ella von Hesse

Por su parte, Guillermo II de Alemania, el último káiser del imperio alemán, en su juventud, estuvo muy enamorado de una de sus primas de Darmstadt, Ella von Hesse o futura Isabel Fiódorovna e intentó por todos los medios conquistarla sin éxito. El rechazo de Isabel se debió principalmente a los modales del entonces príncipe de Prusia, a su parecer bastante bruscos. Aunque terminó por casarse en 1881 con la princesa Augusta Victoria de Schleswig-Holstein, con la que tuvo seis hijos y una hija, parece que nunca olvidó a su prima Ella von Hesse.

Alberto de Mónaco en su boda con Charlene Wittstock

La realeza de Mónaco, experta en escándalos
A pesar de ser un principado muy pequeño, la familia Grimaldi se las ha ingeniado a lo largo de los años para protagonizar un sinfín de escándalos. Uno de los más sonados: la boda del príncipe Alberto con la nadadora de Zimbabue, Charlene Wittstock. Ella no paraba de llorar en la ceremonia y se comentó que había tratado de fugarse de Mónaco días antes del enlace. Alberto tiene dos hijos ilegítimos y mucho se ha comentado que la princesa Charlene actúa como si los hijos de su marido simplemente no existieran.

Aunque puede que la polémica más grave se remonte a la trágica muerte de la princesa Grace Kelly, esposa de Rainiero de Mónaco, y los rumores de que iba discutiendo con su hija Estefanía, una adolescente de 17 años en ese momento, cuando ocurrió el accidente de coche que acabó con su vida.

La princesa Estefanía de Mónaco que no ha estado exenta de otros muchos escándalos, como las infidelidades casi televisadas de Daniel Ducruet.

Estefanía de Mónaco con su primer marido y padre de dos de sus hijos, Daniel Ducruet

Estefanía no ha estado exenta de otros muchos escándalos, como las infidelidades casi televisadas de Daniel Ducruet, su esposo en ese momento y padre de dos de sus hijos. Desde ese momento, la princesa comenzó a llevar una vida de lo más alocada. Cuando en 2003 decidió casarse con el acróbata circense Adans Lopez Peres ningún miembro de la familia asistió a la boda.

Por último, otra de las grandes figuras de lo más polémicas en la familia del principado de Mónaco fue la de Ernesto de Hannover, exmarido de Carolina de Mónaco, cuya figura siempre ha estado rodeada de escándalos por su carácter algo agresivo y sus supuestos problemas con el alcohol. En 2004 fue condenado a pagar más de 400.000 tras una pelea en una discoteca de Kenia.

El emérito bailando con su amante tan contento

El caso de España
Aunque, si hablamos de culebrones, no podemos obviar el caso de España. Los entresijos de la familia real española entraman infidelidades, fraudes, muertes accidentales, traiciones… Uno de los últimos ha sido la relación extra matrimonial que el rey emérito, Juan Carlos I, supuestamente ha mantenido desde 1975 hasta su abdicación en 2014 con su “amiga entrañable”, la empresaria alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein, según ella misma ha relatado en diversas ocasiones. Según Corinna, esta relación le dio acceso a información y documentos relativos a los manejos financieros del monarca emérito. Actualmente, las autoridades de Suiza y España realizan una investigación sobre un supuesto pago indebido que habría recibido Juan Carlos I de parte de la monarquía saudita por un monto de unos 100 millones de dólares en 2008.

Urdangarín fue declarado culpable de malversación, fraude, prevaricación, falsedad y blanqueo de capitales.

A estos problemas habría que añadir otros muchos escándalos, como el enorme caso de corrupción Nóos, protagonizado por Iñaki Urdangarín, yerno del rey emérito, y por el que cumple actualmente condena con los cargos de malversación, fraude, prevaricación, falsedad y blanqueo de capitales.

A finales de 2010, un libro sobre la vida del rey Carlos Gustavo de Suecia mostraba al soberano como un mujeriego empedernido, adicto a las orgías.

Marta Luisa de Noruega con Shaman Durek

Marta Luisa de Noruega, una vida de amores insólitos
Mucho se habló de su unión con Ari Behn, por declarar públicamente que mantenían una relación abierta y alejada de lo convencional. Marta Luisa se enamoró de este escritor que hizo de la provocación parte de su trabajo: deambulando por las calles de Londres como un vagabundo pidiendo limosna, disfrazándose de drag queen en Barcelona o coqueteando públicamente con las drogas al participar en un documental esnifando cocaína junto a unas prostitutas. Un auténtico quebradero de cabeza para los reyes Harald y Sonia, que terminó con su separación en 2016.

La princesa, muy espiritual, se volcó a partir de ese momento en sus talleres y libros y en su escuela de ángeles. Esta primavera anunció en sus redes su amor por Shaman Durek, chamán y líder espiritual de algunos famosos como Gwyneth Paltrow. “Cuando encuentras a tu alma gemela lo sabes”, dijo Marta, a la que han prohibido usar su título de princesa para fines comerciales.

Carlos Gustavo de Suecia ha sido otro de los monarcas protagonistas de escándalos

Carlos Gustavo de Suecia, monarca a su pesar
A finales de 2010, un libro sobre la vida del rey Carlos Gustavo de Suecia abrió la polémica. La obra, llamada Carlos Gustavo: monarca a su pesar, mostraba al soberano como un mujeriego empedernido, adicto durante décadas a las orgías, las prostitutas y las grandes fiestas con strippers. Por supuesto el libro, que también hablaba de las amistades del monarca con miembros de la mafia rusa y dueños de clubes sexuales, generó un gran escándalo en el país nórdico.

El rey, de 74 años actualmente, hasta ese momento había sido considerado en todo el mundo un monarca ejemplar, casado felizmente desde hace 44 años y padre de familia especialmente apreciado. Sin embargo, ante la polémica, tuvo que hablar. Los comentarios no han sido muy agradables de oír. He hablado del asunto con mi familia y hemos decidido pasar la página y seguir adelante, porque esas cosas ocurrieron hace mucho tiempo”, declaró a la prensa sueca.

¿Conocías estos culebrones de las Casas Reales? ¿Añadirías alguno más? No dudes en compartir tus sensaciones con nosotros a través de los comentarios o en alguna de nuestras redes sociales. ¡Nos vemos muy pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies