Mundo Yold. Los hermanos que revolucionaron el mundo del claqué

Los hermanos Nicholas: claqué con talento y clase

 

 

Carmen Matas
13 agosto, 2021

 Número de Comentarios (0)

Hoy en Gente Yold hacemos un repaso a la trayectoria de los legendarios bailarines de claqué afroamericanos, Fayard y Harold Nicholas, más conocidos como los Nicholas Brothers. Llegaron a ser grandes estrellas de Hollywood en la primera mitad del siglo XX, pero lamentablemente hoy no sabemos casi nada de ellos. Descúbrelos con nosotros.

Tenemos que reconocerlo: en Gente Yold somos devotos de los musicales, sobre todo de los de la Edad de Oro de Hollywood. La capacidad de esos actores para interpretar, cantar y bailar nos sigue dejando totalmente asombrados. Normalmente, cuando pensamos en los grandes en artistas de esta época, nos vienen a la mente nombres como Gene Kelly, Judy Garland, Fred Astaire y Ginger Rogers. Sin embargo, hubo un dúo de baile con un talento excepcional y que lamentablemente hoy en día apenas es recordado. Ellos eran los Nicholas Brothers.

Fayard y Harold Nicholas eran dos hermanos afroamericanos que deslumbraron a todos en la primera mitad del siglo XX por sus impresionantes movimientos de claqué acrobático. Lo más impresionante es que siempre fueron totalmente autodidactas, a pesar de la habilidad que demostraron en movimientos complejos y totalmente innovadores para la época. ¡Conseguían hacer un split completo y volver a levantarse sin que sus manos tocaran el suelo!

Los hermanos deslumbraron a todos en la primera mitad del siglo XX por sus impresionantes movimientos de claqué acrobático.

Un talento absolutamente deslumbrante, incluso a día de hoy, y un valioso legado artístico que da prueba del poder de la pasión y el trabajo duro que dejaron estos dos hermanos. A pesar de los obstáculos ocasionados por el racismo -no podemos olvidar que era la época de la segregación racial en Estados Unidos- estos dos increíbles bailarines consiguieron respeto por su talento y reconocimiento por su enfoque único de la danza. “Éramos bailarines de claqué, pero le pusimos más estilo, más trabajo corporal, en lugar de solo juego de pies”, aseguró en una ocasión Harold Nicholas.

Sus primeros años
Fayard Nicholas nació el 20 de octubre de 1914 en Alabama y ​​Harold Nicholas el 17 de marzo de 1921. Su madre era pianista y su padre, batería. La familia vivía en Filadelfia y pronto Fayard comenzó a enamorarse del género teatral del vodevil, muy popular en Estados Unidos entre los años 1880 y 1930 y que intercalaba números musicales, en el que sus padres actuaban como parte de la banda de música. Comenzó a imitar las funciones que veía, especialmente a los bailarines, y empezó por sí mismo a aprender a bailar, cantar y actuar. Pronto Harold, que idolatraba a su hermano mayor, se convertiría en su compañero de baile.

Éramos bailarines de claqué, pero le pusimos más estilo, más trabajo corporal, en lugar de solo juego de pies.

Los dos formaron The Nicholas Brothers y comenzaron a trabajar en teatros locales, alcanzando rápidamente el reconocimiento del público. Su combinación única de ballet, jazz, claqué y acrobacia era una total revolución y todo el mundo quería ver sus actuaciones. En 1932, debutaron en el famoso club nocturno de Nueva York Cotton Club como la actuación principal. Harold tenía solo 11 años y Fayard, 18.

Y llegó Hollywood
El destino de estos dos hermanos cambió radicalmente cuando el archiconocido productor de cine Samuel Goldwyn, cofundador de la Metro-Goldwyn-Mayer, vio su actuación en el Cotton Club y los invitó a bailar en su siguiente película, Kid Millions. Esta fue tan solo la primera de muchas que vendrían después, incluidas Coronado (1935), Los hijos de la farándula (1937), Down Argentine Way (1940) y Stormy Weather (1943). En referencia a esta última, Fred Astaire llegó a asegurar que la canción Jumpin ‘Jive era “la mejor secuencia musical de película que había visto jamás”. Lo compartimos aquí contigo y es importante señalar que este número no tuvo que repetirse y se filmó en una sola toma:

A pesar de que los dos hermanos lograron alcanzar el éxito incluso cuando la segregación racial azotaba los Estados Unidos, sí vivieron algunas de sus consecuencias. Su última gran película de Hollywood fue The Pirate (1948), un musical protagonizado por Judy Garland y Gene Kelly. Ambas estrellas trabajaron duro para que los Nicholas Brothers aparecieran en la película, pero finalmente el estudio decidió eliminar los personajes de los dos hermanos en la versión final y las secuencias en las que aparecían bailando con los actores blancos se cortaron.

Era la primera vez que se veía en la gran pantalla a afroamericanos bailando con actores blancos y se dice que este fue el motivo por el que comenzaron a ser excluidos en Hollywood. Al ver el panorama que les esperaba en el país norteamericano, los hermanos se trasladaron a Europa, donde encontraron el éxito actuando para audiencias de todo el mundo. Regresaron a Hollywood para aparecer en el programa de variedades The Hollywood Palace, en 1964.

Su combinación única de ballet, jazz, claqué y acrobacia era una total revolución y todo el mundo quería ver sus actuaciones.

Un legado casi olvidado
Ver un baile de los Nicholas Brothers es toda una experiencia. Cada movimiento capta toda la atención del público y la técnica y habilidad en cada uno de sus pasos es absolutamente sorprendente. Viéndoles a ellos se puede comprender cómo la combinación única de movimientos hace a la danza a la par bella y compleja. Sus coreografías parecían encarnar a la perfección la música de fondo.

Su desbordante talento propició que Fayard y Harold comenzaran a impartir clases magistrales de claqué como profesores residentes en la Universidad de Harvard y Radcliffe. Entre sus estudiantes se encontraban artistas tan reconocidos como Michael Jackson, Janet Jackson y Debbie Allen. Sin duda, dos talentos mundiales de la danza con una brillante carrera de nada menos que 60 años. Hoy tendríamos que saber mucho más de ellos, no solo por su profesionalidad y dedicación, sino porque además tuvieron que luchar contra un racismo sistémico a lo largo de su carrera.

Fred Astaire llegó a asegurar que una de sus actuaciones era la mejor secuencia musical de película que había visto jamás.

Harold Nicholas falleció en 2000 a la edad de 79 años, y Fayard Nicholas falleció unos años más tarde en 2006 a los 91 años y, aunque en el gremio de la danza, especialmente en Estados Unidos, son muy venerados, lamentablemente más allá apenas se les recuerda. Por suerte, su legado fue recordado a través de una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, un doctorado honorario de la Universidad de Harvard y el Kennedy Center Honors, el más alto honor otorgado por el gobierno de Estados Unidos anualmente a artistas escénicos de diferentes disciplinas.

Si en la actualidad, ves atrevidas coreografías de claqué, adornadas con giros y patadas acrobáticas, debes saber que probablemente es fruto de la influencia de Fayard y Harold. En 1989, Janet Jackson hizo su gran hit All right, en el que homenajea a grandes artistas, como Cab Calloway, Cyd Charisse y, por supuesto, los Nicholas Brothers.

¿Conocías a estos dos artistas? ¿Por qué crees que son tan poco recordados actualmente? No dudes en compartir tus sensaciones con nosotros a través de los comentarios o en alguna de nuestras redes sociales. ¡Nos vemos muy pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies