Mundo Yold. En homenaje al gran actor sueco

Max Von Sydow: La muerte siempre da jaque mate

Angel Domingo
11 marzo, 2020

 Número de Comentarios (0)

Hoy queremos recordar, con la ayuda de nuestro crítico de cine, a uno de los actores más carismáticos, misteriosos y elegantes de todos los tiempos: Max Von Sydow. Su partida de ajedrez con La Muerte está fijada a fuego en la retina de generaciones.

El legendario actor sueco Max Von Sydow (10 de abril de 1929, Lund, Suecia) falleció este 8 de marzo en la localidad francesa de Provenza. Durante su amplia carrera, Max participó en diversos papeles secundarios en numerosos países y en un sin fin de lenguas, incluyendo su sueco natal, noruego, inglés, italiano, alemán, danés, francés y español.

Medía 1,93 cm y nació en el seno de una familia acomodada; hijo del etnólogo y profesor universitario Carl Wilhem Von Sydow y de la baronesa Gretta Rappe. Desde su juventud fue tentado por el mundo de la interpretación. En la Escuela Catedralicia de Lund representó sus primeras obras teatrales. Cuando terminó sus estudios secundarios, el joven Max abandonó la ciudad de Lund, ubicada en la provincia de Escania, para ingresar en el Dramaten de Estocolmo. A finales de los años cuarenta debutó como actor cinematográfico al participar en el melodrama Bara en mor -Solo una madre en castellano- (Alf Sjöberg,1949) con Eva Dahlbeck.

En la década de los cincuenta coincidió con Ingmar Bergman en Malmö; esta asociación fue clave en la historia del cine ya que nuestro protagonista consiguió la relevancia como actor a nivel mundial gracias a las películas dirigidas por su compatriota.

El año 1957 ambos estrenaron su película más icónica: El Séptimo Sello (Ingmar Bergman), en la que Max interpreta al caballero medieval Antonius Block quien juega la famosa partida de ajedrez con la parca; y Fresas Salvajes con Victor Sjöström como principal protagonista.

Más adelante, colaborando en numerosas ocasiones con actrices como Liv Ullman o Bibi Anderson, rodó El Rostro (1958), En el Umbral de la Vida (1958) y El Manantial de la Doncella (1960). Durante la década de los sesenta interpretó a Jesucristo en La Historia Más Grande Jamás Contada (Stevens, Lean y Negulesco, 1965) y en los setenta consiguió uno de sus papeles más comerciales al interpretar al Padre Merrin en la cinta de terror El Exorcista (William Friedkin, 1973).

Durante su extensa carrera, Max fue dirigido por David Lynch en Dune (1984), Woody Allen en Hannah y Sus Hermanas (1986), Steven Spielberg en Minority Report (2002), Ridley Scott en Robin Hood (2010), o Martin Scorsese en Shutter Island (2010).

Fue candidato al Óscar en dos ocasiones, una como Mejor Actor protagonista por Pelle el conquistador (Bille August, 1987) y otra como secundario por Tan fuerte, tan cerca (Stephen Daldry, 2011).

En Star Wars: El Despertar de la Fuerza (J.J. Abrams, 2015) interpretó al personaje de Lor San Tekla. En 2018 participó en Kursk (Thomas Vinterberg, 2018), film basado en el accidente real del submarino ruso ocurrido en agosto del año 2000. En la pequeña pantalla pudo ser visto en algunos episodios de la serie Los Tudor y Juego de Tronos.

En cuanto a su vida sentimental, Max Von Sydow se casó en el año 1951 con Christina Olin, de quien se divorció en 1996 y tuvieron dos hijos: Henrik y Clas. Su segunda mujer, con quien se casó en 1997, es Cathrine Brelet.

Esta leyenda del cine universal murió en la Provenza francesa este 8 de marzo de 2020. Tenía noventa años de edad.

La dama de la guadaña ganó la partida.

Ángel Domingo Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies