Cine Yold. La historia de Mujercitas ha sido siempre un éxito, especialmente en navidades. ¿Cuál es tu versión favorita? 

Mujercitas, nuestro reparto ideal

 

Inés Almendros
17 diciembre, 2021

 Número de Comentarios (0)

Las navidades de nuestra infancia no solo saben a dulces y árbol de Navidad. También son los recuerdos de las películas que veíamos en el cine, y por supuesto, las que echaban por televisión. Un film clásico e imprescindible de las navidades era Mujercitas, en sus distintas versiones rodadas a lo largo de las décadas. Hoy las recordamos, y repasamos lo mejor y lo peor de cada una, y hasta nos hemos atrevido a seleccionar nuestro reparto “ideal”. ¡Todos tenemos una versión favorita, no dejes de opinar!

Algo tiene el libro de Louise May Alcott, que conquistó, desde su primera edición, a millones de lectores en el mundo, y lo sigue haciendo siglos después. Mujeres muy distintas entre sí, y con inquietudes distintas, entre ellas, Simone de Beauvoir, Hillary Clinton o Patti Smith se han reconocido fans de la obra. De hecho, la rockera Smith incluso ha escrito el prólogo de una de las últimas y más completas ediciones. Y es que, el personaje rebelde –mucho más si se piensa en la época en que fue creado- de Josephine March, junto con sus dispares hermanas, inspiró a mujeres que querían ser creadoras, escritoras, artistas… O que simplemente, soñaban con ser ellas mismas.

Página del Daily Mail reseñando la película de Las cuatro hermanitas

El personaje de Josephine March, junto con sus dispares hermanas, inspiró a mujeres que querían ser creadoras, escritoras, artistas…

El éxito de la novela a lo largo de los años ha sido reflejado también a través del cine y la televisión. Varias versiones han sido realizadas para las pantallas grandes y pequeñas a lo largo de los años; pero de entre todas ellas, hay cuatro especialmente destacadas, que casi todas las generaciones yold hemos visto en más de una ocasión.

Ahora que estamos en navidades, hemos querido recordar estas cuatro versiones, y analizarlas, desde nuestra opinión personal. Además, hemos compuesto también el reparto “ideal” de nuestros actores favoritos. Esperamos, por supuesto, tu opinión.

Katherine Hepburn fue, en nuestra opinión, la mejor Jo de todas las versiones cinematográficas

Las cuatro hermanitas (1933)

Director: George Cukor. Reparto: Katherine Hepburn, Joan Bennett, Paul Lukas, Frances Dee, Jean Parker, Edna May Oliver, Douglass Montgomery, Henry Stephenson, Spring Byington.

Por ser la más antigua de todas y en blanco y negro, la película de 1933 es la menos reconocida. Sin embargo, la versión de George Cukor sigue siendo, según nuestro criterio, la mejor de las cuatro, por lo que recomendamos muy encarecidamente a todos los fans del libro que le dediquen un visionado.

En la cinta coinciden los genios de Katherine Hepburn –seguramente la mejor Jo cinematográfica de la historia-, con el buen saber hacer de George Cukor, y la música maravillosa de Max Steiner, que ambienta inigualablemente toda la historia (de hecho, es la única galardonada con un premio Oscar de la Academia, a la mejor adaptación de una obra original).

La versión de George Cukor sigue siendo, según nuestro criterio, la mejor de las cuatro.

En general, el film recibió un abrumador éxito tanto de crítica, como de taquilla, y numerosos premios y reconocimientos.

Momentos inolvidables de esta gran versión

Esta versión de 1933 es la única de las cuatro en las que el humor y la diversión conviven plenamente con el drama y la emoción. La parte del teatro casero montado en casa de las March es tan divertida como deliciosa; la tía March (Edna May Oliver) no solo es una vieja gruñona, sino que nos hace sonreír. La pareja Jo y Laurie (Douglass Montgomery) destila compañerismo y complicidad, cuando bailan, pelean o corren por la montaña.

Pero la cinta ofrece otros momentos de cine de altura, como cuando el profesor Bhaer (Paul Lukas) toca al piano el poema de Goethe, Nurwer die Sehnsuchtkennt, con música de Tchaikovsky. Amy en este caso –interpretada por una estupenda Joan Bennet (bastante mayor que su papel, y que estaba embarazada en la realidad), cumple a la perfección como todas la demás.

Y hay momentos soberbios de poesía, como cuando Beth se muere mientras sus pájaros están en la ventana. En fin, una joyita en blanco y negro para recuperar.

Mujercitas (1949)

Director: Mervyn Le Roy. Reparto: June Allyson, Elizabeth Taylor, Peter Lawford, Janet Leigh, Margaret O’Brien, Mary Astor, Lucile Watson, C. Aubrey Smith, Leon Ames, Rossano Brazzi.

El color en todo su esplendor dio una estela de nueva vida a la nueva versión de la historia de la familia March, protagonizada en esta ocasión por una June Allyson espléndida y vibrante, que es de lo mejor de la película, sin restar méritos a Elizabeth Taylor, que compone igualmente una Amy encantadora, pero egoísta; un tanto pretenciosa, pero con un gran corazón. En esta ocasión, Beth es la hermana pequeña, y la interpreta la inolvidable Margaret O´Brien que hizo un papel tierno y desgarrador. Desentona un poco, en el conjunto, el Laurie de Peter Lawford, que resulta un tanto desvaído y que no llega a tener auténtico feeling con Jo. Pero a cambio, destaca la Meg más bonita y con personalidad del cine, encarnada en una joven Janet Leigh.

Elisabeth Taylor, de rubia para interpretar a Amy

Pese a ser una versión igualmente memorable, -que nos hizo disfrutar todas las veces que la echaron en nuestra infancia por la televisión-, las Mujercitas del 49 no alcanzan la calidad narrativa de la anterior versión, y de hecho Melvyn Le Roy fue acusado de copiar casi planos enteros, con la misma composición, de la obra de Cukor. También para la apertura utilizaron la misma preciosa música de Max Steiner. Pese a todo ello, y aunque fue igualmente exitosa, no llegó al mismo éxito de crítica ni de premios. Pero hoy nos sigue encantando y es una de nuestras favoritas.

Mujercitas se convirtió en una de las películas más taquilleras de 1949. Además ganó un Oscar al mejor decorado en plató.

Aunque la crítica no fue tan buena como la de las anteriores Mujercitas, el éxito en taquilla le igualó, y hasta superó: Mujercitas se convirtió en una de las películas más taquilleras de 1949. Además ganó un Oscar al mejor decorado en plató.

Mujercitas (1994)

Directora:  Gillian Armstrong. Reparto: Winona Ryder, Susan Sarandon, Gabriel Byrne, Trini Alvarado, Samantha Mathis, Kirsten Dunst, Christian Bale, Claire Danes, Eric Stoltz, John Neville, Mary Wicke.

Los años noventa necesitaban una revisión de nuestro querido libro, y más teniendo nada menos que a Wynona para poder interpretar a Jo, y a Christian Bale, como Laurie. Sin embargo, pese al estupendo elenco, a los nuevos medios de ambientación, vestuario, etc., el resultado, a día de hoy, nos parece un poco apagado y carente de autenticidad. La química entre Bale y Ryder no termina de despegar; en ningún momento les vemos como auténticos amigos, camaradas y mucho menos posibles amantes. En general, la película es fría, faltan emociones, salvo, tal vez, en la muerte de Beth, gracias a la interpretación de Claire Danes, que es de lo mejor de la obra. También podemos salvar a la Amy pequeña de Kirsten Dunst, que cuando crece, sin embargo, es interpretada por Samantha Mathis, y pierde bastante en el camino.

Susan Sarandon interpreta una maravillosa Marmee, la madre March

Pese a todo, y como siempre, Mujercitas del noventa fue un éxito de público, y también recibió tres nominaciones (sin premio) para los Oscar de 1994 en las categorías de mejor actriz (Winonna Ryder), mejor banda sonora y mejor diseño de vestuario.

Conclusión: nos parece la más flojita de todas, aunque como todas las versiones, sirve para pasar una buena tarde.

Mujercitas (2019)

Directora: Greta Gerwig. Reparto: Saoirse Ronan, Timothée Chalamet, Emma Watson, Florence Pugh, Eliza Scanlen, Laura Dern, Meryl Streep, James Norton, Louis Garrel.

Y llegamos a la versión moderna, la que se estrenó en el 2019, dirigida por la joven Greta Gerwig. Mucho se ha hablado de esta película, que unos aman y otros odian; y que, ciertamente, resulta difícil de sintetizar. En realidad, el film mezcla el libro de Louise May Alcott con la vida auténtica de la autora, intentando dar una vis literaria y moderna, que acaba patinando, porque –por mucho que sea para hacer quiebros en la trama- ver a la familia March en conjunto convenciendo a Jo de que tiene que salir corriendo detrás del profesor Friedrich (con quien, por cierto, apenas si se muestra su historia previa y común en Nueva York), resulta totalmente bochornoso. En las anteriores versiones, la historia de amor de Jo y el profesor se desarrolla y fluye con naturalidad. En esta, simplemente resulta ridícula, porque apenas les hemos visto relacionarse previamente, ni casi se conocen, ni apenas han intercambiado vida en común. Pese a esto, pese a que Jo apenas se vuelve a acordar del individuo a su regreso a Concord porque extraña a Laurie, y tras una comida familiar, el conjunto de los March la convence de que tiene que salir corriendo detrás de él, porque “está enamorada de Friedrich, aunque ella misma ni siquiera lo sabe”. ¡Cómo si Jo –uno de los personajes femeninos con más lucidez de la historia de la literatura- fuera una ameba emocional!

Con todo ello, lo peor de la película no es esto, sino los insufribles saltos en el tiempo de la obra, que la convierten en un rompecabezas a veces mareante y sin sentido. Y la sensación de que, a veces, asistimos a una especie de gallinero donde todo el mundo confluye en la misma escena, hablando apresuradamente y al mismo tiempo a la vez.

Escena de desencuentro entre Jo y Lauri (Saoirse Ronan y Timothée Chalamet)

Pero la película tiene otras cosas muy buenas que, al fin y al cabo, la convierten en un bello entretenimiento: la fotografía, la interpretación en general de todo el elenco (nos encanta Timothée Chalamet como Laurie), los exteriores, el vestuario, el peinado y la ambientación en general. Si Gerwig hubiera decidido hacer una película un poco más convencional, de lo que es al fin y al cabo una obra clásica, difícil de modernizar; si no hubiera puesto en duda el buen juicio emocional de Jo, y si hubiera prescindido de tanto flashback -para adelante, para atrás-, estaríamos, sin duda, ante una película magistral.

Y para terminar, hemos compuesto nuestro reparto “ideal” de las mujercitas de todos los tiempos:

Nuestra Jo favorita: Katherine Hepburn (1933)

Nuestra Meg favorita: Janet Leigh (1949)

La siempre creíble Claire Danes, como Beth

Nuestra Beth favorita: Claire Danes (1994)

Nuestra Amy favorita: Elizabeth Taylor (1949)

Nuestro Laurie favorito: Timothée Chalamet (2019)

Nuestro profesor favorito: Peter Lukas (1933)

Marmee, la mamá March: Susan Sarandon (1994)

La tía March: Edna May Oliver (1933)

Y tú, ¿Qué película de las cuatro prefieres? ¿Cuál es tu “Jo” favorita? ¿Y tú reparto ideal? Cuéntanoslo en nuestra sección de opiniones, o en nuestras redes sociales. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies