Mundo Yold. Te contamos todo sobre las onna-bugeisha: las poderosas mujeres guerreras de Japón

Mujeres samurái, ¿las olvidadas de la historia?

Carmen Matas
3 febrero, 2020

 Número de Comentarios (0)

A pesar de las fuertes presiones patriarcales que siempre han mantenido a la sociedad japonesa, la figura de las onna-bugeisha, mujeres samurái, deslumbra indudablemente en el repaso histórico al país nipón. Hoy en Gente Yold te contamos cómo estas auténticas guerreras consiguieron destacar en un mundo casi exclusivo de hombres.

El mundo vive actualmente lo que ya se denomina como la “cuarta ola del feminismo”, un nuevo momento histórico en la lucha por los derechos de las mujeres, palpable en infinidad de planos. Uno de ellos es el de hacer honor a todas esas grandes mujeres que han dejado una fuerte impronta en la historia, a pesar de tenerlo todo en contra.

La historia ha ocultado la existencia e influencia de las grandes mujeres guerreras de Oriente

Hoy en Gente Yold queremos hablar de unas absolutas desconocidas: las mujeres samurái, o más concretamente, las guerreras onna-bugeisha, a las que también rindió homenaje, en su particular estilo, Quentin Tarantino, escribiendo el inolvidable papel de la Mamba Negra (Uma Thurman), la guerrera que aprende el manejo de la naginata en Kill Bill.

La Mamba Negra se entrenó como las onna-bugeishas en Kill Bill

Todo comenzó con la Emperatriz Jingū, quien ostentó el poder de facto tras el fallecimiento de su marido, desde 201 hasta 269. Detrás de esta figura se erigen numerosas leyendas no confirmadas, como que comandó la conquista de Corea personalmente. De cualquier modo, la figura de la Emperatriz Jingū fue una referencia y un modelo a seguir para las futuras guerreras onna-bugeisha, que aparecieron y vivieron su momento de oro en los períodos Heian (794-1185 d.C.) y Kamakura (1185-1333 d.C.).

El gran mérito de estas mujeres samurái probablemente resida en la fuerza mental que poseían.

Ilustración de una guerrera aplastando al enemigo

¿Quiénes eran?
Instruidas en la guerra pero también en las artes, el gran mérito de estas mujeres samurái probablemente resida en la fuerza mental que poseían, puesta a prueba constantemente para enfrentar el sexismo permanente y la supuesta superioridad de los hombres. Normalmente no combatían en las grandes campañas, su papel era más bien defensivo en la ciudad. Se les asocia con el entrenamiento y la maestría de la naginata, el equivalente a la katana de los hombres samurái. Este arma permite atacar con seguridad, derribar a la caballería y realizar cargas, un conjunto de características versátil y adecuado para su labor protectora.

Las mujeres guerreras combatieron en batallas y también en los palacios, manejando influencias en la sombra

No obstante, más allá de su destreza en las artes marciales y el combate, lo más interesante de estas mujeres era que su labor iba más allá de la de sus homólogos masculinos en el campo de batalla, y es que, ocasionalmente, las onna-bugeisha de más alto estatus ejercían su poder desde palacio, es decir, mediante intrigas y manejando las influencias en la sombra.

Ocasionalmente las onna-bugeisha de más alto estatus ejercían su poder desde palacio, mediante intrigas y manejando las influencias en la sombra.

Te contamos la historia de las tres mujeres samurái más destacadas:

La legendaria figura de Tomoe Gozen

Tomoe Gozen
Fue una onna-bugeisha nacida en 1157 en el seno de una familia acaudalada de samuráis, por lo que fue instruida en la práctica de la naginata. Sus andanzas se inscriben en la guerra entre los clanes Genji -también llamado Minamoto- y Heike, formando parte ella y su familia del primero de los bandos.

Casi todo lo que se sabe de Tomoe Gozen es fruto de una serie de poemas épicos titulados Heike Monogatari, escritos en el siglo XIII, pero referentes a hechos de la centuria anterior:

-“Tomoe era especialmente hermosa, de piel blanca, pelo largo y bellas facciones. También era una excelente arquera, y como espadachina era una guerrera que valía por mil, dispuesta a confrontar un demonio o un dios, a caballo o en pie. Domaba caballos salvajes con gran habilidad; cabalgaba por peligrosas pendientes sin rasguño alguno. Cuando quiera que una batalla era inminente, Yoshinaka la enviaba como su primer capitán, equipada con una pesada armadura, una enorme espada y un poderoso arco; y ella era más valerosa que cualquiera de sus otros guerreros”.

Representación de Toyokuni, una de las estrellas del teatro Kabuki

Tal y como relatan los versos, esta dama participó en la toma de Kioto. Su final, como su existencia misma, no está claro. Unas fuentes dicen que murió en la batalla de Awazu junto a su esposo Minamoto no Yoshinaka; otras, que él fue ejecutado acusado de traición y que ella no era su mujer sino una sirviente… Sin embargo, a pesar de la poca exactitud de las referencias históricas, Tomoe Gozen continúa siendo una figura de renombre hoy en día en Japón, ya que muchas personas acuden en peregrinación a su tumba, erigida en el templo Gichū-ji en Ōtsu, en la prefectura de Shiga, muy cerca de Kioto.

Hōjō Masako, por Kikuchi Yōsai

Hōjō Masako
Nacida en 1156, es el mejor ejemplo de mujer samurái que optó por otras vías para conseguir el poder, y no solo mediante el combate y la fuerza. Concentrándose en la política y la inteligencia, llegó nada menos que a detentar el poder de todo Japón. Eso sí, en la sombra: tuvo que elaborar toda una serie de mecanismos y tratos que le permitieron convertirse en la mujer de la casta samurái más importante de su época.

Hōjō Masako se concentró en la política y la inteligencia y llegó nada menos que a detentar el poder de todo Japón.

Aunque el poder oficial se transfería a hombres del clan, durante más de 40 años los Hōjō establecieron un gobierno en la sombra, liderado por Masako, que tenía una tremenda habilidad para tejer estrategias diplomáticas y de poder. Esta mujer samurái nunca se enfrentó a los enemigos de manera directa, ni siquiera se personó en una batalla en toda su vida. Jugó las cartas necesarias para incitar rebeliones internas entre sus enemigos, y construyó una red de alianzas y favores que hoy la convierten, probablemente, en la mujer que más tiempo y con más eficacia ha liderado el país en toda la historia de Japón.

La decidida mirada de Nakano Takeko

Nakano Takeko
Es una de las últimas mujeres samuráis de la historia de Japón, entre 1847 y 1868. Forma parte del selecto grupo de mujeres guerreras que fueron trascendentales en un gran conflicto armado, y a día de hoy se le conoce por su fuerte determinación y dotes de mando en la batalla.

Nakano Takeko lideró un ejército independiente femenino de samuráis en la batalla de Aizu, durante la guerra civil de Boshin.

Las onna-bugeisha eran educadas en artes y música, pero también en entrenamiento militar

A parte de ser instruida en materias como el arte y la literatura, Takeko fue educada en profundidad en las artes marciales, convirtiéndose en instructora y desempeñó una hazaña histórica: formar un escuadrón de guerreras mujeres. Durante la guerra Boshin, la última gran guerra civil de Japón, Nakano Takeko lideró un ejército independiente femenino de samuráis en la batalla de Aizu. Algo, como contábamos al comienzo, poco habitual, pues las mujeres no solían participar en la guerra y su papel era más bien defensivo en la ciudad. La contundencia en la batalla de aquellas guerreras armadas con naginata fue espectacular, hasta el punto de que el ejército enemigo tuvo que replantear su estrategia.

El casco, peto y demás protecciones acompañaban a la mortal naginata

A pesar del éxito del batallón, Takeko recibió en esa batalla un impacto de bala en el pecho, quedando herida de muerte. Según relata la historia, la guerrera, moribunda, pidió a su hermana que le realizara el suicidio ritual del ‘seppuku’, o también conocido como ‘harakiri’. La guerrera se ejecutó y su hermana le cortó la cabeza, para enterrarla a los pies de un árbol en el templo Hokaiji. “No se llevarán mi cabeza como trofeo”, fueron sus últimas palabras.

¿Sabías de la existencia de mujeres samuráis? ¿Cuál es la historia que más te ha impresionado? No olvides trasmitirnos todas tus impresiones y, si te ha gustado este reportaje, nos haría muy felices que lo compartas a través de las redes sociales. ¡Muchas gracias!

Más información:

Las 5 mujeres samurái más famosas de Japón

https://www.vice.com/es/article/a383aj/onna-bugeisha-mujeres-samurai-japon

Comentarios

  1. Anónimo dice:

    Muchas gracias por todo… no se encuentra mucho sobre las onna bugeisha… me ha encantado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies