Mundo Yold. Hoy Gente Yold entrevista ocho de las participantes de la Asociación Feminista Mujeres por la Igualdad de Calp

Ocho mujeres, para un ocho de marzo

 

Inés Almendros
7 marzo, 2021

 Número de Comentarios (0)

Desde hace siglos, las feministas han luchado por los derechos de las mujeres enfrentándose, siempre, a todo tipo de adversidades. Gracias a ellas, muchas de nosotras -y no en todas partes del mundo- podemos trabajar, votar o tener cuenta corriente. Hoy, 8 de marzo, como homenaje a todas las que batallaron por nuestros derechos, y lo siguen haciendo, hemos hablado con ocho mujeres de la Asociación Feminista Mujeres por la Igualdad Calp. Todas ellas son un ejemplo de luchadoras reales que, día a día, trabajan para que tengamos una vida mejor.

Hace tan sólo un siglo, las pocas -pero muy valientes- feministas del mundo, luchaban por cosas que hoy nos parecen tan obvias como votar, trabajar o manejar nuestros propios recursos económicos. Gracias a sus complicadas batallas, mujeres de todo el mundo ya disfrutamos de estos derechos tan básicos; sin embargo, las cifras nos demuestran que queda muchísimo por hacer para conquistar un mundo realmente igualitario, y en el que no se atente contra la población femenina. Porque las estadísticas no engañan y son verdaderamente terroríficas: según Naciones Unidas, a escala mundial, “el 35% de las mujeres ha experimentado alguna vez violencia sexual… Cada día, más de 130 mujeres en todo el mundo son asesinadas por miembros de su propia familia… En 2019, una de cada cinco mujeres de 20 a 24 años se había casado antes de cumplir los 18... Al menos 200 millones de mujeres y niñas de 15 a 49 años han sido sometidas a la mutilación genital femenina en los 31 países en los que se concentra esta práctica… Quince millones de niñas adolescentes de 15 a 19 años han experimentado relaciones sexuales forzadas en todo el mundo…”. Y podríamos seguir con otros muchos problemas, que igualmente afectan a las mujeres de los países más desarrollados. Por todo ello, y porque la sociedad necesita terminar de entender la importancia de ser iguales en derechos, el mundo sigue necesitando la lucha feminista.

Hoy, 8 de marzo, Día de la Mujer Trabajadora, en Gente Yold, hemos querido escuchar precisamente a ocho de estas mujeres que, desde el feminismo activo, trabajan para mejorar la vida de todas. Forman parte de la Asociación Feminista Mujeres por la Igualdad Calp, de Alicante. Mujeres reales, que día a día, desde su localidad luchan para tener un mundo mejor. A todas les hemos preguntado, ¿por qué eres feminista? Ellas nos dan su respuesta:

Susana, psicóloga, 52 años

P.G.Y.: ¿Por qué eres feminista? ¿Cuándo te concienciaste de la importancia de serlo?

R.-“De pequeña era consciente del diferente trato y de las ventajas que en muchas cosas tenía mi hermano. Además, mi tía Maritxu -todo un referente para mí-, que era soltera y trabajó en un economato, me contaba los problemas causados por hombres que las mujeres que iban a la tienda le contaban. Mi tía tenía una mente lúcida y era, sin saberlo o sin denominarse así, feminista y lo que me contaba, lo que ella les decía a estas mujeres, ha tenido una gran huella en mí. En mi formación como psicóloga (no en la universidad, que no me enseñaron nada de feminismo), entendí que la visión de género era fundamental para entenderme a mí misma, así como para trabajar con personas. Un terapeuta hombre, Peter Szil, fue quien me ayudó a aplicar el feminismo a mi trabajo”.

P.G.Y.:¿Has tenido que luchar en tu juventud o en cualquier época de tu vida para ser feminista? 

R.-“No, no he tenido que luchar para ser feminista por lo que me siento muy agradecida a quienes sí lo hicieron”.

P.G.Y.:¿Cuál crees que es el objetivo del feminismo en pleno siglo XXI?

R.–“Creo que lo principal ahora es legislar leyes igualitarias a todos los niveles (hay muchos vacíos legales que permiten desigualdades) e incluir la visión de género en todas las disciplinas y por supuesto en la educación, desde niñ@s a universitari@s. También es importante que los hombres participen en conseguir una sociedad igualitaria, pero creo que las mujeres debemos concentrar nuestras energías en conseguir cambios en nosotras mismas y en las cuestiones que nos competen”.

P.G.Y.:¿Crees que las generaciones jóvenes lo han tenido más fácil que vuestras generaciones? ¿Qué mensaje les mandarías?

R.-“Creo que cada momento tiene sus aspectos positivos y negativos y cada generación tiene ventajas y desventajas que no son comparables por eso, porque los contextos son diferentes. Actualmente el patriarcado se presenta más camuflado y el feminismo en parte se ha convertido en una moda en la que las motivaciones no siempre están claras. Antes, había una opresión mayor pero también más claridad. Ahora, la sociedad neoliberal potencia el individualismo, el mito de la libre elección y ese relativismo que está de moda, en el que todo vale y todo es cosa de cada un@, cada un@ diseña su propio feminismo (incluso se confunden los deseos con las identidades), lo que impide que se pueda valorar si algo es dañino o no y anula la ética.

Es importante entender la historia del feminismo para entender los retos actuales. Leer a las feministas “clásicas”, hacer una cultura feminista sólida, e insistiría en la importancia de legislar. También es importante potenciar siempre la sororidad, sobre todo ahora que el “divide y vencerás” del patriarcado parece estar cogiendo fuerza”.

P.G.Y.: Según tu opinión, ¿en qué aspectos se ha mejorado con los años y en qué aspectos seguimos igual o se ha empeorado?

R.-“Se ha mejorado muchísimo en muchos derechos básicos. Creo que lo difícil ahora está en lo arriba expuesto, en los grupos de poder camuflados dentro del feminismo (vientres de alquiler, prostitución…), que crean división y confusión y que refuerzan los viejos estereotipos de género”.

P.G.Y.:¿Qué mensaje crees que es importante que reciban las nuevas generaciones?

R.-“Pienso que es importante formar un pensamiento crítico para afrontar retos, lo requiere reconocer a las antecesoras, leer a filósofas y pensadoras feministas, reflexionar, debatir, compartir, asociarse y sobre todo apoyarnos mutuamente. Es importante aplicar el feminismo a aquello que nos emociona en la vida: arte, literatura, medicina, lo que sea y, si se puede hacer un grupo de apoyo en esta materia, todavía mejor”.

Pienso que es importante formar un pensamiento crítico para afrontar retos, lo requiere reconocer a las antecesoras, leer a filósofas y pensadoras feministas.

Toñi, dependienta, 57 años

P.G.Y.: ¿Por qué eres feminista?

R.-“Creo que he sido feminista desde que nací sin saberlo, he sido criada en una familia patriarcal con una madre machista y que no se planteaba otro medio de vida. Siempre he sido rebelde e inconformista. Discutía con mi madre y mis hermanos (dos hombres), pero no sabía ni lo que me pasaba, ni cómo se llamaba, hasta que descubrí el feminismo y supe que era lo que llevaba hace tiempo buscando. Desde entonces, empecé a militar en el feminismo y supe que había encontrado mi sitio y personas que pensaban y sentían como yo”.

P.G.Y.:¿Cuándo te concienciaste de la importancia de serlo? 

R.-“Cuando pensé que personas que estaban en la misma situación en la que yo estaba tenían que saber y conocer el feminismo. También quería que mi hija tuviera una base sólida de formación y empoderamiento antes de empezar su propia vida”.

P.G.Y.:¿Has tenido que luchar en tu juventud o en cualquier época de tu vida para ser feminista?

R.-“Luchar para serlo no, porque ni siquiera sabía lo que era. No lo descubrí hasta que entré en la Asociación de Mujeres por la Igualdad Calp. Pero luchar contra el sistema patriarcal, sí”.

P.G.Y.:¿Cuál crees que es el objetivo del feminismo en pleno siglo XXI?

R.-“Conseguir por un lado el empoderamiento de las niñas y mujeres. Creo que si tienes fuerza y conocimiento, es más difícil entrar en una relación de violencia y dominio machista. Por otro, eliminar la ablación, matrimonios infantiles forzados, vientres de alquiler, prostitución… Un mar inmenso de trabajo por delante”.

P.G.Y.:¿Crees que las generaciones jóvenes lo han tenido más fácil que vuestras generaciones? ¿Qué mensaje les mandarías?

R.-“Por lo menos saben lo que es el feminismo, están más informadas y tienen más recursos.

El problema que veo es que el amor romántico sigue campando a sus anchas, pero incluso las que caen en ello y tienen problemas, encuentran más personas e instituciones donde buscar ayuda, adquirir conocimientos e independencia, además de encontrarse arropadas por asociaciones e incluso por el Ministerio de Igualdad, que considero muy importante por el mensaje que transmite, incluso sólo con su propio nombre”.

P.G.Y.: Según tu opinión, ¿en qué aspectos se ha mejorado con los años y en qué aspectos seguimos igual o se ha empeorado?

R.-“Creo que las generaciones actuales, tanto de hombres, como mujeres, tienen claro la corresponsabilidad en la crianza, educación de los hijos, trabajo doméstico, en definitiva igualdad de género. Por desgracia, siempre hay excepciones, pero así y todo, las mujeres pueden reclamar sus derechos y tienen el reconocimiento de muchos hombres y mujeres, así como el apoyo para las medidas que quiera tomar.

Una consecuencia de ello sigue siendo las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas cuando ellas deciden separarse; es un precio muy alto, que no baja, y que nos toca sufrir por nuestra independencia“.

P.G.Y.:¿Qué mensaje crees que es importante que reciban las nuevas generaciones?

R.-“Que la igualdad de género es fundamental, no puede haber derechos humanos sin igualdad de género, y que además somos la mitad de la población mundial las que los reclamamos”.

 

Patricia, filóloga, 62 años

P.G.Y.: ¿Por qué eres feminista?

R.-“Soy feminista porque no sé ser de otra manera. Soy feminista porque soy madre y una de mis mayores responsabilidades ha sido educar a mi hija e hijo en la igualdad. Soy feminista porque he cobrado nóminas inferiores a mis compañeros de trabajo, siendo igual o mejor cualificada. Soy feminista porque he sufrido acoso. Soy feminista porque han dudado de mis denuncias. Soy feminista porque han querido que me calle. Soy feminista porque ME DA LA GANA”.

P.G.Y.:¿Cuándo te concienciaste de la importancia de serlo?

R.-“Anda, levántate y quita la mesa”; “Haz las camas”; “¿Pero vas a salir así vestida?; ¡Cámbiate!”; “Esas amigas que tienes no te convienen”; “No te metas en política que tienen mala fama las que andan en eso”; “¡A misa, hay que temer a Dios!”. Estas frases de un pasado lejano y no tan lejano han fomentado en mí un espíritu rebelde abocado a cuestionarlo todo desde la adolescencia”.

P.G.Y.: ¿Has tenido que luchar en tu juventud o en cualquier época de tu vida para ser feminista?

R.-“Sí. La década de los setenta fueron años de descubrimiento para lo bueno y para lo malo. Reconocerse feminista era arriesgarse al rechazo familiar y el recelo de los amigos. Mentar el tema en alguna reunión daba lugar a las descalificaciones con tintes de humor como poco”.

P.G.Y.:¿Cuál crees que es el objetivo del feminismo en pleno siglo XXI?

R.-“Desde el ámbito local debemos trabajar en nuestros centros educativos para concienciar desde la más temprana edad a las generaciones futuras. Debemos reforzar las redes feministas comarcales, provinciales y estatales para establecer un sólido tejido político que trabaje a favor de implementar un frente común”.

P.G.Y.:¿Crees que las generaciones jóvenes lo han tenido más fácil que vuestras generaciones? ¿Qué mensaje les mandarías?

R.-“No. El mundo ha cambiado a la velocidad del rayo, pero seguimos enraizados en las mismas problemáticas: acoso, violencia, desigualdad económica, falta de oportunidades, entre otras. Lo fundamental es no tener miedo. Hay que organizarse para educar a nuestras madres/padres, hermanas/hermanos, amigas/amigos, compañeras/os de trabajo… Hay que desbancar el mito de que el feminismo es una amenaza para la familia y la sociedad“.

P.G.Y.: Según tu opinión, ¿en qué aspectos se ha mejorado con los años y en qué aspectos seguimos igual o se ha empeorado?

R.-“Mejoras: Acceso a los anticonceptivos, al aborto y al divorcio. Poder abrir una cuenta bancaria y viajar sin la autorización de un padre/hermano. Nací en los cincuenta y todo lo anteriormente dicho estaba prohibido. El cuerpo de la mujer sigue siendo un campo de batalla en el cual seguimos con varios frentes abiertos, tales como los vientres de alquiler, la prostitución, la violencia de género”.

P.G.Y.:¿Qué mensaje crees que es importante que reciban las nuevas generaciones?

R.-“Formarse. Internet ofrece multitud de oportunidades para aprender sobre el feminismo. Organizarse. No tener miedo a crear redes de apoyo con otras mujeres. Presentarse a las llamadas de acción. Hay que luchar contra la invisibilización. No podemos permitir que otros hablen por nosotras. Somos muchas y debemos mostrar la fuerza que tenemos”.

Pilar Rey, jubilada, 63 años

P.G.Y.: ¿Por qué eres feminista?

R.-“Porque me di cuenta de que la sociedad nos asigna roles a los hombres y a las mujeres totalmente distintos y estos roles no están basados en diferencias biológicas, sino en construcciones sociales”.

P.G.Y.:¿Cuándo te concienciaste de la importancia de serlo?

R.-“Nací en una de tantas familias numerosas de la época, con hermanos y hermanas, te vas dando cuenta que a las niñas nos educaban de una forma totalmente distinta. A partir de esa realidad vas tomando conciencia poco a poco. Hace muchos años que tomé conciencia de que el feminismo es una lucha colectiva. Pero también una forma de vida individual”.

P.G.Y.:¿Has tenido que luchar en tu juventud o en cualquier época de tu vida para ser feminista?

R.-“Sí, claro, tanto en el entorno privado, el laboral, y también desde la militancia política, donde tomas más conciencia que la “Igualdad social” que -reivindicaban los compañeros de partido- era para los hombres, nosotras seguíamos siendo invisibles”.

P.G.Y.:¿Cuál crees que es el objetivo del feminismo en pleno siglo XXI?

R.-“El objetivo principal del movimiento feminista para el siglo XXI es acabar con el Patriarcado.

En este sentido, es importante destacar el trabajo que realizamos en nuestra localidad. Estamos fortaleciendo el trabajo en las redes,  lanzando campañas sobre la Violencia de Género, campañas para jóvenes sobre el Mito del Amor Romántico. Hemos creado el Club de Lectura Feminista de la asociación, como un espacio común para compartir experiencias a través de la lectura.

A nivel comarcal y provincial es importante la creación de redes de mujeres, por lo que estamos planteando estrategias con el fin de realizar acciones comunes, sobre la trata, la explotación de mujeres en la prostitución y la explotación de las mujeres en el negocio de los vientres de alquiler”. 

P.G.Y.:¿Crees que las generaciones jóvenes lo han tenido más fácil que vuestras generaciones? ¿Qué mensaje les mandarías?

R.-“Las generaciones jóvenes tienen un camino iniciado en derechos sobre violencia de género, derechos laborales, aborto, divorcio, matrimonio igualitario, etc. En este sentido tienen un camino trazado. El mensaje que les daría es que no bajen la guardia, han que seguir trabajando, tienen que formarse en feminismo, la formación es imprescindible para seguir avanzando”.

P.G.Y.: Según tu opinión, ¿en qué aspectos se ha mejorado con los años y en qué aspectos seguimos igual o se ha empeorado?

R.-“Es evidente que la sociedad ha avanzado mucho en derechos de igualdad, las leyes sobre violencia de género y las leyes sobre igualdad de derechos; son dos leyes orgánicas fundamentales para avanzar en derechos. Falta un pacto de Estado por una educación igualitaria, es imprescindible trabajar la igualdad de derechos desde la infancia.

Las relaciones entre parejas, “el amor romántico” desde la adolescencia sigue, con sus roles machistas de dominio y control. Detectamos también un aumento preocupante de acoso en “las redes”.

Hemos retrocedido en la violencia contra mujeres, sobre la prostitución, trata de mujeres esclavas y los vientres de alquiler (explotación de úteros) es una barbaridad. Es el mayor negocio mundial, donde el patriarcado y los intereses económicos del capitalismo neoliberal más salvaje van de la mano”.

P.G.Y.:¿Qué mensaje crees que es importante que reciban las nuevas generaciones?

R.-“Que la sociedad necesita a los hombres y a las mujeres de las nuevas generaciones, para seguir avanzando en igualdad. El patriarcado sigue aquí con nuevas formas neoliberales y necesitamos unirnos todos y todas contra él”.

Florencia Merlo, fotógrafa, 48 años

P.G.Y.:¿Por qué eres feminista?

R.-“Es en este movimiento donde encuentro sumadas mi forma de sentir y pensar, desde el modelo de seres humanes que me gustaría que creásemos como sociedad.

Porque fui víctima de la violencia machista toda mi vida, así como creo, todas las mujeres de todas las épocas de la historia lo han sido. Por mí, por nosotras y por reivindicar a todas las generaciones pasadas lo soy, y para que en el futuro exista la igualdad.

Porque en pleno siglo XXI todavía hay lugares en el mundo donde nacer mujer es una desgracia. Y todavía ser mujer es cuestión de vida o muerte.
Porque necesitamos espacios de expresión donde desarrollar nuestro poder creativo y decidir todos los aspectos de nuestras vidas sin condicionamientos”.

P.G.Y.:¿Cuándo te concienciaste de la importancia de serlo?

R.-“Soy feminista desde que tengo uso de razón, sin saber que lo era. Frente a la desigualdad y la violencia yo siento el mismo dolor ahora que a los 7 años”.

P.G.Y.:¿Has tenido que luchar en tu juventud o en cualquier época de tu vida para ser feminista?

R.-“Todo el tiempo, todas las feministas estamos en la mira de aquellos y aquellas, que a mi entender, por ignorancia no lo son. Pero para ir al grano, en mi trabajo y en mis parejas sobre todo”.

P.G.Y.:¿Cuál crees que es el objetivo del feminismo en pleno siglo XXI?

R.-“El mismo de siempre: la igualdad sin importar el género”.

P.G.Y.:¿Crees que las generaciones jóvenes lo han tenido más fácil que vuestras generaciones? ¿Qué mensaje les mandarías?

R.-El avance en derechos no ha sido igual en todas partes del mundo. Así que creo que esta pregunta no está bien formulada. Yo he conquistado algunos derechos más que mi abuela, pero mis hermanas africanas o árabes no”.

P.G.Y.: Según tu opinión, ¿en qué aspectos se ha mejorado con los años y en qué aspectos seguimos igual o se ha empeorado?

R.-“En el empoderamiento. Pero contesto lo mismo que en la pregunta anterior. TODAS no somos las occidentales. Si no somos TODAS, estamos lejos aún”.

P.G.Y.:¿Qué mensaje crees que es importante que reciban las nuevas generaciones?

R.-“Nos hace falta seguir sanando. Cualquier modelo de sociedad que excluya, minimice, viole, denigre, obstaculice a una parte de sus individuos nos conduce al fracaso y al caos del que somos testigos”.

Cualquier modelo de sociedad que excluya, minimice, viole, denigre, obstaculice a una parte de sus individuos nos conduce al fracaso.

Mireia, recepcionista, 28 años

P.G.Y.: ¿Por qué eres feminista?

R.-“Porque soy firme defensora del modelo de sociedad igualitaria y aún nos queda camino por andar para llegar a ella”.

P.G.Y.:¿Cuándo te concienciaste de la importancia de serlo?

R.-“Durante mi formación universitaria y al integrarme en los movimientos políticos de los que formo parte”.

P.G.Y.:¿Cuál crees que es el objetivo del feminismo en pleno siglo XXI?

R.-“Aparte de mantener e inculcar los valores del movimiento, involucrar a los hombres para que sea un cambio en pensamiento de todos y no solo de las mujeres”.

P.G.Y.:¿Qué mensaje crees que es importante que reciban las nuevas generaciones?

R.-“Que el feminismo no es el antónimo del machismo, sino la defensa de una sociedad igualitaria, y que tanto mujeres como hombres han de ser feministas”.

El feminismo no es el antónimo del machismo, sino la defensa de una sociedad igualitaria; tanto mujeres como hombres han de ser feministas.

Cecilia Horta, profesora de Primaria, 55 años

P.G.Y.:¿Por qué eres feminista?

R.-“Creo que se debe luchar por alcanzar igualdad en cuanto a derechos, oportunidades y condiciones de vida entre los hombres y las mujeres. Por eso me sumo a esta lucha desde mi lugar de vida, aunque no me considero feminista, ya que para serlo debería en mi cotidianeidad ejercer esa igualdad. Siento que todavía debo deconstruir mucho de lo que me fue dado como para ser una real feminista. Pero voy haciendo camino con una gran convicción de que esta lucha es fundamental”.

P.G.Y.:¿Cuándo te concienciaste de la importancia de serlo?

R.-“Siento que siempre fui consciente de la desigualdad entre los hombres y las mujeres y traté de denunciarlo, construir y proponer en busca de la igualdad.

Me sumé al movimiento feminista cuando supe de su existencia y fui consciente de sus logros. Tuve la oportunidad de acercarme a la Asociación de Mujeres por la Igualdad de Calp y desde allí militar en el colectivo y formarme”.

P.G.Y.:¿Has tenido que luchar en tu juventud o en cualquier época de tu vida para ser feminista?

R.-“Sí, en todas las etapas de mi vida he tenido que luchar y lo sigo haciendo”.

P.G.Y.:¿Cuál crees que es el objetivo del feminismo en pleno siglo XXI?

R.-“En este siglo creo que lo fundamental es luchar contra un sistema neoliberal que sigue reproduciendo sistemas de desigualdad y opresión, aunque a veces encubiertos. Una prioridad para mí sería la lucha en contra de la violencia de género, en donde la trata es un tema central a combatir. También los mensajes simbólicos y culturales, que propician desde todos los ámbitos la desigualdad, son mi gran preocupación y creo que es importantísima la tarea de concienciar desde la educación para transformarlos”.

P.G.Y.:¿Crees que las generaciones jóvenes lo han tenido más fácil que vuestras generaciones? ¿Qué mensaje les mandarías?

R.-“No creo. Me parece que nuestras generaciones han conquistado muchos derechos, pero que todavía falta mucho por hacer y las jóvenes están luchando con mucha fuerza. También hay que tener en cuenta que las luchas no son las mismas por las distintas realidades en cada región del mundo. En estos días, en mi país, Argentina, la lucha por la interrupción legal del embarazo la han dado sobre todo las jóvenes en las calles y la han ganado”.

P.G.Y.: Según tu opinión, ¿en qué aspectos se ha mejorado con los años y en qué aspectos seguimos igual o se ha empeorado?

R.-“Se ha mejorado en acceso a derechos como el derecho a la educación, el derecho al voto, mayores puestos laborales en trabajos que antes eran solo desempeñados por hombres, divorcio, aborto, etc. Pero falta mucho por conseguir. Romper con el techo de cristal, mayor cupo de mujeres en puestos de toma de decisiones, reparto de tareas en la familia en forma igualitaria son algunas de las tantas luchas pendientes”.

P.G.Y.:¿Qué mensaje crees que es importante que reciban las nuevas generaciones?

R.-“Creo que es importante entender que la concienciación y la lucha es necesaria para conseguir derechos y que todavía falta mucho para alcanzar la real igualdad entre hombres y mujeres y acabar con el patriarcado”.

Gisella Crimi; actriz, música y docente, 31 años

P.G.Y.: ¿Por qué eres feminista?

R.-“Porque no imagino ni me resigno a vivir una vida sin igualdad”.

P.G.Y.:¿Cuándo te concienciaste de la importancia de serlo?

R.-“Cuando pasé más de 24 horas en una concentración por la ley del derecho al aborto en Argentina en el 2018. Ya participaba de ‘Ni una menos’, charlas, etc. Pero ese día me di cuenta de que era una cuestión más grande que mi propia realidad”.

P.G.Y.:¿Has tenido que luchar en tu juventud o en cualquier época de tu vida para ser feminista?

R.-“Creo que luchar para ser feminista se lucha siempre, creo que había actitudes que ya marcaban que yo era feminista, si tuve que trabajar sobre cuestiones que yo consideraba que eran feministas y no eran así, la lucha es desaprender lo que te enseñó el patriarcado. Un trabajo de deconstrucción que no terminará nunca”.

P.G.Y.:¿Cuál crees que es el objetivo del feminismo en pleno siglo XXI?

R.-“Creo que debería ser desmantelar definitivamente el sistema patriarcal, pero me conformo con no banalizar el feminismo y dejar de fraccionarnos para unirnos en la lucha que nos une, que es la de la desigualdad”.

P.G.Y.:¿Crees que las generaciones jóvenes lo han tenido más fácil que vuestras generaciones? ¿Qué mensaje les mandarías?

R.-“No, para nada, porque el patriarcado y el machismo también se transforman y actualizan maneras de penetrar en el sistema. Hay una historia de derechos que se fueron ganando, eso es innegable, pero sigue siendo difícil ser mujer”.

P.G.Y.: Según tu opinión, ¿en qué aspectos se ha mejorado con los años y en qué aspectos seguimos igual o se ha empeorado?

R.–“Hay muchos derechos que se ganaron en la lucha continua, hoy hay mucha más visibilidad, mucha más denuncia, hay más leyes, pero también hay mucha desinformación, mucho desconocimiento, mucho prejuicio y mucha grieta. Creo que hay mucho de todo, habría que repensarse, es una pregunta amplia que no puede tener una respuesta corta. Yo que tuve y tengo la posibilidad de viajar y de haber vivido en diferentes países como de conocer diferentes clases sociales, diferentes crianzas, etc. Todas las situaciones varían según el contexto sociocultural, modos de crianza, deseos, etc.”.

P.G.Y.:¿Qué mensaje crees que es importante que reciban las nuevas generaciones?

R.-“No importa la genitalidad con la que naciste, tienes derecho a las mismas oportunidades”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies