Mundo Yold. El gran músico sigue en activo y desbordando talento a sus casi 80 años

Paul McCartney aprovecha la pandemia para grabar un disco 100% de autor

 

 

 

 

 

Inés Almendros
27 noviembre, 2020

 Número de Comentarios (0)

El veterano ex Beatle vuelve a sorprender al mundo al anunciar el inminente lanzamiento de su último trabajo. El músico ha aprovechado el aislamiento obligado por el COVID para lanzar un nuevo álbum en el que él mismo toca todos los instrumentos. Se trata de McCartney III, el tercero de una trilogía de discos marcados por situaciones muy especiales.

El lanzamiento del nuevo McCartney III saldrá a la venta el próximo 11 de diciembre de 2020, pero aunque parezca increíble, miles de seguidores del veterano músico ya han reservado su copia previamente, a través de la venta on line, sin esperar siquiera a escuchar las canciones. McCartney III será el decimoctavo álbum de estudio en solitario de Paul, después de Egypt Station de 2018.

Se trata de una producción exclusivamente “Made in Rockdown“, nombre del estudio que el ex Beatle mantiene en Sussex, Inglaterra, donde estuvo confinado con su familia en la primavera del 2020. El propio Paul, no solo es el autor de todos los temas, sino que también toca todos los instrumentos musicales, algo que ya hizo en otros discos anteriores. McCartney III supone el tercer álbum de una trilogía muy especial que comenzó en un momento igualmente especial: cuando los Beatles se separaron.

Carátula trasera de McCartney I

McCartney I: un disco surgido desde el dolor
1970: tras años de desencuentros, los Beatles, el grupo más famoso del mundo, anuncia su separación. Las causas de la ruptura todavía se debaten, pero lo cierto es que las tensiones, la evolución personal y profesional de cada uno de sus miembros, y el agotamiento tras años de experiencias al límite, propulsaron el final. Aunque fue John Lennon el primero que declaró su intención de abandonar el grupo, sería Paul quien finalmente lo anunció en público, lo cual le convirtió, para muchos, en el principal culpable de la ruptura.

Aunque fue John Lennon el primero que declaró su intención de abandonar el grupo, sería Paul quien finalmente lo anunció en público.

Durante el proceso de separación, McCartney, además quedó enfrentado personal y legalmente contra sus tres excompañeros, John, George y Ringo. La ruptura de su grupo y las tensiones creadas alrededor le sumieron en una importante depresión.

Linda aprendió a tocar distintos instrumentos y acompañó a Paul en numerosos trabajos

Para pasar esa fase de dolor, angustia y miedo a un futuro desconocido, en pleno descenso de la gloria, el músico se recluyó, junto con su entonces reciente esposa Linda, en su granja de Escocia, mitad centrado en lanzar su carrera en solitario, mitad dedicado a beber compulsivamente. Tal y como él mismo relató después, el apoyo permanente y la paciencia de Linda lograron que la balanza se inclinara hacia la creación, y que Paul resurgiera de una fase que bien podría haberle conducido al alcoholismo y la autodestrucción.

Paul tocó todas las guitarras (bajo, acústica, eléctrica), además del piano, el mellotrón, órgano, batería y xilófono. Por supuesto, puso tanto la voz, como los coros, con alguna ayuda vocal de Linda.

El resultado de aquella trasformación fue el lanzamiento de McCartney I, el primer disco en solitario del ex Beatle, y el primero también en donde él mismo ejecutaba toda la instrumentación. En la grabación, Paul tocó todas las guitarras (bajo, acústica, eléctrica), además del piano, el mellotrón, órgano, batería y xilófono. Por supuesto, puso tanto la voz, como los coros, con alguna ayuda vocal de Linda.

El disco salió al mercado al mismo tiempo, prácticamente, que Let It Be -el álbum oficial póstumo de los Beatles-, lo cual agravó la controversia con sus compañeros. La desazón emocional del músico, por aquella época, quedó patente en el tema más valorado del disco, Maybe I’m Amazed.

En este año 2020 se han cumplido nada menos que cinco años desde el lanzamiento de aquel primer McCartney; aunque en su día la crítica lo recibió con frialdad, hoy está considerado todo un clásico.

Portada de McCartney II

McCartney II: de la cárcel a la creación
Tras su primer disco en solitario, Paul volvió a formar un grupo, los inolvidables Wings, y retomó una muy activa vida musical, realizando giras y conciertos por todo el mundo, algo que los Beatles hacía años habían dejado de hacer por sus problemas con las multitudes de fans. Con Wings triunfando, los setenta fueron para Paul años de creación, éxitos, música, viajes y familia, ya que siempre iba acompañado por Linda, que aprendió a tocar distintos instrumentos para compartir con él su vida musical. Pero a finales de los setenta, Wings también comenzó su particular decadencia.

Linda aprendió a tocar distintos instrumentos para compartir con él su vida musical.

En esta fase de crisis, hubo un capítulo que terminó de dinamitar al grupo y fue el arresto de Paul en Japón por llevar marihuana escondida en el equipaje. En febrero de 1980 el músico, junto con su banda, llegó a Tokio para iniciar una gira de conciertos, pero en el aeropuerto fue detenido al encontrarle, las autoridades, la hierba oculta. Tras su detención, Macca pasó nueve días en la cárcel, en una celda mínima, conviviendo con algunos de los presos más peligrosos del país, sin apenas comunicación ni contacto con su familia. Se le conocía como “el preso número 22”. Lógicamente, no sabía japonés y no tenía idea de lo que se hablaba a su alrededor. La detención se convirtió en un escándalo mundial y finalmente, Paul quedó libre sin cargos y pudo regresar a Inglaterra. Tras el incidente, decidió disolver Wings definitivamente y volver a trabajar en solitario.

Curiosamente, la estancia en la cárcel incidió positivamente en su creatividad: según confesaría después, tras disfrutar de una vida de gloria y privilegios, el hecho de verse indefenso, sin libertad y con penurias, le ayudó a dinamizarse internamente, a recuperar genio, agradecimiento y espontaneidad. De ello surgió McCartney II, un segundo álbum igualmente “autoejecutado” con canciones que había empezado a escribir unos meses antes. Al igual que en el primer McCartney, el musico tocó todos los instrumentos, con una novedad: la introducción de sintetizadores y piano eléctrico para presentar la música electrónica acorde a los tiempos. El éxito más sonado del disco sería el famoso Coming Up, pero el tema Temporary Secretary -bastante criticado en su día- se considera como uno de los precursores de la música tecnológica en la línea de lo que ya por entonces hacían Kraftwerk. Casualmente, el disco McCartney II también ha cumplido 40 años en este 2020.

Portada del nuevo disco

Año 2020: McCartney III trasforma el confinamiento en arte musical
Para este extraño año 2020, la agenda de Macca estaba prácticamente llena con la continuación de su gira Freshen up tour; pero la llegada del COVID 19 le obligó a cancelar planes y conciertos. Y de nuevo, una vez más, el ex Beatle ha aprovechado la contrariedad para sumirse en la creación, y ha utilizado el alejamiento del mundo para volver a encerrarse consigo mismo y crear un nuevo disco cien por cien de autor: McCartney III. Un álbum con el que cierra la trilogía, ya que también está compuesto, tocado y producido, exclusivamente por él mismo, sin ninguna ayuda. Incluso, en esta ocasión, la sabiduría que dan la experiencia y la edad, han hecho que Macca afronte la adversidad de una forma sabia, relajada y positiva. Pensé que hacer música era una buena forma de pasar el encierro”, ha dicho.

En McCartney III Paul, además, ha utilizado una gran variedad de instrumentos históricos, entre ellos, el bajo de Bill Black, el bajista de Elvis Presley -una pieza de gran valor que Linda McCartney le regaló a finales de los setenta-; una batería Ludwig de cinco piezas; una guitarra Fender Telecaster de 1954 y un mellotrón original de los estudios Abbey Road, que fue utilizado en algunas grabaciones de los Beatles. Paul había conservado todos estos instrumentos que ahora han vuelto a la vida en este disco.

El nuevo álbum de Paul McCartney sale el próximo 11 de diciembre en varios formatos (CD, vinilo y formatos digitales) y sus millones de seguidores ya estamos esperando la fecha. Al menos el disco de Paul será un bonito regalo para cerrar este horrible 2020.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies