Mundo Yold. Recordamos a la actriz y bailarina creadora del mito erótico de Gilda

Rita Hayworth: la bailarina y su guante

 

 

Redacción Yold
17 octubre, 2019

 Número de Comentarios (0)

Hoy, 17 de octubre, una de las actrices más emblemáticas del Hollywood dorado cumpliría 101 años. Margarita Carmen Cansino, Rita, Gilda… la misma mujer y sus diferentes nombres bailó y actuó en algunas de las grandes películas de los años 40 y es, sobre todo, recordada por una de las escenas más eróticas de la historia del cine: Gilda se quita un largo guante de satén negro y los espectadores enloquecen. Gente Yold recuerda ese momento de creación del mito.

La pelirroja más famosa de la historia del cine nació en Brooklyn (Nueva York) el 17 de octubre de 1918 y fue inscrita en el registro civil como Margarita Carmen Cansino. Su padre, Eduardo, era un bailarín y actor sevillano que había abandonado su pueblo, Castilleja de la Cuesta, para emigrar a los Estados Unidos. Su madre, Volga Hayworth, era una conocida bailarina del Ziegfeld Folies.

La súper belleza natural de Rita antes de la electrodepilación

Tras arruinarse el negocio familiar, Margarita tuvo que acompañar a su padre bailando en los famosos clubes nocturnos en los que actuaba. Esta etapa de su vida es, según cuentan vecinos, amigos y familiares, una de las más desgraciadas de su vida. Con 13 años, el sevillano la hacía pasar por su pareja y, cuando no actuaban, los ensayos en casa eran largos y exigentes; Rita obedecía obedientemente, empeñada en agradar a los demás. Así, su adolescencia le fue robada, sin amigos ni juegos.

Rita, afortunadamente, no heredó el rostro de su padre

Margarita empezó su carrera en el espectáculo bailando en clubes nocturnos.

La más deseada del planeta
En ese ambiente nocturno, un mandatario de la Fox llamado William Sheehan la descubrió. Este personaje le cambió el nombre por el de Margarita Cansino, pero ella volvió a modificarlo para recuperar el apellido materno. Sin embargo, para poder convertirse en una estrella, la joven tuvo que someterse a una transformación radical mediante electro depilación que despejó su frente, para al canon estético hollywoodiense.

El guante más cinematográfico de la historia

La película Gilda (Charles Vidor, 1946) la convirtió en la actriz más famosa de Hollywood. El momento en el que Rita desnuda su brazo y se quita el larguísimo guante de satén negro, la actriz se convirtió en la mujer más deseada del planeta. Esta escena se considera una de las más eróticas de la historia del cine.

La seductora Gilda en su primera aparición en el film

El momento en el que Rita desnuda su brazo y se quita el larguísimo guante de satén negro, la actriz se convirtió en la mujer más deseada del planeta.

Como anécdota siniestra, la foto de Gilda se colocó sobre una bomba nuclear de prueba lanzada en las Islas Bikini. Rita, de marcado carácter pacifista, se indignó profundamente. Otro dato curioso fue que organizaron una expedición para enterrar una copia de la película en la Cordillera de los Andes, para que se conservase en caso de desastre nuclear.

Con Orson Welles y la hija de ambos, Rebecca, en su casa de California

De bailarina a princesa
Pese a su ajetreada vida, Rita tuvo dos hijas: Rebecca, con el célebre Orson Welles, y Yasmin, con el Príncipe Ali Khan; ambas se convirtieron en “la única alegría de su vida”, según testimonio de la actriz.

Con Rebecca y Yasmin

En el amor no lo tuvo fácil, se casó cinco veces: con Edward C. Judson; el también actor Dick Haymes; el director Orson Welles; el director James Hill y con el Príncipe Ali Khan. La primera actriz que se convirtió en princesa no fue Grace Kelly, como muchos piensan, sino Rita. Sin embargo, siempre se consideró desgraciada en el amor: “Todos los hombres que he conocido se van a la cama con Gilda y se despiertan conmigo”.

El día de su boda con el príncipe

Todos los hombres que he conocido se van a la cama con Gilda y se despiertan conmigo”, dijo la actriz.

Otra anécdota curiosa que fundamenta el mito es que el célebre coctel Margarita fue creado por ella en el local mexicano en el que trabajaba. También es un hecho que fue la primera actriz escogida para rodar Casablanca (Michael Curtiz, 1942). Sin embargo, Rita no tenía disponibles las fechas del rodaje y fue una, entonces desconocida, Ingrid Bergman la que protagonizó la película.

Se dice que la actriz fue la creadora del cóctel que lleva su nombre, Margarita

Bajo la influencia de Welles se convirtió en insaciable lectora. Su primera hija recibió el nombre de Rebecca por la heroína de la novela del mismo nombre, de la escritora Daphne du Murier.

En la famosa escena de los espejos de la maravillosa La dama de Shanghái

En su ajetreada vida dejó un buen número de frases para el recuerdo: “Creo que todas las mujeres tienen una cierta elegancia que es destruida en cuanto se quitan la ropa”. Sus cambios de imagen fueron continuos y radicales: su pelo natural era negro azabache, aunque se lo tiñó de pelirrojo para abrirse paso en Hollywood. Años después se tiñó de rubia para La dama de Shanghái (Orson Welles, 1947).

El que tiene retiene: bella en la juventud y bella en la madurez

Finalmente, en 1972 abandonó el cine. Poco después, comenzaron los síntomas de alzheimer. Como la enfermedad por entonces no estaba diagnosticada, se confundió con alcoholismo. Rita fue el primer rostro popular asociado con esta enfermedad, que terminó con ella a los 68 años, en su apartamento de Manhattan.

En su vejez, a Rita se le achacaron problemas de alcoholismo

101 años después, Gilda sigue viva.

Ángel Domingo Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies