Mundo Yold. Repasamos las versiones de las aventuras detectivescas creadas por Conan Doyle

Sherlock Holmes: posiblemente el mejor detective del mundo

 

Angel Domingo
30 noviembre, 2019

 Número de Comentarios (0)

Sherlock Holmes ha pasado de ser un personaje literario surgido del aburrimiento, creado con la mera finalidad de distraer las horas muertas de su creador, Arthur Conan Doyle, a ser todo un mito, un icono cultural adornado con virtudes y defectos que le construyen en toda su complejidad. Hoy, nuestro crítico de cine, Ángel Domingo, nos ayuda a desentrañar sus misterios.

Comencemos por el principio. El detective privado más famoso de la literatura mundial fue creado por Sir Arthur Conan Doyle, médico y popular escritor, nacido el 22 de mayo de 1859 en la preciosa ciudad escocesa de Edimburgo.

Retrato de Conan Doyle

Antes de dedicarse a la escritura estudió medicina en la facultad de Edimburgo; allí coincidió con el profesor Joseph Bell, muy conocido en los círculos estudiantiles por animar a sus alumnos a inferir la mayor cantidad de información de sus pacientes mediante la observación de los detalles más nimios que podían descubrirse a simple vista; así, es fácil comprender que buena parte de la esencia investigadora de Holmes la encontramos en este facultativo.

Los comienzos de Conan Doyle en la escritura se deben al deseo de distraerse durante las largas y aburridas horas de consulta.

Una vez conseguido su título de médico, trabajó en una consulta de South Sea entre 1882 y 1890. Sus comienzos en la escritura se deben al deseo de distraerse durante las largas y aburridas horas en las que tenía que esperar a sus escasos pacientes.

Una de las primeras ediciones de 56 aventuras del famoso detective

En 1890 se enroló como cirujano en el ballenero groenlandés Hope y más tarde como facultativo del ejército en Sudáfrica durante la guerra de los Bóers; en recompensa a sus servicios prestados durante esta guerra le fue concedido el título de Sir en 1902. Y, para justificar la intervención de su país en dicho conflicto escribió dos libros: La guerra de los Bóers en el año 1900 y, dos años después, La guerra en Sudáfrica. Durante la I Guerra Mundial escribió La campaña británica en Francia y Flandes, compuesto por seis volúmenes, entre 1916 y 1920, para homenajear la valentía británica en el conflicto.

Selección de historias de Holmes con su retrato en la portada

Sherlock, personaje literario
En total, escribió 68 relatos en los que interviene Sherlock Holmes. La primera aparición del detective se produjo en 1887 con la novela Estudio en escarlata y su popularidad, cinco años después, con Escándalo en Bohemia (1892); tras la aparición de esta obra, el detective se acomodó en la conciencia colectiva de los lectores británicos con las proporciones de un mito. Por si fuera poco, el escocés supo rodear a Holmes de personajes sobresalientes: el bondadoso y tímido doctor Watson, que realmente es el narrador de sus aventuras, y un archienemigo a la altura del detective, el profesor Moriarty.

Grabado que recrea una escena con Holmes y Watson viajando en tren

La primera aparición del detective se produjo en 1887 con la novela Estudio en escarlata.

El enorme éxito de estas publicaciones animó a Doyle a dejar la medicina y dedicarse a tiempo completo a su faceta de escritor a la edad de 32 años. No obstante, y aquí encontramos una de las grandes contradicciones de la historia de la literatura, pronto Doyle se cansó de su personaje e intentó matar a Sherlock a manos del malvado profesor en el relato El problema final. Sin embargo, una multitud de jóvenes británicos comenzaron a llevar crespones de luto en sus sombreros, y el autor se vio forzado, por petición popular, a resucitar a nuestro héroe.

La pipa, la lupa, el sombrero con orejeras… algunos de los objetos icónicos del investigador

La muerte de su hijo mayor le acercó al espiritismo, convirtiéndose en uno de sus más firmes defensores, dedicándose a dar numerosas conferencias y escribir ampliamente sobre este tema. Su autobiografía, Memorias y aventuras, vio la luz en 1924.

Cuando el escritor “mató” a Sherlock en una de sus novelas, multitud de jóvenes británicos comenzaron a llevar crespones de luto en sus sombreros y Doyle tuvo que resucitarlo.

Finalmente, murió el 7 de julio de 1930 en Crowborough (Sussex).

Fotografía coloreada de Basil Rathbone, uno de los actores que más éxito tuvieron al interpretar a Holmes

Sherlock en blanco y negro
Si hablamos de cine, Sherlock puede presumir de ser el personaje de ficción con más apariciones en la gran pantalla, pues suman 260 las cintas en las que actuó como protagonista. En la mayoría, el contexto histórico del detective era el contemporáneo al de realización del film, y no en la época victoriana, que eran los años en los que vivió nuestro protagonista en los textos de Doyle. De esta manera, la industria del cine norteamericana aprovechó su figura para dar publicidad a las bondades de los Estados Unidos durante la Primera Guerra Mundial. Las producciones más recientes sí sitúan al detective en un contexto más victoriano.

Su primera aparición en la pantalla fue Sherlock Holmes Baffled (Arthur Marvin, 1900), que es más un anuncio que una película, pues con la duración de un minuto, solamente podemos ver a un individuo con el rostro cubierto guardando en una gran bolsa todos los objetos que hay encima de una mesa que, tras la aparición de Sherlock y, antes de que el detective pueda enfrentarse a él, desaparece.

El gran perfil de John Barrymore caracterizado como Sherlock

En el año 1912 se estrena Sherlock Holmes, una serie formada por nueve filmes cortos bajo la supervisión directa del propio Conan Doyle, y poco después se filma la película Sherlock Holmes (Albert Parker) con John Barrymore, conocido popularmente como “el gran perfil”, encarnando al detective. La cinta estuvo perdida durante décadas y no se recuperó hasta 1970.

La última película inspirada en Sherlock Holmes durante el periodo mudo es un mediometraje titulado El joven Sherlock Holmes (Buster Keaton, 1924). Un fascinante y cautivador Buster Keaton, proyeccionista de una sala de cine, es acusado del robo de un reloj de su suegro; se imagina que es un detective privado y, por arte de magia, se convierte en el protagonista de la película que está proyectando; más tarde sale de la pantalla, convertido en detective y de este modo, en la vida real, resuelve el caso y así recupera a su amada.

Watson y Holmes formaban una curiosa pareja de caracteres complementarios y, a la vez, contrapuestos

La primera película sonora fue El retorno de Sherlock Holmes (Basil Dean, 1929),  protagonizada por Clive Brook. Holmes y Watson son contratados para investigar la muerte de un capitán de barco y la sospechosa desaparición de su hijo, acusado del crimen.

Bajo el paraguas del nazismo apareció The man who was Sherlock Holmes (Karl Hartl, 1937). Como curiosidad, en este filme aparecen unas imágenes de archivo del mismísimo Arthur Conan Doyle.

Peter Cushing en El sabueso de los Baskerville

Sherlock en color
Durante la etapa sonora, el technicolor, los 70 mm. y actualmente  la imagen digital, la presencia cinematográfica de Holmes es frecuente. Comentar todas las películas no es objetivo del presente artículo; hablaré de algunas que, a mi juicio, son las mejores o, porque tienen anécdotas y curiosidades interesantes para destacar.

La que tal vez sea la mejor de sus novelas, El sabueso de los Baskerville, fue llevada al cine en el año 1959, producida por la Hammer y dirigida por Terence Fisher. Cuenta con Peter Cushing como Holmes y André Morell encarnando a su inseparable Watson. El conocido Christopher Lee interpreta al aristócrata Sir Henry Baskerville. Debido a su acertado reparto y la atmósfera creada, el filme fue muy bien recibido por la crítica. Sin embargo, no tuvo el éxito esperado en taquilla. Fue la primera película basada en las novelas de Sherlock rodada en color.

Una escena de La vida secreta de Sherlock Holmes

Sobre Sherlock siempre ha pesado la sospecha de una cierta tendencia a la homosexualidad y tuvo que ser Billy Wilder en 1970 el que diera las respuestas pertinentes en su película La vida secreta de Sherlock Holmes. El filme cuenta el insólito atrevimiento de una conocida bailarina del ballet ruso que propuso tener un hijo al popular detective; éste se niega alegando que mantiene una fiel relación homosexual con su inseparable compañero Watson. Para este film, su director, rechazó a actores tan reconocidos como Peter O´Toole o Peter Sellers para los personajes principales, prefiriendo contratar a actores desconocidos para el gran público como Robert Stephens y Colin Blakely, que realizan sobresalientes interpretaciones para mostrar el lado más íntimo de los protagonistas.

En 1976, asistimos al estreno de una insólita versión sobre Holmes: Elemental doctor Freud (Herbert Ross). Ambientada en 1890, encontramos a nuestro singular detective viviendo como un pordiosero en Londres y convertido en cocainómano. El doctor Watson toma la decisión de llevarle a Viena, a la consulta de un joven y eminente psiquiatra llamado Sigmund Freud para que intente alejarle de su adicción. Sin embargo, en Viena ha desaparecido una importante paciente del doctor, interpretada por Vanessa Redgrave,  y ambos unen sus respectivos métodos, el análisis detectivesco de Holmes y las teorías sobre el inconsciente, para resolver el caso. Más tarde Freud acaba descubriendo que la afición a las drogas de Holmes responde a un mecanismo de represión inconsciente sobre sus tendencias homosexuales.

El secreto de la pirámide, de Spielberg, con un Sherlock adolescente, fue la primera película que utilizó medios digitales.

Cartel de la película de Spielberg con un Sherlock adolescente

En 1985, Steven Spielberg produce una cinta sobre un Sherlock de 16 años en su filme El secreto de la pirámide (Barry Levinson). Holmes y Watson se conocen en el colegio y pronto se ven envueltos en una oscura trama, en la que deben resolver una serie de asesinatos cometidos, según parece, por un encapuchado y siniestro personaje que resulta ser el cura del colegio. Como trasfondo de estas aventuras, lo que Spielberg quiso tratar es la razón por la que hoy, el detective, es frío, calculador y con latente tendencia gay; rasgos de personalidad que en su adolescencia no tenía. Para conseguirlo construye un Holmes esclavo de sus impulsos sentimentales, romántico y enamoradizo. Su tutor en el colegio era un profesor chiflado, más preocupado por inventar máquinas voladoras que por enseñar a sus alumnos. Éste tenía una linda sobrina llamada Elisabet (Sophie Ward), la única alumna del colegio y de la que Sherlock está perdidamente enamorado. La chica muere cuando se interpone entre Holmes y el reverendo que le quiere asesinar. Nunca pudo superar la pérdida y decidió pasar el resto de su vida en soledad.

Fue la primera película en la historia del cine en la que se usaron medios digitales para construir algunas escenas.

Watson y Holmes frente al Palacio de Cristal del Retiro en la película de José Luis Garci

Sherlock en Madrid
En España, José Luis Garci -primer ganador de un Oscar en nuestro país- trató el tema detectivesco en su película Holmes & Watson Madrid Days (2012). Una cinta a modo de capricho o bagatela en su carrera como cineasta. Según cuenta su amigo Eduardo Torres-Dulce, para más señas Fiscal General del Estado por aquel entonces y también fiel seguidor de Sherlock, propuso a Garci escribir juntos el guion de una película en la que nuestro personaje y su fiel ayudante viajaran hasta Madrid para atrapar nada menos que a Jack el Destripador que se había desplazado a la capital para cometer sus fechorías. Ubicaron la trama en 1890 cuando Galdós y Falla eran nuestros representantes más internacionales. A modo de curiosidad les cuento que al músico le puso cara Alberto Ruíz Gallardón, alcalde de Madrid y sobrino-nieto del compositor gaditano.

Si algo es creíble en esta película es la admiración que Garci siente por la ciudad de Madrid. Nos cuenta su ambiente de finales del XIX y nos regala bellas fotografías del Madrid de los Austrias y del Parque del Retiro. Usar a Jack el Destripador perseguido, a través de oscuros callejones, por Holmes y Watson eso ya, es mucho imaginar.

Sherlock en el siglo XXI
Con la llegada de plataformas en red, tipo Netflix o Amazon, muchos aspectos de la producción y distribución de películas han cambiado. Las clásicas salas de cine ven peligrar su existir debido a que estas empresas prefieren vender sus producciones directamente al espectador, y no a través de otras empresas distribuidoras que las proyectan en locales comunes. Pero esto es otro tema.

Cómic Las crónicas de Moriarty

En lo que nos atañe, la BBC concretamente pretende reinventar el personaje Sherlock Holmes añadiendo un aspecto novedoso en sus capítulos de 40 minutos: son los ciudadanos los que resuelven los casos, en alguna ocasión son niños, pero la fama se la lleva el inquilino del 221B de Baker Street que en realidad se dedica a zanganear, tocar el violín y consumir coca. Y ya van por la cuarta temporada de la serie.

En la serie de la BBC, a Sherlock le pone cara Benedict Cumberbatch y a Watson el actor Martin Freeman

Nunca jamás habrá habido ni habrá un Watson más guapo e inteligente que el interpretado magistralmente por Jude Law

Netflix también quiso tener su propio detective, en este caso interpretado por Robert Downey Jr., Jude Law y Rachel McAdams.

Y, como los japoneses también querían su ración en este pastel, crearon en 1984 una serie de dibujos animados compuesta por 26 episodios.

El detective como personaje de videojuego

En septiembre de 2002 apareció el primer videojuego: Sherlock Holmes: el misterio de la momia, con adaptaciones para Nintendo DS y la Wii. Y, lo último, en 2016, para la Play Station 4 y Xbox One y PC las aventuras del detective se han convertido en las versiones con más éxito, gracias a su detallismo gráfico, recursos on-line y fidelidad con el personaje original.

Y para finalizar este artículo quiero decir que detectives famosos existen muchos, pero tan peculiar y carismático, solo uno: Sherlock Holmes.

Ángel Domingo Pérez

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies