Mundo Yold. Trucos de limpieza de las abuelas con productos que tenemos por casa

Siete remedios de la abuela infalibles para la limpieza de la casa

 

Carmen Matas
16 julio, 2022

Estamos acostumbrados a usar todo tipo de productos detergentes para cada una de las necesidades de limpieza del hogar. ¿Por qué hemos aprendido tan poco de nuestras abuelas? Ellas eran capaces de solventar mil y un apuros de manera eficaz con ingredientes naturales y que todos tenemos en casa. Hoy te contamos algunos de sus trucos.

Si te paseas por el pasillo de limpieza de cualquier supermercado, te darás cuenta de la cantidad de productos que existen en la actualidad para atajar cualquier problema relacionado con la limpieza del hogar.

Acumulamos productos de limpieza y agentes desinfectantes sin cesar: uno para cada cosa diferente. Pero, ¿de verdad es necesario? Si echamos la vista atrás nos daremos cuenta de que nuestras abuelas eran mucho más prácticas, y no solo recurrían en muchas ocasiones a productos naturales para combatir eficazmente la suciedad, sino que no necesitaban armarios llenos de productos para tener la casa impecable.

La acumulación de químicos tóxicos y envases de plástico que tenemos en nuestros hogares resulta innecesaria y muy dañina al medio ambiente

No te pierdas nuestro reportaje de hoy para descubrir los secretos tradicionales de limpieza de nuestras abuelas que te salvarán de más de un apuro. Son baratos, naturales, en la mayoría de casos respetuosos con el medio ambiente y casi seguro que son productos que ya tienes por casa. ¿Se puede pedir más? ¡Sigue leyendo!

Si echamos la vista atrás nos daremos cuenta de que nuestras abuelas eran mucho más prácticas.

La receta para hacer un limpiacristales casero es sencillísima y está al alcance de cualquiera: agua, vinagre y alcohol 

Ventanas impolutas
Nuestras abuelas no tenían ni un solo producto químico anti marcas para los cristales. Entonces, ¿eso quiere decir que sus ventanas estaban siempre sucias? Por supuesto que no. ¿Su secreto? Una mezcla de lo más sencilla, que es de lo más efectiva y que dejará tus ventanas impecables. Toma nota:
• Una taza y media de agua.
• Una cucharada y media de vinagre de vino blanco o sidra de manzana.
• Una cucharada y media de alcohol.
• Tres gotas de aceite esencial de menta (para darle un olor agradable).

Ahora solo tienes que verter todos los ingredientes en una botella con spray, dispersarlo sobre tus ventanas y limpiarlas normalmente. ¡Verás los increíbles resultados!
Asimismo, nuestras abuelas también utilizaban papel de periódico en lugar de trapos para acabar con las marcas y las pelusas de los cristales. Y lo cierto es que esta técnica es también muy eficaz para eliminar todas las manchas de las ventanas. Marcas de gotas de lluvia, huellas de dedos, excrementos de los pájaros… Ninguna mancha se resistirá ni ninguna marca persistirá haciendo uso de esta infalible mezcla, acompañada de una buena bola de papel de periódico.

Nuestras abuelas también utilizaban papel de periódico en lugar de trapos para acabar con las marcas y las pelusas de los cristales.

La ginebra está rica… ¡¡pero también es un eficaz limpia espejos!!

Espejos relucientes
El secreto para unos espejos relucientes la tienes… ¡en el mueble bar! Sí, has leído bien. Nuestras abuelas dejaban los espejos de casa impolutos con nada menos que ginebra. Ya puedes darle un buen uso a esa botella que tienes muerta de risa y que ni siquiera recuerdas en qué año compraste.
Si quieres que tus espejos estén brillantes, moja un pañuelo de seda en agua con ginebra y pásalo por la superficie de tus espejos con cuidado. El alcohol disolverá cualquier mancha de grasa y en cuestión de segundos, el espejo quedará brillante y libre de rayajos, ¡y el aroma supera a cualquier producto moderno con olor a limón!

El poder desinfectante del limón no era ningún secreto para nuestras abuelas

Quitamanchas siempre a mano
¿Qué hacer con las temidas manchas de grasa en la ropa o los trapos de cocina? Por todos es bien sabido que no hay forma de que este tipo de manchas desaparezca… Pues bien, la pregunta acorde hoy es ¿qué hacían nuestras abuelas? Ya en la época victoriana se hacía uso de un truco infalible: la patata. Si frotas la mancha de grasa con una patata cruda, pones la prenda en agua hirviendo, repites la operación, para finalmente dejar la prenda en remojo en agua fría durante una hora… ¡problema resuelto!
El secreto está en que las patatas contienen ácido oxálico, el ingrediente natural ideal para acabar con las manchas imposibles.

Si quieres que tus espejos estén brillantes, moja un pañuelo de seda en agua con ginebra y pásalo por la superficie de tus espejos con cuidado.

Para otras manchas difíciles, nuestras abuelas lo que hacían era enjuagar cuanto antes la prenda de ropa con agua fría para luego frotar la mancha con un poco de jabón líquido. Por último, la aclaraban con agua antes de remojar la mancha con vinagre diluido con agua y echaban la prenda a la lavadora como de costumbre. ¡Pruébalo!

Agua, vinagre, aceite de oliva: ingredientes básicos y sencillos, los remedios ideales para mil aplicaciones

Madera perfecta
En lo que respecta a la madera, nuestras abuelas tenían infinidad de trucos. Por ejemplo, para limpiar utensilios de madera como cuencos, cucharas y tablas de cortar, puedes hacer una mezcla con sal fina y zumo de limón. De esta manera quedarán perfectamente limpios y evitarás que se oscurezcan.

Para los temidos cercos blanquecinos que en ocasiones aparecen sobre muebles cuando dejamos un recipiente muy caliente sobre la madera barnizada, nuestras abuelas solían usar una mezcla de aceite de oliva y sal. Aplícala siguiendo la veta de la madera y déjala actuar durante dos horas. Después, pasa un paño limpio y seco de algodón sobre la superficie hasta que vuelva a brillar la madera.

Las patatas contienen ácido oxálico, el ingrediente natural ideal para acabar con las manchas imposibles.

Si tienes algún mueble de madera con arañazos, ¡las abuelas también tenían un remedio para esto! Toma un diente de ajo y frótalo hasta rellenar la pequeña rendija. Déjalo secar y, luego, líjalo con una lija fina. ¡Quedará perfecto!

Y para conseguir que los muebles brillen como el primer día el secreto de las abuelas era… ¡la leche! Sí, sí, la leche. Aplica directamente leche tibia sobre el mueble y pasa después un trapo de algodón por la superficie. Quedará reluciente y también disimulará los rayones que pudieran tener.

Ollas relucientes
¿Quién no tiene las ollas de su cocina quemadas por el uso? Aunque sea algo habitual, no deja de ser muy incómodo ver nuestro material de cocina en estas condiciones. La solución de nuestras abuelas para eliminar las quemaduras era echar vinagre a la olla y dejarla un buen rato en remojo. ¡Funciona!
Aunque hay otra solución para este problema: por agua a hervir en la olla y añade un poco de bicarbonato de sodio. Después de un rato frota estas manchas peleonas con una corteza de pan… ¡te sorprenderá el resultado!

Y para conseguir que los muebles brillen como el primer día el secreto de las abuelas era… ¡la leche!

Bórax, el producto milagroso
Es uno de esos productos que ya no pueden encontrarse en una tienda. Y es una lástima, porque era casi milagroso. No nos cabe duda de que tu abuela usaba estos polvos mágicos y potentísimos para un montón de tareas de limpieza en casa.
El bórax servía para limpiar los azulejos, el lavabo del baño, el fregadero de la cocina y hasta la grasa de los muebles de la cocina. También se usaba como prelavado de la ropa o como potenciador del detergente.

La pasta de dientes tiene varias aplicaciones sorprendentes; una de las más eficaces es su poder limpiador de plata

Plata
Si te ves en un apuro porque vas a organizar una cena especial en casa y te das cuenta de que la vajilla de plata está impresentable, ¡no entres en pánico porque no tengas un limpiador de plata! Haz como haría tu abuela y vete al baño a por la pasta de dientes. Frota un poco sobre la plata, aclárala con agua y deja secar. Quedará reluciente y como nueva.

¿Conocías estos secretos de limpieza de las abuelas? ¿Conocer alguno más? No dudes en compartir tus sensaciones con nosotros a través de los comentarios o en alguna de nuestras redes sociales. ¡Nos vemos muy pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies