Mundo Yold. Recordando a la escritora valenciana

Trini de Figueroa, la escritora de la novela rosa

 

Carmen Matas
7 enero, 2022

 Número de Comentarios (0)

Aunque hoy por hoy sea toda una desconocida, la autora valenciana Trini de Figueroa fue una de las figuras más destacadas del género de novela rosa, llegando a publicar más de 150 obras. Esta semana, en el 50 aniversario de su muerte, rescatamos su historia, tristemente olvidada.

Hoy en Gente Yold rescatamos de nuevo del olvido la figura de una gran mujer que apenas es recordada hoy en la actualidad. Y lo hacemos en el 50 aniversario de su fallecimiento. Ella es la escritora Trini de Figueroa y hoy te contamos todo sobre ella.

Aunque seguramente su nombre no te diga gran cosa, debes saber que desde los años 1940, y durante cuatro décadas, esta desconocida autora valenciana publicó cerca de 150 títulos de novela rosa, posicionándose como una de las figuras más relevantes de este género literario.

Pero, ¿qué eran exactamente la novela rosa? Se trataba de relatos que transcurrían en la actualidad de aquel momento, con personajes y ambientes muy convencionales, pero que vivían grandes historias de amor. Además, estas historias tenían siempre un denominador común: el amor siempre triunfaba frente a la adversidad.

Desde 1940 y durante cuatro décadas, esta desconocida autora valenciana publicó cerca de 150 títulos de novela rosa.

Historias de amor que esta prolífica escritora relataba con talento y que engancharon a miles de españolas, deseosas de vivir relatos de pasión y de olvidar las penurias que estaban obligadas a vivir. Estas novelas rosas, o novelas sentimentales, fueron todo un éxito en España a partir de la segunda mitad del siglo XX. Aunque la idea había surgido antes y ya en 1924 se había publicado la primera novela de este tipo, no fue hasta los años 40 cuando este género literario cosecharía sus cotas más elevadas de éxito.

Talento desde la juventud
Trini de Figueroa nació en Valencia en 1918, hija de padres andaluces. Siempre fue una excelente estudiante, con un expediente cargado de matrículas. Su profesor de Literatura vio en ella un talento especial para la escritura y la alentó a comenzar a escribir. Así, Trini de Figueroa comenzó a publicar novelas rosas en 1946. La primera de ellas se titulaba Rebeldía justificada y se incluyó en una colección de novelas selectas, de la que terminó formando parte con otras de sus obras.

Historias de amor que esta prolífica escritora creaba con talento y que engancharon a miles de españolas.

Lo suyo fue una auténtica historia de amor con las letras. En aquellos tiempos de miseria y dificultad en España, la autora valenciana encontró una manera de ayudar en la economía doméstica a golpe de tecla y tinta. Así fueron brotando de su novelas como Amor y orgullo, París a sus pies, Drama en el aula, Torbellino de pasiones, Una mentira apasionada y A cambio de tres besos.

La escritora observaba a su alrededor y escuchaba con atención para crear sobre el papel historias de amor y pasión que no pasaban inadvertidas por el numeroso público -esencialmente femenino- que se fue ganando. Es una de las pocas autoras que consiguió que una editorial dedicara una colección en exclusiva a recoger títulos suyos. Fue, en concreto, la Editorial Rollán, que en el año 1965 publicó toda una colección bajo el nombre de Trini Figueras, que tuvo muy buena aceptación entre las lectoras.

Su profesor de literatura vio en ella un talento especial para la escritura y la alentó a comenzar a escribir.

Cuando Rollán desapareció, su heredera, la Editorial Andina, reeditó muchos de los títulos que se habían publicado en la colección Trini de Figueroa. En total, la autora escribió más de 150 novelas, firmando siempre bajo su nombre completo. Algunas de sus obras fueron traducidas al francés y al portugués, y alcanzaron gran éxito en sendos países.

Figura clave de la novela rosa
La escritora también colaboraba asiduamente con la editorial Bruguera, una de las grandes en esta temática. Las novelas solían costar cinco pesetas y pocas veces superaban las 130 páginas. Esta editorial llegó a publicar la friolera de 1.271 títulos de novela rosa. Tanto, que la propia editorial presumía: “si colocásemos todos nuestros volúmenes de novela rosa que han salido de nuestros talleres hasta la fecha, uno encima del otro, formarían una columna de 200.000 metros de alta”. Y una de las autoras estrella de la editorial Burguera fue nuestra protagonista de hoy.

Algunas de las obras de Trini de Figueroa se convirtieron en radionovelas que se consumían con profusión, casi siempre en grupo, mientras se hacía ganchillo o punto. Nadie se atrevía ni a respirar para no perderse ni un solo beso de la historia.

La escritora observaba a su alrededor y escuchaba con atención para crear sobre el papel historias de amor y pasión que no pasaban inadvertidas por el numeroso público.

Trini de Figueroa también escribió dos guiones para el programa Novela, un espacio emitido por Televisión Española entre 1962 y 1979 que consistía en la dramatización de una novela. Fue uno de los espacios dramáticos más populares de la televisión en España y en el caso de nuestra protagonista de hoy, se dramatizaron dos de sus obras: El diablo azul La luna fue culpable.

Trágica muerte
A nivel personal, la escritora estuvo casada con Leopoldo Baldomero Botella y Gómez de Luzón, con quien tuvo dos hijas: Gloria y Amparo. El 7 de enero de 1972, una semana antes de cumplir 54 años, Trini de Figueroa se dirigía a Ibiza, donde residía, en un vuelo procedente de Valencia, cuando la aeronave sufrió un accidente que se cobró la vida de 104 personas (98 pasajeros y 6 tripulantes). Se cumplen 50 años de aquel trágico accidente.

Bajo una densa niebla, el avión, que estaba descendiendo para realizar la maniobra de aterrizaje en el aeropuerto de la isla, chocó contra una montaña de la Sierra de Sa Talaia de unos 415 metros sobre el nivel del mar. No hubo supervivientes y en el momento en el que tuvo lugar fue el segundo accidente más grave de la historia aeronáutica española.

A pesar de la falta de medios del momento, en lo que respecta al reconocimiento de cadáveres a través del ADN, la escritora pudo ser identificada por una medalla que siempre llevaba puesta y que ahora está en posesión de una de sus hijas.

Trini de Figueroa fue enterrada en un nuevo cementerio que se habilitó e inauguró ex profeso para los fallecidos en la tragedia. Años más tarde, sus hijas trasladaron sus restos mortales a Madrid, que ahora reposan en el panteón que la familia tiene en el Cementerio de la Almudena.

¿Conocías a Trini de Figueroa? ¿Sabías que era una de las autoras españolas más destacadas del género de novela rosa? No dudes en compartir tus sensaciones con nosotros a través de los comentarios o en alguna de nuestras redes sociales. ¡Nos vemos muy pronto!

Más información:

http://biblioromance.es/Trini-de-Figueroa.php

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies