Anthony Hopkins acaricia su segundo Oscar

 

 

 

Angel Domingo
1 febrero, 2021

 Número de Comentarios (0)

El padre, inquietante película que firma el realizador francés Florian Zeller (París, 1979), está considerada por gran parte de la crítica como la producción más ambiciosa del 2020. Hoy, nuestro crítico de cabecera, desgrana los detalles de esta gran película. ¡Y todavía se puede ver en la gran pantalla! (los cines son entornos seguros anti-Covid)

Zeller, escritor de novelas y obras de teatro, debuta en la gran pantalla adaptando precisamente una obra suya, que había estrenado con éxito en bastantes escenarios del mundo. En España fue Héctor Alterio quien interpretó al protagonista octogenario.

Si, en el teatro se representa la vida, en el cine se vive la vida. En este sentido transitan las pautas visuales de la película: sin apenas sacar la cámara a la calle, este director, en escenarios cerrados, construye planos a media luz, movimientos de cámara muy cuidados, con fondo de violín y detalles de un rostro que expresa el sufrimiento como pocas veces hemos visto en el cine. Entonces… ¿qué añade la película al formato original para teatro? Precisamente esto: el espectador vive dentro del protagonista y, así, puede comprender por qué actúa como lo hace.

Su argumento es sencillo, Anthony (Anthony Hopkins), un hombre de 80 años, mordaz, algo travieso, que tercamente ha decidido vivir solo, rechaza todas y cada una de las cuidadoras que su hija Anne (una excelsa Olivia Colman) intenta contratar para que le ayuden en casa. Ella está desesperada porque ya no puede visitarle a diario y siente que la mente de su padre empieza a fallar y se desconecta cada vez más de la realidad. Anne sufre la paulatina pérdida del padre a medida que la mente de éste se deteriora, pero él se aferra al derecho a vivir su propia vida.

La vejez se convierte en el ocaso, una etapa donde cobra sentido la repetición de los días, cada uno parecido al anterior y, sin embargo, distinto. Es algo agravado por la enfermedad. El protagonista vive una especie de día de la marmota, donde la vida se convierte en una broma pesada que le arrebata poco a poco sus recuerdos. Los recovecos de la mente se convierten en un laberinto sin salida para un hombre cuyas acciones cobran sentido mediante pequeñas fijaciones u obsesiones.

En la literatura nos han insistido mucho sobre lo difícil que es el camino que, desde el infierno conduce a la luz, pero al ver esta película, compruebas que el trayecto contrario es todavía más largo y complicado.

Y, precisamente, ésta es la ruta por la que nos conduce esa especie de ángel caído, con las facciones de un excelso Anthony Hopkins en un thriller infernal que se vive en habitaciones de una gran ciudad.

Sin embargo, lo que hace especial a este filme, en comparación a otras propuestas sobre la terrible enfermedad de Alzheimer, es que esta cinta integra al espectador en el panorama de destrucción de una mente desgarrada a causa de esta enfermedad.

Y lo más sobresaliente: el director lo hace posible sin necesidad de poner en práctica trucos escénicos o alterar un guion escrito para ser interpretado sobre un escenario.

Desde luego, es una película muy recomendable para el espectador que haya vivido o que viva actualmente de cerca esta tragedia. Con seguridad comprenderá aspectos que antes le eran incomprensibles.

El resultado es una película conmovedora con un reparto sensacional donde, los ya ganadores de sendos premios Oscar, Anthony Hopkins y Olivia Colman, ponen todo su talento para elevar el filme a la categoría de obra maestra.

Para dar fin a esta breve reseña crítica, quiero decirles:

¡Hasta en los momentos más terribles de la película hay belleza!

Ángel Domingo Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies