Aves de presa: feminismo a picotazos

 

 

 

Angel Domingo
7 febrero, 2020

 Número de Comentarios (0)

Nuestro crítico de confianza, Ángel Domingo, nos comenta el último estreno policíaco y de acción, protagonizado por el personaje de Harley Quinn, una superheroína del cómic, interpretada por la estupenda Margot Robbie, que se dio a conocer en Érase una vez en Hollywood, de Quentin Tarantino.

Cuentan las crónicas que durante las pruebas para seleccionar el reparto de El lobo de Wall Street (Martin Scorsese, 2013), una joven actriz australiana llamada Margot Robbie no convencía a Martin por ser demasiado joven. Sin embargo, un sonoro guantazo al rostro de un incrédulo Leonardo Di Caprio hizo comprender a Scorsese que, por fin, había encontrado a la actriz que llevaba tanto tiempo buscando.

En 2016, Margot apareció en Escuadrón suicida (David Ayer, 2016), filme en el que tuvo que demostrar sus cualidades para pelear, y bordó el papel. Tampoco quiso quedarse fuera del maravilloso filme nostálgico de Érase una vez en… Hollywood (Quentin Tarantino, 2019), aunque su presencia en esta cinta sea efímera.

Con estos notables precedentes, a nadie puede extrañar que fuera seleccionada para liderar a un fabuloso grupo formado por tres heroínas (Canario Negro, Cazadora y Renée Montoya), las Aves de presa que unen sus fuerzas para salvar a una niña, interpretada con maestría, por la adorable Cassandra Cain del malvado rey del crimen Máscara Negra. La niña es el único testigo de las atrocidades cometidas por los malvados Reyes del crimen de una imaginaria ciudad de Gotham más barroca y oscura que nunca.

La directora de la cinta, una casi desconocida Cathy Yan, joven directora de cine, guionista y productora chinoestadounidense, que tras pasar por la comedia y el drama en sus anteriores trabajos, dirige con aplomo una cinta de alta violencia y situaciones disparatadas; con la dificultad que supone el llevar a la gran pantalla un guión nacido para ser visto en cómic. Escuadrón Suicida no consiguió el éxito esperado; sin embargo, el personaje de Harley Queen fue lo mejor del filme. De esta manera, tanto la interprete, como la Warner Bros, decidió que no existía mejor directora para hacerse cargo del proyecto. Margot, que en su calidad de productora se garantiza tener voz en decisiones como elegir al director, se decantó por Cathy y no hubo más que hablar.

En pleno apogeo de sopapos y, ¿por qué no decirlo?, contundentes patadas en las partes nobles masculinas, la Queen ofrece a su colega Canario Negro una goma para atarse la coleta, como si fuesen dos amigas que toman un café.

Con retorcido sentido del humor, un romanticismo que incluye guiño a La Dama y el Vagabundo en el famoso beso del espagueti, y una acción estimulante de tintes tarantinianos, la película se convierte en una salvaje comedia de superheroínas sobre el empoderamiento femenino.

 Ángel Domingo Pérez

Comentarios

  1. Robercinho dice:

    Me gusta la critica. Ire a verla. Gracias Angel Domingo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies