Mundo Yold. La obra de la fotógrafa brasileña desmonta los falsos mitos del racismo

Cada persona tiene su propio color y esta artista lo demuestra

 

 

 

 

Inés Almendros
15 junio, 2020

 Número de Comentarios (0)

No existen las razas como antiguamente se creía, porque cada persona tiene un color diferente, un tono distinto, su propio Pantone. Así lo ha reflejado la artista Angélica Daas en su fascinante proyecto Humanae, que durante años ha recopilado miles de retratos para componer un bellísimo collage con la infinidad de tonos individuales humanos. Hoy, cuando el mundo sigue luchando para erradicar el racismo, su obra nos parece más bella que nunca.

Durante siglos se ha utilizado el concepto de razas para diferenciar a distintos grupos de seres por sus supuestas características visibles, especialmente, el color de su piel. Lo cual, como sabemos, ha provocado la eterna historia de racismo, con la discriminación, segregación, ataques y extorsiones contra pueblos enteros… Como la trata de esclavos africanos, el mayor genocidio numérico  de la historia de la tierra… https://genteyold.com/la-trata-de-esclavos-de-africa-el-mayor-genocidio-de-la-historia-humana/. O el holocausto, que dio lugar al asesinato de millones de personas.

Angélica Daas explicado su proyecto a escolares

La artista brasileña, afincada en Madrid, Angélica Daas, nació en una familia multirracial, donde cada miembro de la familia tenía un color distinto. Por eso, nunca pudo comprender el clásico planteamiento de “a qué raza perteneces”.

La guía Pantone es un sistema de definición cromática, que recoge miles de tonos distintos, codificados, cada uno de ellos, bajo una numeración.

En el año 2012, Daas realizaba un máster de fotografía cuando reflexionó sobre los distintos tonos de la piel de las personas que tenía a su alrededor. De esa forma, comenzó a fotografiar a los miembros de su familia para identificar los distintos tonos de Pantone al que pertenecía cada uno.

Hay que recordar que la guía Pantone es un sistema de definición cromática, que recoge miles de tonos distintos, codificados, cada uno de ellos, bajo una numeración. Es utilizado por los diseñadores y artistas gráficos de todo el mundo para elegir los tonos de sus obras.

Todos somos bellos y poseemos nuestro propio tono de piel, igual de maravilloso y perfecto. Que todos tenemos, por tanto, nuestro código Pantone particular.

El caso es que Angélica fue asignando el color al que pertenecían ella y sus familiares, descubriendo la realidad de que cada uno poseía su propio color, su tono y por supuesto, su propia numeración Pantone.

Ampliaciones expuestas en la calle

Así nació su proyecto Humanae, una enorme galería fotográfica, que ya cuenta con más de 4.000 fotografías tomadas por ella misma, a las que ha asignado su tono Pantone correspondiente. Estos miles de personas son voluntarios de distintos países del mundo.

El enorme collage de todas ellas, y la comparación de estas imágenes, tanto en grupo, como individuales, nos muestra -además del excepcional resultado estético- que todos somos bellos y poseemos nuestro propio tono de piel, igual de maravilloso y perfecto. Que todos tenemos, por tanto, nuestro código Pantone particular.

El gran fotógrafo Alberto García-Alix tiene el Pantone 78-7 C

Que no solo no hay unas pocas razas, sino personas particulares, que formamos un mundo de gamas y matices infinitos y particulares, con mezclas de rojo y amarillo, de cacao y arena… con toques de fresa o cereza… con la claridad de la cera, el toque de la tierra o el increíble atractivo del ébano puro.

Su forma de trabajo es realizar primero la fotografía, y luego recoger una muestra de 11×11 píxeles, sacada de la nariz de cada uno de los retratos, para buscar el tono y la numeración Pantone.

Exhibición en el Museo Americano de Historia Natural

Un proyecto multidimensional
Desde 2012, Angélica ha seguido fotografiando el color de cada persona. Su forma de trabajo es realizar primero la fotografía, y luego recoger una muestra de 11×11 píxeles, sacada de la nariz de cada uno de los retratos, para buscar el tono y la numeración Pantone al que pertenece. Su trabajo se ha hecho universal y sigue adelante, pues la obra de Dass contribuye enormemente a desmontar mitos que aún subyacen en el problema del racismo.

Su obra ha recorrido algunos de los grandes museos y centros del mundo, como el Museo de Arte Moderno de Nueva York, y ella misma participa en numerosos eventos y colabora con instituciones internacionales. Mirar sus collages es mirar el bello y auténtico color de la diversidad.

Más información:

https://www.angelicadass.com/humanae-project

https://www.angelicadass.com/

Comentarios

  1. Rossana dice:

    Si , me había dado cuenta de ese detalle, porque mi piel era diferente a las otras personas y dentro de mi familia y compañeros de trabajo.
    Además, eso sirve también , para la parte de los cosméticos ya que un maquillaje, no sirve para todas las pieles y en eso me he fijado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies