MUNDO YOLD. La crisis en la madurez puede ser el mejor momento para redirigir nuestro camino

Nunca es tarde para cambiar tu vida

Carmen Matas
19 agosto, 2017

Antonio Banderas se ha convertido en estudiante con 56 años; Nicole Kidman triunfa como nunca a los 50, después de abandonar el botox; Carolina de Mónaco vive una plácida soltería a los 60. Isabel Allende se ha vuelto a enamorar a los 75… Y es que es a partir de la mediana edad cuando mejor se puede reflexionar sobra la experiencia acumulada, para decidir el mejor camino de nuestra vida.

La palabra crisis (del latín crisis, a su vez del griego κρίσις) se define como “una coyuntura de cambios en cualquier aspecto de una realidad organizada pero inestable, sujeta a evolución”. Y por más que relacionamos siempre este término con situaciones negativas o al límite, lo cierto es que su propia definición nos indica que su sentido se orienta hacia un concepto mucho más interesante: la evolución. Las crisis nos movilizan para crecer cuando llegamos a un punto de estancamiento y necesitamos evolucionar y esto es exactamente lo que ocurre con la “crisis de los 50” o cualquier otro momento crítico en la edad adulta, que en realidad es un momento para mirarnos por dentro y evolucionar.
Las insatisfacciones acumuladas a lo largo de nuestra vida tienden a salir flote a partir de la cuarentena, con un aspecto físico que se va deteriorando, una vida de pareja que suele ser rutinaria y la ardua tarea de la crianza de los hijos, cobran repentina urgencia con la llegada del medio siglo de vida. A partir de los 50, además, con una buena parte del camino recorrido, y con la consciencia ya total de que nuestra vida tiene límites, el ‘ahora o nunca’ surge en el pensamiento de muchos. Tal y como explica el psiquiatra Sergio Oliveros, a los 50 “empezamos a ser conscientes de nuestro inexorable envejecimiento. Hasta ese momento, nuestra curva de productividad y satisfacción ha sido por lo general ascendente, pero a partir de ahí empieza a caer irremisiblemente”.

“Las crisis en la madurez son un ejercicio vital de evolución que nos empujan a mirar atrás y valorar qué se ha hecho y qué queda por hacer. Y la consecuencia de esta mirada suele ser que nunca es tarde para intentar lograr lo que queremos de verdad”.

Atribuida –por error- mayoritariamente a los hombres, esta crisis de la mediana edad o de la madurez ha contado durante años con una imagen demasiado estereotipada, como si simplemente se tratase de un deseo irrefutable de volver a la juventud, enfundarse vaqueros y zapatillas, subirse en una moto y salir de ‘juerga’. Pero, más allá de que el factor físico y las ganas de verse más jóvenes sean claros desencadenantes, no todo se concentra en una idea tan superflua. Las crisis en la madurez son un ejercicio vital de evolución que nos empujan a mirar atrás y valorar qué se ha hecho y qué queda por hacer. Y la consecuencia de esta mirada suele ser que nunca es tarde para intentar lograr lo que queremos de verdad.

Hoy en GY queremos demostrarte que este periodo vital es mucho más frecuente de lo que imaginas y, como para muestra un botón, te contamos los casos más conocidos del mundo de la actualidad y el espectáculo. ¿O es que acaso creías que solo te estaba ocurriendo a ti?

Amor como detonante del cambio

¿Qué tienen en común François Hollande y Carolina de Mónaco? Exacto, ambos rompieron con sus parejas y reorientaron sus vidas cumplidos los 50 años.

En el caso del ex presidente francés, a los 53 años decidió poner punto y final a su relación de más de tres décadas con su mujer y madre de sus cuatro hijos, Ségolène Royal, por la periodista Valérie Trierweiler, diez años menor. Al mismo tiempo, abandonaba la dirección del Partido Socialista para lanzarse al mayor reto profesional al que podía aspirar: el Elíseo.
La princesa de Mónaco, por su parte, decidió seguir su camino sola –y dejar de aguantar las numerosas juergas de Ernerto de Hannover- recién cumplidos los 50. Hoy, a sus 60 años, la monegasca disfruta de la madurez rodeada de sus hijos y nietos, ofreciendo una imagen de mujer cultivada y serena que prevalece sobre los recuerdos de un agitado pasado.

Carolina de Mónaco

Carolina de Mónaco, mejor que nunca en su madurez.

Lejos queda la historia de aquella princesa que se hizo famosa, aparte de por su familia por su agitado currículum sentimental. Con los años, Carolina parece haberse dado cuenta de que la felicidad no tiene porqué traer ningún príncipe de la mano: sin pareja, pero con una amplia vida familiar y social, su aspecto externo, y parece que el interno, nos muestra a una mujer que está mejor que nunca.

Giro profesional

El amor no es el único motivador del cambio. En muchas ocasiones, la pasión por lo que hacemos nos mueve a replantearnos nuestra carrera profesional o, simplemente, comenzar de cero con aquello que siempre ha sido nuestro sueño.

“Antonio Banderas se ha convertido en estudiante de diseño y confección en la prestigiosa escuela Central Saint Martins de Londres a los 55 años”

La vida de nuestro actor más internacional, Antonio Banderas, dio un giro radical tras su divorcio de Melanie Griffith en 2013. A parte de conocer a una mujer más joven que él, con la que comparte actualmente su vida, la estrella del cine ha dado rienda suelta a sus pasiones y a sus 55 años se ha convertido en estudiante de diseño y confección en la prestigiosa escuela Central Saint Martins de Londres.

Antonio Banderas

Antonio Banderas, pasados los 50, con un cambio de vida personal, ha presentado sus primeros diseños profesionales, con moda, complementos y accesorios. En la foto, con un polo de su marca.

Nicole Kidman es el ejemplo ideal de profesional que ha sabido recuperar, a sus 50 años, el esplendor de antaño, tras una etapa sumida en una burbuja de bótox y cirugías estéticas. Centrada en papeles más sólidos y maduros y dejando a un lado la imagen exclusiva de femme fatale, Kidman ha decidido además renunciar a los retoques. “Por fin puedo mover la cara”, ha asegurado.

Nicole Kidman

Nicole Kidman ha cumplido los 50 trabajando más que nunca, y tras confesar que ha dejado las cirugías porque le quitaban expresión a su cara.

Por su parte, Clint Eastwood es el paradigma de artista que ha buscado permanentemente la evolución a lo largo de su carrera. De actor de primera fila, Eastwood ha pasado a ser reconocido como uno de los directores de cine más importantes del momento, ofreciendo en plena madurez verdaderas obras maestras. Sin ir más lejos, sus films más aplaudidos han sido aquellos que ha dirigido en los últimos años de su carrera, a partir de los 70 años. Es el caso de ‘Mystic River’, ‘Million Dollar Baby’ y ‘Gran Torino’.

Clint Eastwood

La madurez ha convertido a Clint Eastwood en uno de los mejores directores del planeta

Cambio de registro

Bill Gates, fundador del imperio Microsoft, decidió, tras años liderando el sector de la industria tecnológica, cruzar a la otra orilla y centrar sus esfuerzos en ayudar a los más necesitados, principalmente tratando de erradicar la malaria y salvando vidas allí donde más lo necesitan. En el año 2000, con 45 años, fundó junto a su mujer la Fundación Bill y Melinda Gates, la mayor fundación privada del mundo. ¿Su objetivo? Mejorar la sanidad mundial, reducir la pobreza y potenciar la educación y el acceso a la tecnología. Hasta la fecha, ha donado más de 40.000 millones de dólares a su fundación, lo que lo convierte en el mayor filántropo del mundo.

Bill Gates

Bill Gates, con su esposa, abandonó la capitanía de sus empresas para dedicarse a hacer el bien con su enorme fortuna.

Nunca es tarde

Isabel Allende, un ejemplo de como renovarse o morir, con nuevo libro y novio, al mismo tiempo.

Isabel Allende, un ejemplo de como renovarse o morir, con nuevo libro y novio, al mismo tiempo.

Isabel Allende sorprendía hace algunas semanas haciendo público que se ha enamorado de nuevo a los 75 años. La noticia llegaba con el estreno de su última novela, ‘Más allá del invierno’, una obra sobre la capacidad de alegría, esperanza y reinvención que atesoran las personas.

“Isabel Allende se ha vuelto a enamorar a los 75 y tanto su vida personal como su carrera se centran ahora en la reinvención personal”.

Y es que, tal y como ella misma ha asegurado, es precisamente en esa etapa en la que siente que ella se encuentra: la de la reinvención personal. “Siempre estoy alerta, abierta al misterio de la vida, a las cosas maravillosas que uno espera, y a las trágicas que uno no desea. Lo peor ya me pasó”, aseguró en la rueda de prensa de presentación de su obra en Madrid. ¡Nos encanta la filosofía de vida de esta yold!

 

MÁS INFORMACIÓN:
https://genteyold.com/crisis-mediana-edad/
https://genteyold.com/el-mediodia-de-la-vida-la-plenitud-de-la-existencia/

Comentarios

  1. carlos tiviroli dice:

    Refrescante. Esperanzador.

  2. Arantxa dice:

    Ellos tienen dinero para poder cambiar…. Cuando no tienes nada?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies