Cine Yold. Hoy hablamos de Heston: egos y rifles

Charlton Heston, un actor superado por sus colosales personajes

Angel Domingo
3 octubre, 2023

El artículo de hoy de nuestro crítico de cine favorito gira en torno a una doble efeméride relacionada con una de las estrellas más conservadoras y con más ego del panorama hollywoodiense. Y es que el 4 de octubre de este año hace un siglo de su nacimiento y, además, este año también se han cumplido quince años de su muerte, el 5 de abril del 2008.

-“He interpretado a tres presidentes, a tres héroes bíblicos y a dos genios de la historia”, se vanagloriaba la estrella. Si esto no provoca un aumento del ego, nada podrá hacerlo. Pero por si esto fuera poco, fue la voz de Dios en la monumental película de Cecil B. De Mille, Los diez mandamientos (1956).

Escena de Ben-Hur

Hace falta un carisma extraordinario para dialogar con Dios con total naturalidad en el Monte Sinaí (Heston fue un Moisés majestuoso); liderar la rebelión contra el Imperio Romano en su máximo esplendor, en el legendario Ben-Hur (William Wyler, 1959); combatir a los árabes en España, en El Cid (Anthony Mann, 1982), o ponerse en la piel del Miguel Ángel más obsesivo en El tormento y el éxtasis (Carol Reed, 1965).

Con la cota de malla, lo que más se llevaba entre los caballeros medievales de la época de El Cid

Sin embargo, no podemos dejar de recordar que, de algún modo, utilizó el poder simbólico que le otorgaron estos papeles para abanderar la facción más ultraconservadora del viejo Hollywood.

Nacido un 4 de octubre de 1923 en Evanston (Illinois, Estados Unidos), se trasladó muy joven a St. Helen (Michigan), el corazón del tradicional Medio Oeste americano, pescando y cazando, e intentando disimular su extraordinaria timidez. Tras el divorcio de sus padres, acompañó a su madre a un deprimente barrio de Chicago, donde descubriría su auténtica vocación: la interpretación.

En 1944, se enamoró profundamente de la anónima actriz Lydia Clark; en cierto modo fue ella la que le animó a actuar en diversos teatros de provincias, hasta conseguir su primer gran éxito en Broadway, nada menos que un montaje de Cleopatra, interpretando el rol de Marco Antonio.

Monumental Miguel Ángel

En la primera etapa de su carrera dramática, nadie habría confiado en que se convertiría en la persona de máxima confianza de presidentes estadounidenses, como Ronald Reagan. Una cara más amable y humana la mostró con su apoyo a Martin Luther King, en el Movimiento de los Derechos Civiles (diciembre de 1955). Quizá fue durante un encuentro con King, cuando le convenció para que exigiera a Orson Welles cambiar el final de Sed de mal (1958), para que el policía que interpretaba no hiciera explotar la icónica bomba en torno a la que gira el conflicto del film, pero Welles se mostró inflexible.

Este detalle confirma que, durante su etapa de mayor esplendor, defendió ideas progresistas; ideas que no mantuvo en el ocaso de su existencia, cuando formó parte activa del ala más conservadora del Partido Republicano.

Para muchos, su mejor papel fue en El planeta de los simios (Franklin J. Schaffner, 1968), e inolvidable la escena del beso a la protagonista simia.

Hollywood le volvió a vestir de Marco Antonio en la película Julio César (1970). Y dos años después repitió este papel por última vez en una producción de bajo presupuesto, dirigida por él mismo, y filmada en el desierto español de Almería.

En el año 2002, el oscarizado documentalista Michael Moore le permitió interpretarse a sí mismo en Bowling for Columbine, a las puertas de su propio domicilio.

Su última aparición pública no fue en los fotogramas de una película, sino en una multitudinaria conferencia donde anunció, a sus ochenta y cuatro años y aquejado de Alzheimer, que renunciaba al simbólico cargo de Presidente de la Asociación del Rifle (N.R.A. en inglés), que asumió como si el mismo Moisés se lo hubiera concedido en el año 1998, en una aparición que le convirtió en una caricatura de sí mismo.

Ángel Domingo Pérez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies