Mundo Yold. Gente Yold rinde un sentido homenaje al maravilloso cantautor y artista multidisciplinar recientemente fallecido

Cine, cine, cine… más Aute, por favor

 

Angel Domingo
6 abril, 2020

 Número de Comentarios (0)

Casi le creímos, pero nunca han existido Rosas en el mar y eso que una jovencísima Massiel, vestida con pamela fucsia, blusa a juego y grandes pendientes casi nos convence de lo contrario en la escena de la película Codo con codo (Víctor Auz, 1967), primer contacto con el cine del cantautor tristemente fallecido el pasado 4 de abril. Hoy, en Gente Yold, homenajeamos al artista y al hombre que puso música a nuestra adolescencia y juventud.

Antes de repasar la fructífera y no muy conocida trayectoria cinematográfica de este cantautor excepcional, quiero cerrar el capítulo de Rosas en el Mar, pues el éxito de esta canción le abrió las puertas de su carrera como músico y autor de letras inolvidables. Y es que Rosas en el Mar se convirtió en un inesperado himno político en pleno franquismo. La letra de la canción: “Voy buscando un amor que quiera comprender la alegría y el dolor, la ira y el placer” es una ingenua trampa para hacernos creer que estábamos ante una canción de amor que, prácticamente, parafrasea los votos matrimoniales. Sin embargo, es posible que ese romanticismo fuera esencial para convertirla, en la gris España de 1967, en todo un éxito que puso la semilla de la carrera de Aute como autor de canciones. También esa canción dio a conocer a una joven vocalista, Massiel, que iniciaba una meteórica ascendencia para convertirse en una estrella del pop. Al parecer, Aute compuso esta canción como homenaje a la Revolución Cubana, que en aquellos años presumía de adhesiones entre los jóvenes intelectuales de Europa. La propia Massiel lo recordaba en una entrevista: “Yo he corrido delante de los grises. He vivido el Mayo del 68: estaba ganando Eurovisión, pero en 1966 estaba cantando gratis en Cuba para conocer la Revolución”. De ahí la eterna leyenda de Rosas en el mar.

La llegada de Aute a la música en los años de la Transición supuso una apertura, una nueva forma de contar y cantar

Si algo quiero dejar claro en este artículo es que la trayectoria de Luis Eduardo Aute (1943, Manila, Filipinas) por el cine fue más intensa de lo que podríamos pensar. Como cantautor comprometido, aceptó componer las bandas sonoras de películas que representaban un cine distinto en la España que empezaba a respirar tras el fin de la dictadura. Una de las primeras fue Los viajes escolares (Jaime Chavarri, 1974), el estupendo debut en el largometraje del realizador, con una música natural, descriptiva y alejada de las composiciones que, en aquel momento, firmaban músicos como Luis de Pablo para el cine de Carlos Saura, Víctor Erice o Ricardo Franco.

Carátula de su LP, Alma

La trayectoria de Luis Eduardo Aute por el cine fue más intensa de lo que podríamos pensar.

Aute también hizo música para productos más comerciales como Esposa y amante, un drama erótico de Angelino Fons protagonizado por Concha Velasco, pero siguió más vinculado a las propuestas más rompedoras del cine de la Transición. Uno de los más claros ejemplos es In Memoriam (1977), un fascinante -y hoy olvidado- drama sobre el amor y el tiempo, realizado por Enrique Brasó y con texto de Adolfo Bioy Casares.

La pintura fue otra de las artes en las que demostró su multidisciplinar talento  

Fue el autor de bandas sonoras de propuestas rompedoras en la Transición.

Otra de sus bandas sonoras de esta fructífera época fue Mi hija Hildegart (Fernando Fernán Gómez, 1977), La viuda andaluza (Francesc Betriu, 1977) y ¡Arriba Hazaña! (José María Gutiérrez Santos, 1978).

La posibilidad de componer para la gran pantalla fue una oportunidad para alguien tan cinéfilo

También participó -y fue una de sus últimas colaboraciones- en Tras Nazarín (2015), documental sobre el famoso rodaje de Luis Buñuel en tierras mexicanas.

Componer para la gran pantalla fue una oportunidad para alguien tan cinéfilo. Y, prueba de esto, fue su memorable canción Cine, Cine del álbum Cuerpo a cuerpo (1984).

En 1974 dirigió su primer cortometraje, A flor de piel, protagonizado por sus amigos Ana Belén y Jaime Chavarri.

En 1974 dirigió su primer cortometraje, A flor de piel, protagonizado por sus amigos Ana Belén y Jaime Chavarri, un relato de diez minutos sobre el amor, la soledad y la incomunicación inspirado en el cine europeo de autor. En 1986 realizó uno de los fragmentos de la película colectiva Delirios de amor, sobre la influencia que una noticia periodística tiene en la pareja.

En una de sus últimas apariciones en el escenario

Para finalizar, destaco que su mayor éxito como realizador fue Un perro llamado Dolor (2001), largometraje animado realizado con 4.000 dibujos hechos por él mismo. Y, siguiendo este concepto concibió el corto El niño y el basilisco (2012), otro trabajo de orfebrería animada a partir de ilustraciones realizadas por él mismo y basado en una fotografía suya de niño y los recuerdos que le provoca esa sencilla instantánea.

 Como actor apareció en Días de viejo color (Pedro Olea, 1968), y compareció con sus opiniones en documentales dedicados a músicos como Joaquín Sabina, Jaime Urrutia, Silvio Rodríguez o Bob Dylan.

El año pasado, Gaizka Urresti hizo de él un icono con el documental Aute Retrato, en el que amigos y colaboradores como Sabina, Serrat, Ana Belén o Forges desgranan, en la actualidad, su obra.

Nos quedan sus pinturas, sus películas pero sobre todo, nos queda la música (y sus letras y su mirada de niño triste y sus delgadísimas manos y la expresión sin pudor de una ternura que, por aquel entonces, era una insólita audacia). Te vas, pero te quedas, Aute, porque formas parte de nosotros.

Ángel Domingo Pérez

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies