Mundo Yold. Por su comodidad y versatilidad, el caftán no pasa de moda

El caftán, la preciosa prenda que vino del Oriente

Inés Almendros
2 junio, 2022

Tan atractiva, como confortable y adaptable a todo tipo de estilos y vestuarios, el caftán, la túnica que llegó del Oriente, se extendió por todo el mundo y fue la prenda favorita de artistas y viajeros. En el siglo XX, los creadores más importantes de la historia, como Balenciaga o Saint Laurent, se inspiraron en ella para componer algunas de sus creaciones más memorables.

El caftán es una túnica de corte liso y manga larga, que normalmente llega hasta los pies, y suele abrocharse por delante con botones delanteros desde el cuello a la cintura. Se trata de una de las prendas más famosas y utilizadas en todo el mundo, que cuenta con una larguísima historia y tradición, y que ha dado lugar a distintas versiones y estilos, según las regiones donde se usa.

Caftán tradicional marroquí

La larga historia del caftán dificulta el conocimiento de su origen. Se cree que nació en la antigua Mesopotamia -actual Irak- desde donde, a lo largo de los siglos, se extendió al Imperio Otomano, cuyos sultanes popularizaron su uso. Aquellas versiones imperiales turcas se confeccionaban con ricos tejidos, como satén, seda o terciopelo para los inviernos, y se adornaban con preciosos bordados en hilos de oro o plata.

El caftán cuenta con una larguísima historia y tradición, que ha dado lugar a distintas versiones y estilos.

Con el tiempo, el caftán pasó a ser utilizado por toda la población, tanto hombres como mujeres. Las versiones más populares igualmente se hacían con tejidos más baratos, como la lana, el lino, el algodón… La sencillez o riqueza de su decoración marcaba el rango y la importancia de quienes la vestían.

Caftán oriental moderno

Caftanes por el mundo
Con el uso tan generalizado y extenso de esta prenda en diferentes regiones del planeta, fueron naciendo distintas versiones regionales. Aunque son numerosísimas las variedades, las más famosas son la otomana, marroquí, rusa y batik.

La reina marroquí, Lalla, suele lucir preciosos caftanes tradicionales, adaptados a la modernidad

El tradicional caftán otomano o turco fue utilizado durante siglo por los emperadores y miembros de la corte, tanto hombres como mujeres, en su versión más sofisticada y lujosa. Normalmente se bordaba la parte frontal y las mangas, pero la norma era que cada jerarquía utilizaba un modelo establecido por colores, adornos y botones.

Las versiones más populares igualmente se hacían con tejidos más baratos, como la lana, el lino, el algodón…

Hoy en día se puede ver una fantástica colección de caftanes históricos en el Museo Topkapi en Estambul. Mujeres y hombres siguen vistiendo la prenda, muy utilizada por las novias para su día de boda, o en fiestas especiales.

Clásico caftán batik 

En Marruecos se desarrolló una variante propia, que sigue siendo considerada como uno de los vestidos más tradicionales e importantes del país, con numerosos estilos y diseños, marcados por sus excelentes adornos de inspiración oriental y andaluza. Como sucede en Turquía, el caftán suele ser elegido para los eventos y celebraciones más especiales. La princesa Lalla Salma, esposa del rey Mohamed VI, ha lucido en numerosas ocasiones versiones modernas y preciosas de esta prenda.

En Rusia, el caftán es una vestidura larga y amplia, utilizada históricamente por los hombres, especialmente por los religiosos y los militares.

En los años setenta el caftán era tremendamente popular entre famosas como Catherine Deneueve o Liz Taylor

Finalmente, los caftanes de batik se visten en el sureste asiático, y son vestiduras cerradas, pero de gran frescura y ligereza, con gasas o sedas, decoradas con inspiración hindú, y muy adecuadas para el clima tropical. Su uso también ha sido muy copiado en Occidente, en estilos ibicencos o boho.

Caftán otomano de novia, de la firma turca Modern Kaftan

Versiones occidentales
Durante el siglo XIX, con la expansión europea y las colonizaciones de África y Asia, algunos occidentales comenzaron a vestirlo, sobre todo en grandes metrópolis como Estambul, El Cairo o Casablanca, desde donde acabó llegando a Europa. Con el tiempo, la prenda inspiraría a los más importantes diseñadores como Christian Dior, Balenciaga o Yves Saint Laurent, que la adaptaron en sus modernos diseños de gusto occidental, convirtiéndola en un clásico indispensable en los años sesenta y setenta.

Yves Saint Laurent vestido con caftán

Hoy en día, el caftán se utiliza en todo el mundo -especialmente en sus países de origen- con numerosas versiones tan bellas como confortables. Su éxito radica en parte en su comodidad y adaptabilidad a cualquier clima y lugar, pero también a su encanto exótico y oriental.

Comentarios

  1. Debarby dice:

    Me ha gustado mucho leer este post. Me gusta la moda y no sabía que Christian Dior y otros diseñadores se habián inspirado en el caftán para algunas de sus creaciones. Me ha faltado ver alguna foto, para ver el resultado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies