Mundo Yold. Recordando a la enigmática protagonista de Vértigo

Kim Novak, la sex symbol del Hollywood clásico

 

 

 

Angel Domingo
15 marzo, 2021

 Número de Comentarios (0)

Hierática, sensual, perturbadora son solo algunos de los adjetivos más utilizados para recordar a una actriz de culto en la década de los cincuenta del siglo pasado, y la musa predilecta de Alfred Hitchcock. Hoy, con la ayuda de nuestro crítico de cine, Ángel Domingo, repasamos su trayectoria.

Los momentos que siempre recordaremos llegan de repente, sin hacer ruido”.

Solo tocar aquel árbol viejo fue realmente conmovedor para mí, porque al tocar esos árboles, que tienen un gran sentido del paso del tiempo, de la historia, es como si estuvieras tocando la esencia, la sustancia misma de la vida”.

Un día empecé a perder la confianza en mis instintos, y es muy duro para una persona instintiva como yo”.

Tuve que aceptar la afrenta como el más oscuro de unos sentimientos que una mujer puede sufrir”. (Refiriéndose a su etapa de inicio en el cine cuando, con 20 años, sufriría el acoso y abuso del magnate de la Columbia que la contrató.

Llega un momento en que nos hundimos en el pozo de nuestras miserias. Entonces vemos la verdad y comprendemos que no somos nada. Y es cuando intentamos ver las estrellas a plena luz del día”.

Todas son frases textuales de Kim Novak, actriz estadounidense nacida en Chicago el 13 de Febrero de 1933. Bautizada como Marilyn Pauline Novak, hija de Joseph un funcionario municipal de tráfico y ferroviario. Su madre Blanche, profesora. Ambos emigrantes checos.

La adolescente Kim, con malas calificaciones en el colegio, optó por modelar vestidos para quinceañeras en unos grandes almacenes. Consiguió una pequeña ayuda estatal para estudiar en una academia de modelos, pero tuvo que ayudarse trabajando como ascensorista, empleada de una tienda y auxiliar de dentista.

Más tarde decidió ir a Los Angeles para probar suerte como modelo; tuvo que renunciar a su nombre Marilyn y quedarse con Kim Novak. Comenzó a trabajar para la RKO hasta conseguir un contrato en la Columbia, con la que rodó su primera película como protagonista acompañando a Fred McMurray. No recibió buenas criticas sobre su actuación pero los productores se fijaron en su buen físico y, por encima de todo, en la espectacular fotogenia de sus grandes ojos.

De Kim Novak se puede decir que, sin haber sido una actriz superdotada en el talento interpretativo, fue capaz de conseguir un puesto de honor en la historia del séptimo arte como intérprete; su hipnótico halo de misterio sedujo a Alfred Hitchcock, quién la adoptó como una de sus musas y la hizo pasar a la historia en una de sus obras maestras: Vértigo (1958).

Kim Novak deslumbró en la gran pantalla gracias a su belleza, y en las primeras películas que interpretó no se le demandaban dotes interpretativas sino, mas bien ser ella misma para bordar su papel.

Novak también apareció en la serie Falcon Crest

En su filmografía hay contabilizadas 27 películas, aparte de varias series (Falcon Crest, Alfred Hitchcock presenta, entre otras) y un film para televisión, en una carrera profesional que abarcó desde 1954 hasta 1991, año en que se retiró definitivamente de los platós.

Repasamos algunas de sus interpretaciones más importantes:

Fue la Columbia la que produjo la mayor parte de sus películas, comenzando por las primeras en 1954, La casa número 322, dirigida por Richard Quine, con Fred McMurray en el reparto, y Phffft!, de Mark Robson con Jack Lemmon como co-protagonista. La primera, un thriller de “cine negro”, antológico en el género. En 1955 destacó con El hombre del brazo de oro, de Otto Preminger, con Frank Sinatra y Eleanor Parker como protagonistas, un drama sobre el consumo de drogas que tuvo varias nominaciones, destacándose el reconocimiento artístico de Sinatra y el de la producción en blanco y negro.

En 1956 rueda dos películas. Picnic, de Joshua Logan, con William Holden en el reparto, polémico melodrama sureño del que emerge un erotismo impropio de la época y que consigue dos Oscars de las 6 nominaciones que obtiene. La historia de Eddy Duchin, de George Sidney y con Tyrone Power en el reparto, un drama musical que consigue 4 nominaciones al Oscar. En 1957 vuelve a ser dirigida por George Sidney en dos producciones. Una es Jeanne Eagels, un drama biográfico. La otra, Pal Joey, con Frank Sinatra y Rita Hayworth, un típico musical de Broadway.

Kim Novak consigue la cima de su carrera en 1958 con dos clásicos en los que tiene como compañero protagonista a James Stewart. Una es Me enamoré de una bruja, divertida comedia romántica dirigida por Richard Quine; la otra, Vértigo (1958), de Alfred Hitchcock, que a pesar de su obsesión por las rubias, a ella le cambió el cabello por un espectacular pelirrojo. Muchos piensan que con Hitchcock, nuestra actriz interpretó más películas pero la realidad es que únicamente hizo Vértigo.

En los años 60 dotó de erotismo las diferentes producciones en las que participó:

Una vez a la semana (Michael Gordon, 1962), comedia sexual con pretensiones sociológicas. Bésame tonto (Billy Wilder, 1964), en la que Dean Martin comparte cartel interpretando a Dino, cantante chulo y vividor; un peligroso juego de Wilder entre la infidelidad y la prostitución. Pasiones Prohibidas (Mike Figgis, 1991) es su última película; trama de infidelidad, para no variar, añadiéndole un turbulento asunto de intriga con un arquitecto que descubre un crimen, mientras estudia un edificio. 

Paralelo a su belleza, Kim Novak ha dejado un legado, no sé si justificado o no, de ser mujer fatal devoradora de hombres y promotora de orgías en las que se consumía cocaína como un pasatiempo más.

 Casada dos veces: la primera con el actor británico Richard Johnson, cuyo matrimonio duró menos de un año, el mismo tiempo que estuvo con su segundo marido: Michael Brandon.

Gran amante de los animales, terminó enamorándose de Robert Malloy, doctor veterinario, con el que actualmente vive en su rancho de Oregón. Adoptó a los dos hijos del veterinario. Ella no tuvo hijos.

Fotograma de Me enamoré de una bruja

Amante de los caballos, en 2006 tuvo una caída y se rompió varias costillas que le perforaron un pulmón. Después, ha superado un cáncer de mama.

Ganadora de importantes premios: Globo de Oro (1955), BAFTA (1957), Oso de Oro (1997), entre otros. Es una mujer siempre dispuesta para acudir a festivales y eventos con fines sociales para hacer entregas de premios. Como anécdota, Donald Trump aficionado a asistir a los Oscar, en la ceremonia del 2 de marzo de 2014 cuando nuestra actriz ya tenía 81 años, tuvo el gesto de escribir en su cuenta de Twitter: “Kim Novak debería visitar al cirujano plástico”. Lejos de sentirse ofendida, (no ofende quien quiere sino quien puede), la actriz contestó: “En mi opinión, cualquier persona tiene derecho a verse lo mejor que pueda, y yo me siento mejor cuando me veo mejor”.

Ángel Domingo Pérez

 

 

 

Comentarios

  1. TikoZep dice:

    Es verdad que se relacionó con John F. Kennedy?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies