Mundo Yold. Hoy, en el 50º aniversario de su muerte, recordamos al mayor trompetista de todos los tiempos

Louis Armstrong, el genio del jazz que fue acusado de ‘Tío Tom’

 

 

Carmen Matas
5 julio, 2021

 Número de Comentarios (0)

Se cumplen 50 años del fallecimiento de Louis Armstrong, la primera super estrella internacional del jazz. A partir de los años 20, el virtuoso de la trompeta comenzó a cambiar el paradigma de este género, hasta convertirlo en lo que es hoy día. Sin embargo, en la época de la segregación racial en EE.UU, tuvo algunos problemas con la comunidad negra, acusado de ser una marioneta de los segregacionistas.

¿Es Louis Armstrong uno de los artistas más queridos de todos los tiempo? Probablemente. ¿Y el músico más importante de la historia del jazz? Seguramente también. Esta semana se cumplen 50 años de la muerte de este gran artista, el de la sonrisa eterna, que ha permanecido totalmente omnipresente a lo largo de estas cinco décadas.

Él es el absoluto virtuoso de la trompeta: aquel que cambió el enfoque del jazz de la improvisación colectiva a la expresión individual.

Solo él, con su alegre interpretación de Hello, Dollypudo, en 1964, acabar con el reinado de tres meses de los Beatles a la cabeza de todas las listas de éxitos.

Sin duda, Armstrong fue, durante más de 45 años, el actor fundamental que llevó al jazz a concebirse en la forma en que lo ha hecho. Él mismo desarrolló como pocos este género musical. Y prueba de ello fue que su estilo fue copiado por igual por saxofonistas, trompetistas, pianistas y, en general, todos los instrumentistas que componían el panorama del jazz en aquellos años 40 y 50. Era conocido como Satchmo por el gran tamaño de su boca, aunque otros músicos también le llamaban Pops, un apodo que representa perfectamente su papel de padre de gran parte de la música americana moderna y embajador principal del ­jazz.

Él es el absoluto virtuoso de la trompeta: aquel que cambió el enfoque del jazz de la improvisación colectiva a la expresión individual.

Pasión por la trompeta desde niño
Nacido en el seno de una familia muy pobre y en uno de los barrios más marginales de Nueva Orleans, Armstrong comenzó cantando en las esquinas de las calles siendo tan solo un niño. Pudo hacerlo gracias a una familia de inmigrantes judíos lituanos para los que trabajaba y quienes aceptaron a ese Armstrong niño como a uno más de la familia. Sin un centavo para comprar su primera trompeta, el señor Karnofsky, como era el apellido de la familia, se la compró.

Louis cantando una de las más maravillosas canciones de todos los tiempos

Aprendió, en primer lugar, a tocar la corneta en la banda de la Nueva Orleans, Home for Colored Waifs, un reformatorio para niños negros abandonados al que había sido enviado en varias ocasiones por delitos menores. Más tarde optó por la trompeta y evolucionó muy rápido: antes de llegar a la adolescencia ya era un elemento fijo en la escena musical de Nueva Orleans. Años más tarde se mudó a Chicago, donde grabó los discos que cambiaron la historia del jazz. Él fue la primera superestrella del jazz, enamorando al mundo entero por su forma de tocar, su canto exuberante y su arrolladora personalidad.

Fotograma del biopic sobre el músico

Armstrong comenzó cantando en las esquinas de las calles siendo tan solo un niño.

No tan querido en la comunidad afroamericana
Louis Armstrong se había ganado en los años 30 y 40 del siglo XX la más profunda admiración y el respeto del mundo del jazz y la música negra. Y sin embargo, con el paso de las décadas, la imagen que comenzó a proyectar parecía estar mucho más cerca del “showman” que solo se dedicaba a entretener al público blanco.

Así fue. A Louis Armstrong le tocó durante décadas cargar con la humillante mochila de “Tío Tom”, acompañada de la mirada desdeñosa de sus hermanos, que no toleraban esa sonrisa que parecía subestimar décadas de esclavitud y explotación. Según ellos, no se podía ignorar un presente de lucha y protesta y un futuro digno de orgullo negro tan sólo por caerle bien al público blanco, muchas veces compuesto por blancos del sur y segregacionistas.

“¿De qué te ríes, Satchmo?”, le preguntaban otros negros. Aquellos que estaban en la lucha, que eran rebeldes irreverentes, pero que además habían dejado atrás los tiempos del swing comercial y se sentían parte de una revolución también en la música, improvisando y dejándose llevar por el ritmo. Satchmo, sin embargo, era pura sonrisa. El también trompetista Miles Davis aseguró que “los programas de televisión únicamente invitaban a un negro si sonreía enseñando mucho los dientes, si hacía el payaso como Louis Armstrong”. Miles Davis jamás le perdonó a Armstrong esa sonrisa.

Comenzó a proyectar una imagen que parecía estar mucho más cerca del “showman” que solo se dedicaba a entretener al público blanco.

Con su mujer y compañera hasta el fin de su vida

Acabó posicionándose
Pero lo cierto es que Louis Armstrong no era indiferente a la lucha contra la segregación racial en Estados Unidos. Nunca lo fue. Lo que sí le ocurría es que no podía morder la mano que le daba de comer. Sin embargo, acabó haciéndolo. En 1957, cuando el gobernador racista de Arkansas, Osval Faubus, prohibió el acceso a un colegio de Little Rock a nueve jóvenes negros, Armstrong arremetió duramente en una entrevista contra la administración de Eisenhower. “¿Cómo puede ir un negro por el mundo en representación de un país que trata a sus ciudadanos negros como si fueran basura? Si me preguntan por ahí que está pasando en mi país, ¿qué voy a contestar? Por el modo que están tratando a mi gente en el sur, este gobierno se puede ir al infierno”.

Con su madre y hermana

Semanas antes, el propio Eisenhower lo había elegido como embajador cultural, y le había ofrecido hacer una gira por Europa. La respuesta de un irritado Armstrong sorprendió a todos. En la misma entrevista, el cantante agregó que el presidente Eisenhower tenía “dos caras” y “no tenía agallas” para intervenir. Los comentarios causaron sensación en los medios. Algunos blancos incluso pidieron boicots de los espectáculos de los trompetistas, pero la controversia pronto se desvaneció después de que Eisenhower finalmente enviara soldados para eliminar la segregación de las escuelas en Little Rock.

“Siento la situación de opresión igual que cualquier otro negro”, dijo Armstrong más tarde sobre su decisión de pronunciarse. “Creo que tengo derecho a sentirme dolorido y tenía que decir algo al respecto”.

Louis Armstrong no era indiferente a la lucha contra la segregación racial en Estados Unidos. Lo que sí le ocurría es que no podía morder la mano que le daba de comer.

Tocando con Paul Newman en el cumpleaños del actor

Fallecimiento
Su final fue como el que muchos desearían. Louis Armstrong padecía una enfermedad cardiaca y el 6 de julio de 1971, hace ahora 50 años, se marchó a dormir y nunca más despertó. Sólo dos días antes de morir, el músico había celebrado su 71 cumpleaños en el jardín de su modesta casa del barrio neoyorkino de Queens junto a familiares y amigos.

Hoy esa casa es un museo cuyo jardín trasero esconde un pequeño paraíso. Allí vivieron Louis y su esposa Lucile durante 30 años. Incluso cuando Satchmo alcanzó una absoluta fama mundial y tuvo dinero para comprarse un penthouse en Manhattan, la pareja siguió viviendo allí, donde se sentía entre sus iguales.

La casa museo del trompetista

Nunca olvidaremos a la gran figura de Louis Armstrong. No solo el mejor trompetista de la historia del jazz, sino el brillante y carismático músico que transformó el jazz en el género que es hoy en día. De hecho, muchos consideran que no está muerto, sino que sigue vivo a través de su música, permaneciendo en los corazones y las mentes de millones de personas de todo el mundo.

¿Conocías los problemas de Armstrong con la comunidad negra? ¿Qué opinas? No dudes en compartir tus sensaciones con nosotros a través de los comentarios o en alguna de nuestras redes sociales. ¡Nos vemos muy pronto!

Más información:

https://www.louisarmstronghouse.org/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies