Mundo Yold. El 21 de octubre cumpliría 110 años una de las grandes ilustradoras de todos los tiempos

Mary Blair, la auténtica Princesa Disney a la que no conocías

 

 

Inés Almendros
17 octubre, 2021

 Número de Comentarios (0)

Nunca la has visto, jamás oíste hablar de ella, pero conoces perfectamente sus dibujos, porque ella fue la creadora de las ilustraciones originales de clásicos Disney como Peter Pan, La Cenicienta o Alicia en el país de las Maravillas. Hoy contamos la historia de esta increíble artista e ilustradora, reconocida como una leyenda del dibujo y del color.

En la década de los cuarenta, en plena era de oro de las primeras películas de Disney, una artista de gran imaginación y creatividad conquistó, gracias a su talento, una mesa de trabajo propia, en los estudios de la famosa compañía, que hasta entonces estaban ocupados por un elenco plenamente masculino. Tanto que, en aquella época, a los responsables del equipo de ilustradores de la factoría se le apodaba “los nueve viejos”. Aunque su nombre no trascendió para el público global, lo cierto es que Mary Blair dejó una huella tan profunda, que con el tiempo fue reconocida, oficialmente, como una de las grandes leyendas de Disney.

Sus bocetos son considerados auténticas obras de arte, y siguen resultando totalmente icónicos.

Puro talento
Nacida el 21 de octubre de 2011, hace ahora 110 años
, en Oklahoma, Mary siempre recordó una infancia marcada por las estrecheces económicas de su familia. Sin embargo, gracias a su facilidad para el dibujo, y a las becas que obtuvo, pudo graduarse en Bellas Artes en la Universidad de San José.

Dibujos de algunos de los personajes de La Cenicienta

En 1934 se casó con el también artista Lee Everett Blair, con quien compartió no solo el resto de su vida, sino trabajo y la pasión por el arte. Aunque también fueron padres de dos niños, la pareja se las ingenió para compaginar, durante toda la vida, la familia con una dosis de trabajo mayor de la normal.

Con Walt Disney

Salir adelante para la pareja de dibujantes no fue fácil en los primeros años: tuvieron que abandonar sus obras vocacionales y trabajar para encargos comerciales. Pasito a pasito fueron captando fama y clientes, hasta que Lee fue contratado por Disney en 1938. Dos años después, las puertas también se abrieron para Mary, que comenzó a hacer trabajos para la factoría.

Uno de sus trabajos para Alicia en el País de las Maravillas

El joven matrimonio, además, fue invitado a viajar con un equipo entero de creativos, en una gira por Latinoamérica, para tomar notas y coger ideas. Aquel periplo, impulsado por el gobierno de Roosevelt en un programa de diplomacia cultural, al que fueron invitados un equipo de 17 dibujantes de Disney, supuso una influencia decisiva en el vibrante colorido de las obras de Mary.

Dibujos realizados para la preparación de Peter Pan

En 1950 recibió uno de sus encargos más importantes: la creación de las figuras para el largometraje de animación de La Cenicienta.

Poco a poco, el estilo personal de la dibujante fue cada vez más apreciado, hasta convertirse en una de las artistas favoritas de la factoría, y en la responsable de arte o color en distintas obras de animación de la época, como Saludos Amigos (1942), Los tres caballeros (1944), Make Mine Music (1946), Melody Time (1948), Johnny Appleseed (1948) y Las aventuras de Ichabod y Mr. Toad (1949).

El estanque de las sirenas en Peter Pan

Princesas de colores
En 1950 recibió uno de sus encargos más importantes: la creación de las figuras para el largometraje de animación de La Cenicienta. Ella fue la encargada, pues, de concebir las figuras, el color y el diseño original de la película, que posteriormente serían redibujadas por los técnicos de la factoría para poder ser animadas, en el complejo proceso que se realizaba por aquel entonces (cuando no había ordenadores), que consistía en realizar miles de dibujos en distintas posiciones, para después engarzarlos en un sofisticado montaje.

Durante el viaje que varios dibujantes realizaron por Sudamérica, publicado por la revista Life

Su trabajo en La Cenicienta resultó tan exitoso y celebrado, que posteriormente se ocupó también de la creatividad de otros de los filmes más importantes de la casa: Alicia en el País de las Maravillas(1951) y Peter Pan(1953). Sus bocetos de estas películas son considerados auténticas obras de arte, y siguen resultando totalmente icónicos.

Supo trasladar el uso arriesgado y vibrante del colorido al estudio Disney, como hasta entonces nunca se había hecho.

Dibujando en su estudio, sobre 1941

Mary, que era una excelente acuarelista, y que también había trabajado profundamente con el gouache, era una auténtica especialista con el color. Los críticos comparan su dominio del cromatismo con genios como Matisse.

Esbozo para La Cenicienta

Supo trasladar el uso arriesgado y vibrante del colorido al estudio Disney, como hasta entonces nunca se había hecho. Su obra nos muestra una vibrante estética, con un punto naif, a pesar de los planos contrastados. De hecho, la propia Mary solía vestir prendas de llamativos colores, que sabía combinar con otras igualmente llamativas.

Boceto para la atracción Its a small word

Tras su paso por Disney, en los años cincuenta, Mary continuó trabajando en California, dedicada a todo tipo de ilustraciones para editoriales, libros, publicidad. Regresó a Disney para realizar una icónica colaboración, el diseño de una de las atracciones de Disneyland en Anaheim, California. Denominado “Es un mundo pequeño”, el proyecto -con participación de Unicef- fue posteriormente recreado en otros parques.

Tras su trabajo en Disney continuó desarrollando múltiples proyectos

Sus últimos años, antes de fallecer por una hemorragia cerebral en 1978, a los 66 años, estuvieron marcados por sus problemas con el alcohol. En 1991, de forma póstuma, recibió la consideración de Leyenda Disney. Cuando se celebró el centenario de su nacimiento, en 2001, Google también la homenajeó con uno de sus famosos “doodles”.

Una vez hubo una princesa real, que habitaba de verdad, en el auténtico mundo de Disney. Se llamaba Mary Blair, y hacía magia con sus pinceles de colores…

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies