Mundo Yold. Recordamos los títulos cinematográficos que han recreado temibles erupciones volcánicas como las que ahora estamos viviendo en La Palma

Volcanes protagonistas de películas

 

 

 

Angel Domingo
17 octubre, 2021

 Número de Comentarios (0)

El cine no ha sido insensible a las terroríficas y a la vez fascinantes imágenes de un volcán en erupción, que estos días son protagonistas en los medios de comunicación por la colada en avance en la isla canaria de La Palma. Ángel Domingo nos trae hoy un palmarés de títulos cinematográficos plenos de lava ardiente, arrasadoras coladas y temibles rugidos. ¡Imperdible recordatorio en estos tiempos!

Llevamos días presenciando el desastre ocasionado por el volcán canario de Cumbre Vieja, en la isla de La Palma, y os puedo asegurar que no existe ficción que muestre mejor el terror que viven las personas al encontrarse en una situación tan alarmante. Pero el cine, desde sus comienzos, ha intentado recrear estos desastres naturales más de una vez. Repasemos las películas más emblemáticas sobre estos desastres:

Al este de Java (Bernard L. Kowalski, 1969). Indonesia es, tal vez, la zona geográfica del planeta donde existen más volcanes con alto riesgo de entrar en erupción. A finales del siglo XIX la nave Batavia Queen, tras zarpar del puerto de Singapur, es sorprendida por la erupción del mítico volcán Krakatoa. Maximilian Schell asume el papel de héroe, y la bella Diane Baker el de la dama en apuros.

 

El día del fin del mundo (James Goldstone, 1980). Viendo que el título no jugaba a su favor para atraer al público, sus productores apostaron por un reparto excepcional: Paul Newman, William Holden y Ernest Borgnine en la parte masculina, y Jacqueline Bisset y Valentina Cortese en la femenina. Helby Gilmore (William Holden) dirige un lujoso hotel en una paradisíaca isla de Hawai, donde se eleva un impresionante volcán, inactivo desde hace mucho tiempo. Mantiene relaciones con Kay Kirby (Jacqueline Bisset), quien a su vez ama a Hank Anderson (Paul Newman), un experto en la búsqueda de petróleo. Bob Spangler (James Franciscus), el dueño de la isla y socio de Gilmore en el hotel, sabe que existe la posibilidad de que el volcán vuelva a entrar en erupción, pero lo mantiene en secreto con el fin de no espantar a los turistas y proteger su negocio petrolero. Pero la desgracia es inevitable y ríos de lava empiezan a arrasar la isla. Esta película hace hincapié de forma evidente en el tópico de la confrontación seguridad/beneficios económicos, como ha ocurrido en polémicas decisiones políticas en estos tiempos de Coronavirus.

El diablo a las cuatro (Mervin LeRoy, 1961). Atractiva cinta de aventuras que hoy está injustamente olvidada. Cuando un volcán, situado en una pequeña isla del Pacífico Sur entra en erupción, un sacerdote (Spencer Tracy) y tres presidiarios arriesgarán la vida para salvar a los niños y al personal de un hospital infantil. Sé que suena a tópico, pero su calidad técnica y el heroico personaje que interpreta Spencer Tracy hace que merezca estar en esta lista.

Joe contra el volcán (John Patrick Shanley, 1990). Ejemplo idóneo de película que todo el mundo conoce, pero pocos se han interesado en ver. Joe Banks (Tom Hanks) es un maniático que odia su trabajo lleno de luces fluorescentes porque cree que lo enferman, y tiembla en presencia de su jefe. Se siente atraído por su secretaria (una encantadora Meg Ryan), pero no se atreve a hablar con ella. Su vida cambia radicalmente cuando le diagnostican un tumor cerebral y le dan cinco meses de vida. Contra todo pronóstico, Joe experimentará un intenso sentimiento de liberación y de pasión por la vida. Quizás el saber que tiene la fecha de muerte asignada es el motivo de su decisión de enfrentarse a situaciones tan peligrosas como ver de cerca un volcán en erupción. Contra todo pronóstico conoce a la mujer encarnada por Meg Ryan que le anima a luchar por su vida porque se enamora de él. A veces ocurre que un tumor maligno actúa como un volcán dentro de nosotros.

Lava (Ayar Blasco, 2019). La factoría Pixar, que todavía no había producido sus grandes hitos animados, comenzó a demostrar su potencial con esta sencilla historia sobre Débora, una soñadora joven que se dedica a hacer tatuajes. Una noche cualquiera, su compañera de vivienda invita a su novio y a un amigo a la casa que comparten. Sentados en el sillón, consumen la serie del momento (ficticia por supuesto), Gain of Clones, hasta que, de repente, la señal se corta y la pantalla se tiñe de rojo mientras flotan unas imágenes subliminales. Nadie recuerda lo que pasó los últimos dos minutos. La respuesta estará en la enigmática presencia de gatos gigantes que más tarde invadirán la ciudad.

Los últimos días de Pompeya (Ernest B. Schoedsack, 1935). Terminamos este breve artículo con el volcán más famoso de todos los tiempos: el monte Vesubio. Quan Marcus (Preston Foster) es un gladiador que goza del favor de Poncio Pilatos. Al regresar de un viaje a Jerusalén encuentra a su hijo adoptivo, Flavio, gravemente enfermo y lo lleva ante Jesús. El niño consigue sobrevivir milagrosamente y la vida de padre e hijo cambia. Aunque nada de eso importará cuando ríos de lava dejen a la ciudad en una calma que durará toda la eternidad.

 Ángel Domingo Pérez

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies