Mundo Yold. Aniversario del primer transporte subterráneo de la historia

Metro de Londres: 160 años del primer metro del mundo

Inés Almendros
9 enero, 2023

El de Londres fue el primer ferrocarril metropolitano del mundo, o más conocido por todos como Metro, inaugurado el 9 de enero de 1863. Aunque su creación generó mucho escepticismo, fue crucial para el crecimiento y desarrollo de la capital británica. En su 160 aniversario, te desvelamos todo sobre la creación del Metro de Londres.

El periódico The Times calificó la inauguración en 1863 de la primera línea del ferrocarril metropolitano, que más tarde se conocería como el Met o Metro a secas, como un “gran triunfo de la ingeniería de nuestro tiempo”. La propuesta original se atribuye al abogado londinense Charles Pearson, un gran defensor de las reformas, con el objetivo de facilitar los desplazamientos en la ciudad.

En aquel momento las calles de Londres no contaban con automóviles -todavía no se habían inventado-, pero estaban atestadas de personas, caballos, carruajes y hasta carretas tiradas por bueyes para el transporte de mercancías. Aquella primera línea de metro constaba de poco más de 6 kilómetros, pero hizo historia.

La Línea Metropolitana de Londres se inauguró el 9 de enero de 1863 y transportaba hasta 40.000 pasajeros diarios en ese momento.

Estación de Baker Street

“No hay espacio”
Ocupado, congestionado, estresante. Así es como los periódicos londinenses describieron
el primer sistema de metro del mundo, hace ahora 160 años. Quizá si preguntáramos a los usuarios del metro actual, podríamos encontrar calificativos similares, por la gran afluencia que tiene el sistema de metro en la capital británica..

“El anuncio constante cuando llegan los trenes, de ‘no hay espacio’, genera un ambiente generalizado de desánimo entre los que esperan”. Es lo que comentaba el periódico The Guardian sobre la apertura al público de la línea metropolitana de Londres, el 10 de enero de 1863. El primer tramo de metro había abierto el día anterior, el 9 de enero.

En la línea, la primera pieza de lo que ahora es una extensa red de transporte, operaban, en el año de su inauguración, 120 trenes diarios en cada sentido, transportando nada menos que 40.000 pasajeros cada día.

Aquella primera línea de metro constaba de poco más de 6 kilómetros, pero hizo historia.

Clave en el desarrollo de la ciudad
La rápida expansión de la red de subterráneos, más conocida en Londres como Tube, tuvo un gran impacto en el diseño de la ciudad, dando forma a la capital británica y sus suburbios. El metro ayudó a dispersar a la población desde el centro de la ciudad hacia nuevas áreas, donde comenzaron a construirse viviendas cerca de las estaciones.

En 1919, la empresa Metropolitana se involucró directamente en el desarrollo de lo que se denominó ‘Metro-land’ en los territorios a las afueras. Uno de los carteles promocionales de la compañía mostraba filas de casas amontonadas en el centro de la ciudad e instaba a la gente a “dejar esto y mudarse a Edgware”.

Al mismo tiempo, estas campañas hacían alusión a los beneficios que aportaba una vida suburbana tranquila y sin contaminación, que además ofrecía un rápido acceso a los servicios culturales y a las obligaciones laborales en la ciudad. Esta línea metropolitana pionera generó una nueva ola de desarrollo subterráneo que hoy se ha convertido en un sistema de más de 400 kilómetros que transporta la friolera de 1.200 millones de pasajeros cada año.

La propuesta original se atribuye al abogado londinense Charles Pearson, un gran defensor de las reformas.

Sin lugar a dudas, el Metro de Londres supuso una nueva forma -y muy eficiente- de mover un gran número de personas dentro y fuera de la ciudad. Por este motivo, el concepto fue rápidamente imitado por otras ciudades alrededor del mundo. El primero en Europa continental fue el Metro de Budapest en 1896, seguido del Metro de París en 1900. Mientras tanto, en Estados Unidos, el Metro de Nueva York surgió en 1904 y el de Filadelfia en 1907. El Metro de Tokio data de 1927, y el Metro de Moscú se inauguró en 1935. El primero en Sudamérica fue el metro de Buenos Aires en 1913. El Metro de El Cairo (Egipto) fue el primero de África en 1987.

Una creación repleta de detractores
La idea original del Metro de Londres fue de Charles Pearson, un abogado que vio esta alternativa como una herramienta de reforma social, que permitiría a la población más pobre vivir en entornos más saludables en las afueras de la ciudad. En su persistencia por promocionar la línea, Pearson hizo una contribución crucial al involucrar a la Corporación de la Ciudad de Londres, el organismo rector del distrito financiero, para que invirtiera en la línea.

Charles Pearson

La rápida expansión de la red de metro tuvo un gran impacto en el diseño de la ciudad.

Como muchas otras acciones innovadoras, la propuesta de construir una línea ferroviaria subterránea de casi 6 kilómetros desde la estación de Paddington, en el centro de Londres, hasta Farringdon, en el límite del distrito financiero, en el este de la ciudad, despertó un gran escepticismo y gran cantidad de críticas en el momento en el que se propuso.

Un editorial en The Times of London arremetió duramente contra el proyecto: “Un ferrocarril subterráneo debajo de Londres, con terribles túneles húmedos y ruidosos, lejos del alcance de la luz o la vida; pasajes habitados por ratas, empapados las goteras del alcantarillado y envenenado por el escape de las tuberías de gas”.

El London Daily News, por su parte, optaba por el sarcasmo: “Por primera vez en la historia del mundo, los ciudadanos podrán viajar en cómodos y agradables vagones, más abajo que las tuberías de gas y agua e incluso que los cementerios”.

Y lo cierto es que, en un principio, las locomotoras de vapor del Metro de Londres emitían humos muy desagradables y dañinos que inundaban los túneles y que incluso manchaban la ropa de las personas con partículas de carbón. El cambio a las líneas eléctricas se produjo hasta 1890.

Inauguración de Farringdon

¿Conocías la historia del Metro de Londres? ¿Sabías que era el primer metro de la historia? No dudes en compartir tus sensaciones con nosotros a través de los comentarios o en alguna de nuestras redes sociales. ¡Nos vemos muy pronto! 

Más información:

https://tfl.gov.uk/modes/tube/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies