Mundo Yold. Te contamos el origen de la famosa leyenda de La Llorona

¿Qué hay realmente detrás de la leyenda de La Llorona?

Carmen Matas
20 marzo, 2020

 Número de Comentarios (0)

La Llorona es una leyenda que desde hace siglos forma parte del folclore  latinoamericano. Cuenta la historia del alma en pena de una mujer que asesinó a sus propios hijos. ¿Quieres conocer su origen? Te lo contamos todo.

La pasada primavera llegó a la gran pantalla La Llorona, una nueva producción de terror de los creadores de films como Expediente Warren. En el largometraje, un fantasma de una arraigada leyenda de origen latinoamericano viene dispuesto a traer sus deseos de venganza al público de todo el mundo. Pero, ¿qué es exactamente la maldición de La Llorona? Hoy en Gente Yold te lo contamos.

La mujer fantasmal que representa a La Llorona es ya un icono del cine y la literatura de terror

Desde el México colonial y hasta ahora, la Llorona hace referencia a una leyenda que tiene como protagonista a una mujer de cabello largo que, vestida de blanco, se aparece de noche, a veces en las encrucijadas de los caminos, llamando con desgarradores llantos y lamentos a sus hijos.

Esta mujer deambula por las calles de la Ciudad de México en busca de sus hijos, a los que ella misma asesinó.

Aunque las versiones de la historia pueden cambiar, la más predominante es la que asegura que esta mujer deambula por las calles de la Ciudad de México en busca de sus hijos, a los que ella misma asesinó, enloquecida, durante una noche. Unos dicen que aparece en lugares por donde alguna vez pasó un río, otros que es una mujer muy bella…. En lo que sí se coincide siempre es que quien tiene la suerte o la desgracia de encontrársela siempre escucha su aterrador grito: “¡Ay, mis hijos!”.

La Llorona es una figura enigmática y fantasmal grabada a fuego en el imaginario colectivo

La leyenda de La Llorona es, sin duda, una de las más difundidas en Latinoamérica. Y, con el paso del tiempo, es ya conocida en el mundo entero.

¿De dónde nace esta leyenda?
Como en muchas leyendas de este tipo, hay varias versiones sobre el origen de la historia. Una de las más conocidas es la que se remonta a la época colonial de México, cuando los españoles tenían el control del país en el siglo XVI. Según se refleja en las crónicas de Bernal Díaz del Castillo, que participó en la conquista del Imperio mexica, una mujer de origen indígena era amante de un caballero español, con el que tuvo tres hijos.

Bernal Díaz del Castillo

Cuando ella le pidió formalizar la relación, él le anunció que iba a casarse con una prestigiosa dama española de la clase alta. Según la historia, esa noche la mujer despertó a sus hijos, tomó un puñal y los llevó al río que estaba cerca de su casa. Una vez allí, cegada por la ira, los apuñaló varias veces hasta que los dejó sin vida.

 

Malinche haciendo de intérprete de Hernán Cortés 

La versión más conocida remonta el origen de la leyenda a la época colonial de México.

Según la historia, la mujer, al darse cuenta de lo que había hecho, corrió desesperada por el río y emitió el escalofriante grito que tanto la caracteriza. Desde esa noche no se volvió a saber más de ella y se convirtió en mito.

Retrato de Malinche

Según el historiador mexicano Efraín Franco Frías, esta es una de las versiones de La Llorona que posteriormente se asoció con Malintzin, mejor conocida como Malinche, una mujer que fue amante del conquistador Hernán Cortés. Ambos tuvieron un hijo, pero cuando Cortés regresó a España se lo arrebató sin que ella pudiera impedirlo. Ni sus lamentos consiguieron que ella pudiera volver a ver a su bebé.

Mala madre
Si la historia no era ya lo suficientemente trágica para la figura de esta mujer, con los años se le fue dando un tinte aún más cruel. El nombre de Malinche significa traidora, y es que comenzó a verse como una especie de traición e incluso de mala madre el hecho de que esta mujer no fuera capaz de defender a sus hijos.

Algunos la relacionan con “La Malinche”, una mujer que fue amante del conquistador Hernán Cortés.

Incluso la Iglesia Católica empezó a utilizar la historia como ejemplo para hacer ver que, si una mujer se entrega a los amores prohibidos y no cumple con los deberes tradicionales de madre, va a estar condenada al sufrimiento.

Hacia el siglo XVIII más de un cronista identifica a la indígena como La Llorona y como la mala madre. A partir de entonces, el mito de La Llorona deja de estar exclusivamente relacionado con el agua -anteriormente siempre se decía que salía de algún lago- y las versiones sobre las apariciones de esta mujer que llora por sus hijos empiezan a multiplicarse.

Lago de Texcoco

Otra versión
Pero existe otra versión de la historia de La Llorona que se ubica aproximadamente una década antes de la llegada de los conquistadores españoles a México, en 1521. En los escritos de Fray Diego Durán, uno de los evangelizadores españoles, aparecen referencias a esta figura. Según estos textos, a oídos del emperador azteca Moctezuma, llegaban historias de paseantes nocturnos que contaban haber visto a una mujer que salía del Lago de Texcoco, sobre el cual se encontraba la legendaria Tenochtitlán, que lloraba y gemía.

En 2013 la Llorona fue declarada Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México.

La historia también se transmitió a Fray Bernardino de Sahagún, un misionero franciscano cuyas obras han ayudado a la reconstrucción de los hechos del México antiguo. En este caso, según los escritos del misionero, los indígenas le aseguraban que por las noches esta mujer gritaba ¡Hijitos míos, pues ya tenemos que irnos lejos!”; ¡Hijitos míos ¿a dónde os llevaré?”, en referencia a su intento de salvar a los nativos de la masacre que estaba por venir con la llegada de los conquistadores españoles.

La leyenda ha dado pie a toda clase de recreaciones figurativas a cual más terrorífica

Patrimonio cultural intangible
La figura de La Llorona es tan relevante en el país mexicano, que en 2013 fue declarada Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México por la Asamblea Legislativa del Distrito Federal. En la sesión de aprobación, el diputado que impulsó la propuesta, Fernando Mercado, alegó que La Llorona ha “inspirado leyendas e historias que han trascendido y ya forman parte de la identidad de millones de mexicanos, y aún hoy en día en las colonias, barrios y pueblos de esta capital y del país hay personas que transmiten el relato tal y como lo escucharon de sus padres, abuelos, tíos y vecinos”.

Sin duda, La Llorona es mucho más que una simple leyenda para México, convirtiéndose en casi símbolo de un país, de sus gentes y de sus tradiciones.

¿Conocías la leyenda de La Llorona? ¿Sabías cuál era su origen? No olvides trasmitirnos todas tus impresiones a través de los comentarios. Y si te ha gustado este reportaje, nos haría muy felices que lo compartas a través de las redes sociales. ¡Muchas gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies