Mundo Yold. Hoy reflexionamos sobre la necesidad de conocer nuestros errores y aciertos para crecer por dentro y madurar

¿Quién es el ganador, el que llega antes o el que más disfruta la carrera?

 

 

Inés Almendros
25 octubre, 2021

 Número de Comentarios (0)

Ganar es el objetivo de cualquier jugador, el leitmotiv de un deportista. La sensación de victoria es emoción, triunfo, orgullo, poder. Pero, ¿el campeón es siempre el que conquista la medalla? Recientemente, durante las últimas olimpiadas, la gimnasta Simone Biles nos dio un ejemplo de que, a veces, ganar no significa ser el campeón, ni llevarse la medalla a casa. La carrera de la vida no la gana el primero, sino el que más disfruta corriendo. Un aprendizaje de lo más aportador, que podemos aplicar a muchos aspectos de nuestra vida cotidiana.

“The WinnerTakes It All” (El ganador se lo lleva todo) decía una de nuestras canciones favoritas de toda la vida, del mítico grupo Abba. Efectivamente, ganar es una premisa importante en nuestra cultura competitiva, donde el triunfo no solo se premia con medallas, sino con un gran reconocimiento social, al tiempo que el fracaso suele abonarse con olvido y hasta desdén. Pero, ¿realmente tenemos una concepción apropiada de lo que significa una gran victoria? ¿Es verdad que “el ganador” se lo lleva todo?

Hace algunas semanas, durante los recientes Juegos Olímpicos de Tokio, la gran atleta Simone Biles dio una enorme lección al mundo; una magistral master class de lo que significa realmente ser toda una campeona. En los días en los que tenía que competir, sufrió un ataque de estrés y ansiedad; tal y como ella misma comunicó posteriormente, fueron “problemas mentales” que no le permitían disfrutar de sus ejercicios, ni practicarlos adecuadamente. En este momento Biles, en vez de seguir empeñándose en dar saltos inseguros hacia adelante, dio un salto atrás: se retiró de algunas de las competiciones y admitió que no podía seguir, porque sufría con la tensión, porque no estaba capacitada para disfrutar en la competición y, por tanto, para ganar. En esta ocasión, Biles no se llevó a su casa las medallas de oro, pero regresó a su país con el aplauso de millones y millones de personas en todo el mundo, y sin duda, con su mente más tranquila. Visto desde este punto de vista, muchos creemos que Biles, una vez más -y esta vez sin saltos- fue una de las grandes triunfadoras de las olimpiadas. Por cierto, no olvidemos que, con 19 títulos de campeona mundial, y 25 medallas ganadas en los campeonatos mundiales, Biles es la gimnasta más laureada de todos los tiempos.

Simone Biles

Relajar la mentalidad competitiva para ganar más y mejor
Evidentemente, el deporte, el juego y los retos que nos ponemos en la vida, necesitan la ambición de la victoria. Sin el deseo de ganar, de conquistar, tal vez nuestros ancestros se hubieran quedado en las cavernas. El deporte de competición, de cualquier tipo, no tendría sentido y ni siquiera existiría sin el ansia del triunfo; querer ganar de forma deportiva, lícita, es sin duda la recompensa al esfuerzo supremo, el cenit al trabajo y a la evolución.

Pero en esta competición que es nuestra vida cotidiana y real, hay otras muchas formas de ganar, y no todas pasan por ser los primeros, o conquistar la medalla… El triunfo es un camino lento y esforzado, al que podemos llegar aprendiendo lo que significa el fracaso.

Y es que, en esta sociedad que idolatra al campeón, nos olvidamos que para ganar hay que pasar por la fase del aprendizaje, la lucha, y la derrota. Y en este sentido, nos encanta lo que dijo en 2019 el gran ciclista Perico Delgado; palabras que últimamente han sido recuperadas en algunos medios y se han hecho virales.

Perico Delgado

-“Estamos enseñando a ganar, cuando deberíamos enseñar a perder. Porque, sencillamente, ocurre más. Yo corrí 11 tours y sólo gané uno. El deportista, a lo que está acostumbrado, es a convivir con la derrota. Pero estamos creando una sociedad de iconos victoriosos y nos olvidamos de la cantidad de trabajo y de derrotas que son necesarias para lograr una sola victoria. La de veces que antes de ser primero, has sido segundo, tercero, último o has abandonado. Ganar es el objetivo, pero no es lo que define al deportista. Lo que le define es todo el trabajo que hace para intentar ganar. Lo logre o no. Cuando yo era segundo o tercero en el Tour, se vivía como un auténtico éxito. Ahora eres segundo y te dicen que sí, que bien, pero que has perdido. Me da pena que estemos creando una sociedad donde sólo vale ser el número 1”.

También nos parece realmente aportadora esta frase, en la misma línea, del gran Rafa Nadal: Perder no siempre es negativo, el miedo a perder sí”.

Tal y como nos enseñan estos campeones supremos, tantas veces victoriosos, para conquistar una victoria, hay que vivir muchas derrotas. Y en ocasiones, tal y como dice el refrán, y como la propia Biles hizo, “una victoria puede ser una retirada a tiempo”.

El mayor triunfo real para los participantes, la victoria inicial es, de por sí, poder participar en el juego, la oportunidad de medirse con otros más fuertes, rápidos, expertos. Porque esto nos permite crecer, aprender y por supuesto, disfrutar.

Trasladando estas reflexiones a nuestra vida cotidiana, tenemos que aprender a gestionar lo que significa el triunfo y la derrota. Porque verdaderamente, el ganador no es solo el que se lleva la medalla. Aplicándolo a nuestra vida cotidiana, podemos relajarnos un poco en nuestras, a veces, exigentes metas. No es tan importante quedar por encima de los demás, ni demostrar que somos los mejores. No pasa nada porque nos caigamos una y otra vez, lo importante es seguir caminando. En nuestra vida real, la auténtica meta no debe ser llegar, sino disfrutar del camino. La partida de la vida no la gana quien más corre, sino quien más disfruta con cada paso que corre.

¿Quién gana más, el que se lleva la medalla o el que más se ha divertido corriendo? Os dejamos reflexionar…

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies