Mundo Yold. Se cumplen 80 años del debut de ‘el Rey de las rancheras’

Recordamos a Pedro Infante, pasados 80 años de su debut

Carmen Matas
2 febrero, 2019

 Número de Comentarios (0)

Se cumplen 80 años del debut de Pedro Infante, uno de los personajes más representativos y carismáticos de la cultura popular mexicana, que conquistó el mundo entero. Su talento, carisma y sencillez le convirtieron en todo un ídolo de masas.

La era de oro del cine mexicano no podría entenderse sin Pedro Infante. Su legado no ha pasado por alto en la cultura popular mexicana. En 2019 se cumplen nada menos que 80 años del debut de ‘El Rey de las rancheras’, tal y como es conocido el actor y cantante sinaloense, a la par famoso por su porte de mariachi, como por haberse convertido en el rompe corazones de época.

Pedro Infante recreó el mito del mariachi, del músico y cantante conquistador, latino y seductor

En sus comienzos en Sinaloa, su ciudad natal, formó parte de varias orquestas con las que cantaba en la radio local. En 1939 decidió trasladarse a Ciudad de México, la capital del país, para participar en varios concursos de canto, pero en la mayoría de ellos fue rechazado por, según le decían constantemente, “no conseguir dominar los nervios”, y, por ende, no lograr demostrar sus conocimientos musicales.

En la mayoría de los primeros concursos de canto a los que se presentó en 1939 fue rechazado.

Los comienzos del ‘ídolo de Guachumil’
Su vida cambió cuando ese mismo año Pedro apareció por primera vez en la película En un burro tres baturros. Aunque solo fuese como extra, hoy conmemoramos los 80 años de ese momento, ya que supuso el comienzo de un hito de la actuación y de la música, tanto en México como a escala internacional. Tras este debut, poco a poco, Pedro Infante empezó a ganarse papeles secundarios, hasta que su carisma lo llevó a conquistar roles más importantes, marcando sin duda una tendencia en el cine mexicano. La figura del mariachi, en la que le vemos en películas como Los tres García (1947) o Dos tipos de cuidado (1952), fue uno de los principales roles que le condujeron a lograr su indiscutible fama internacional.

En una multitudinaria actuación con su grupo de mariachis

En sus 18 años de carrera cinematográfica, el artista mexicano rodó nada menos que 63 películas, entre las que se encuentran Nosotros los pobres, Ustedes los ricos Los tres Huastecos. Solo en 1952, en el clímax de su éxito, llegó a rodar la friolera de seis largometrajes en un solo año -y en todos era el protagonista-: Pepe El Toro, Ansiedad, Dos tipos de cuidado, Los hijos de María Morales, Un rincón cerca del cielo y Ahora soy rico. En 1953 volvió a superarse y rodó ni más ni menos que nueve películas, aunque en tres de ellas no era el protagonista.

La figura del mariachi fue uno de los principales roles que le valieron su indiscutible fama internaciona.l

Sin duda, Pedro Infante formó parte de lo que ha pasado a la posteridad como la ‘época de oro del cine mexicano’, un periodo en la historia del séptimo arte del país norteamericano comprendido entre 1936 y 1959,​ en que su industria cinematográfica alcanzó altos grados de calidad en la producción y un considerable éxito económico. Durante esta época, Infante compartió escenarios con una generación de grandes estrellas como María Félix, Blanca Estela Pavón, Sara Montiel, Silvia Pinal y Silvia Derbez, así como con figuras como Jorge Negrete, los hermanos Soler, Joaquín Cordero y Luis Aguilar.

Infante también representó el papel de galán en numerosas películas

En la década de 1950, el productor Antonio Matouk aseguraba que Infante ganaba el triple que Cantinflas, ya que aparecía en más películas, y cobraba 20 mil pesos -cerca de diez mil euros- semanales por presentaciones. Se cree que su fortuna en 1957 ascendía a unos 10 millones de pesos -cerca de medio millón de euros.

Su actuación en Tizoc: Amor indio le valió un Oso de Plata en el Festival Internacional de Cine de Berlín en 1957, convirtiéndose en el único actor mexicano en ganar este importante reconocimiento de la academia alemana. Premio que, por cierto, nunca pudo recoger, pues falleció poco antes en un accidente aéreo.

A la derecha, en la pista del aeropuerto de Mérida

Una trayectoria de oro que ha provocado que las películas de Pedro Infante no hayan dejado de ser transmitidas en la televisión mexicana, así como en la de la mayoría de países hispanos.

Pedro Infante con un tomavistas, las cámaras de vídeo de la época

Hito musical
Para el artista mexicano, sus carreras musical y cinematográfica fueron siempre prácticamente de la mano, ya que en la mayoría de sus películas, a parte de actuar, como sabemos, Infante también cantaba. El Rey de las rancheras publicó varios álbumes, el primero de ellos en 1943, llamado El soldado raso, que vino poco después de haber comenzado su carrera en el cine.

Pedro Infante formó parte de lo que ha pasado a la posteridad como la época de oro del cine mexicano.

En total, Pedro Infante grabó más de 340 piezas de todo tipo de géneros: desde el bolero, la ranchera y el chachachá, hasta el huapango, el vals y los corridos. Entre sus canciones más recordadas se encuentran Amorcito Corazón, Cielito lindo, Cucurrucu Paloma, Cien Años, Cartas a Eufemia y Yo no fui.

El momento más épico de su carrera musical fue sin duda su versión de Las mañanitas, grabada en 1950, de la que en tan solo unos meses se vendieron 155 mil copias, un auténtico récord de ventas en aquella época. Según la casa discográfica Peerles, que grabó todos sus discos, esta versión de la conocida canción había vendido en 1985 más de 15 millones de copias, solo en México.

El cantante durante una de sus exitosas grabaciones

Ídolo inmortal
Pedro Infante encontró la muerte el 15 de abril de 1957, a los 39 años de edad, haciendo otra de las cosas que más le apasionaban, después de la actuación y la música: pilotar aviones. La repentina pérdida, en plena cima de su carrera, provocó que el artista se convirtiera automáticamente en toda una leyenda.

Es el único actor mexicano que ha ganado el Oso de Plata del Festival Internacional de Cine de Berlín.

Tal y como reportó el periódico mexicano El Universal en el momento de su muerte, “varias de las inconsolables admiradoras de Pedro sufrieron desmayos en el momento preciso en que salía el ataúd del aeropuerto, y fueron atendidas inmediatamente por las ambulancias que, en gran número, fueron concentradas por la Benemérita Cruz Roja Mexicana”.

El féretro descendiendo del avión a su llegada al D.F.

La histeria colectiva fue tal que, incluso en Caracas, Venezuela, una joven de 19 se quitó la vida al conocer la noticia del fallecimiento de Pedro Infante a través de la radio.

El coche fúnebre con los restos del cantante fue despedido por miles y miles de mexicanos

El avión en el que viajaba Infante se estrelló en la ciudad mexicana de Mérida y sus restos nunca se expusieron al público, debido al mal estado de los restos mortales tras el accidente. Sin embargo, esto dio lugar a no pocas especulaciones sobre la verdadera razón de la muerte del artista, como rumores sobre un posible suicidio o un crimen pasional.

Más información:

https://www.imdb.com/name/nm0408626/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies